Inicio ASP El CGE reclama remuneraciones y mejoras laborales para las enfermeras tras el...

El CGE reclama remuneraciones y mejoras laborales para las enfermeras tras el temporal Filomena

El Consejo General de Enfermería asegura que las enfermeras no son máquinas y su vocación no debe entenderse como un cheque en blanco

CGE-enfermeras

..Redacción.
Durante la emergencia sanitaria sin precedentes provocada por el Covid-19 las enfermeras demostraron su profesionalidad y vocación. Ahora, tras el temporal Filomena también han mostrado su esfuerzo por acudir a los centros sanitarios a pesar de las condiciones climatológicas. Por ello, desde el Consejo General de Enfermería (CGE) piden a las administraciones sanitarias que se reconozca este esfuerzo con remuneraciones y una mejora de las condiciones laborales. 

Los ciudadanos han comprobado cómo las enfermeras han encadenado dobles y triples turnos ante la imposibilidad de un relevo por parte de las compañeras que estaban incomunicadas”, aseguran desde el CGE. Incluso, añaden, algunas enfermeras que tenían días libres han acudido a los centros de trabajo.

CGE: “El compromiso de las enfermeras no justifica que la Administración pública o las entidades privadas se aprovechen  del trabajo de decenas de miles de profesionales”

Para el Consejo este es un ejemplo de “dedicación, entrega y compromiso social de las enfermeras y de ciudadanos anónimos, que sin duda son héroes”. En cambio, este compromiso y vocación “no justifica que la Administración pública o las entidades privadas se aprovechen de ninguna forma del trabajo de decenas de miles de profesionales”, aseguran.

Por todo ello, el CGE reclama que se remuneren los dobles y triples turnos, los días libres perdidos, las vacaciones canceladas y todo el esfuerzo realizado. También esperan que sirva de ejemplo para mejorar las condiciones laborales de las enfermeras tanto a nivel salarial, como en el tipo de contratación. Para ello piden estabilidad y el reconocimiento que se merecen.

Son meses durísimos los que han transcurrido desde el inicio de la pandemia. Casi un año presidido por la frustración, el agotamiento y el dolor. Las enfermeras no son máquinas. Y su vocación no debe ser entendida como un cheque en blanco para gerencias, direcciones ni para las propias consejerías de Sanidad”, concluyen desde el Consejo.

Noticias complementarias