Inicio ASP Las infecciones en pacientes ingresados en UCI se multiplicaron por cuatro en...

Las infecciones en pacientes ingresados en UCI se multiplicaron por cuatro en la primera ola del Covid-19

CSIF-Covid-persistente

..Redacción.
Durante los tres primeros meses de la pandemia de Covid-19 las infecciones relacionadas con el uso de dispositivos en pacientes ingresados en las UCI se han multiplicado por cuatro, según los últimos datos analizados del Registro Envin de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc). Los intensivistas advierte que la pandemia «ha hecho temblar los cimientos de muchos años de trabajo» para reducir este tipo de infecciones a través de los Proyectos ZERO, para garantizar la seguridad de los pacientes críticos. Hasta la llegada de la pandemia, se habían conseguido reducir las neumonías relacionadas con ventilación mecánica, las candidemias adquiridas y las infecciones por el uso de sonda uretral.

La pandemia «ha hecho temblar los cimientos de muchos años de trabajo» para reducir las infecciones relacionadas con el uso de dispositivos en las UCI

Los datos definitivos de todos los hospitales que participan del registro Envin se darán a conocer en enero. Pero los primeros que ya se han aportado, correspondientes al Hospital Universitario de Guadalajara y al Hospital del Mar (Barcelona), coinciden: han detectado cuatro veces más este tipo de infecciones en comparación con otros años. Son centros que se consideran representativos de lo que ha ocurrido en el resto de unidades de críticos que, en su mayoría, han constatado una tendencia muy similar. Además, estos dos centros hacen seguimiento continuo de los datos durante todo el año y no solo durante tres meses, como en otras unidades. Esto que permite tener ya datos reales.

El Dr. Francisco Álvarez, responsable del Registro Envin en Guadalajara, presentó estos resultados durante un seminario online monográfico de Semicyuc, en el que señaló las razones del aumento de este tipo de infecciones. Por un lado, destacó el incremento de camas de críticos fuera del área habitual. Por otro, la incorporación de personal sanitario sin formación en el manejo de dispositivos invasores. La dificultad para seguir las recomendaciones de los Proyectos Zero para evitar estas infecciones, es otro de los factores citados.

El incremento de camas de UCI fuera del área habitual, personal sanitario sin formación en el manejo de estos dispositivos y dificultades para aplicar los Proyectos Zero, razones de este aumento

«La influencia de la Covid-19 ha sido muy acusada, al subir tanto la estancia como la mortalidad. Las tasas de infección subieron en muy poco espacio de tiempo”, explicó el Dr. Antonio Albaya, intensivista del Hospital Universitario de Guadalajara. Son cifras que «preocupan», señaló el Dr. Ricard Ferrer, presidente de la Semicyuc, «Hemos de volver cuanto antes a la normalidad, incluso con las UCI extendidas, para recuperar la asistencia de calidad que habíamos alcanzado antes de la pandemia”.

Los logros alcanzados en los últimos años, en peligro
Según expuso el Dr. Joaquín Lobo, del Complejo Hospitalario de Navarra, las tasas de neumonías relacionadas con ventilación mecánica (NVM) en España han conseguido reducirse de forma sostenida con la implantación del Proyecto Zero Neumonía: antes de la pandemia se situaron en menos de seis episodios por cada 1.000 días de ventilación mecánica. Una cifra por debajo del estándar propuesto por Semicyuc y muy lejos de las tasas anteriores, cuando se superaban los 15 episodios por 1.000 días de VM. Sin embargo, la mortalidad de los pacientes que presentan esta infección, sigue siendo alta, ya que se sitúa en torno al un 30%.

«La influencia de la Covid-19 ha sido muy acusada, al subir tanto la estancia como la mortalidad. Las tasas de infección subieron en muy poco espacio de tiempo”

Los datos nacionales de la mortalidad de pacientes con una o más infecciones relacionadas con dispositivos invasivos en UCI han aumentado en los últimos tres años (2017-2019). Especialmente en los casos relacionados con neumonía por ventilación mecánica y bacteriemias secundarias. La Dra. María Pilar García, del Hospital del Mar, señaló que aún no se conocen los datos de incidencia en este sentido en pacientes Covid-19. Pero advirtió de que «la gravedad de los pronósticos que nos hemos encontrado en los últimos meses hace pensar que la mortalidad atribuible a las infecciones por el uso de dispositivos vaya a subir”.

En el caso de las candidemias adquiridas en UCI, han disminuido en los últimos años, pero su presencia continúa asociándose a una elevada mortalidad. La tasa de infección por el uso de sonda uretral se ha reducido a menos de 2,7 episodios por 1.000 días. Según explicaron los Dres. Mercedes Catalán, de Hospital 12 de Octubre y Xavier Nuvials, del Vall d’Hebron, las tasas de esta infección están por debajo del objetivo fijado. Pero la ratio de utilización de sonda uretral continúa siendo superior al objetivo marcado. Además, los datos evidencian que se han disminuido los antimicrobianos utilizados para el tratamiento de estas infecciones.

«La gravedad de los pronósticos que nos hemos encontrado en los últimos meses hace pensar que la mortalidad atribuible a las infecciones por el uso de dispositivos en UCI vaya a subir”

Sobre el uso de antimicrobianos, la Dra. Naia Mas, del Hospital de Galdakao-Usansolo, informódel uso de las nuevas cefalosporinas comercializadas en España. En concreto la ceftarolina fosamil, la ceftazidima-avibactam y la ceftolozano-tazobactam. Aunque se ha observado un incremento exponencial en la utilización de estos antibióticos a lo largo de los tres últimos años, el número absoluto de indicaciones y el número total de días de tratamiento es bajo. La ceftarolina se ha posicionado en el tratamiento de infecciones comunitarias. El resto se han utilizado preferentemente en infecciones adquiridas en el hospital.

Los intensivistas concluyen que hay un amplio margen de mejora que se espera alcanzar con la prolongación del proyecto durante el año 2021. El Covid-19 y la subida de infecciones que ha generado «nos obliga a reforzar la apuesta por los Proyectos ZERO, mantener los actuales y ampliar los tiempos de estudio, de cara a que se permita medir el trabajo de los últimos años pre-pandemia”, dijeron.

Noticias complementarias: