Inicio ASP Expertos y pacientes se unen para tratar el asma desde una perspectiva...

Expertos y pacientes se unen para tratar el asma desde una perspectiva multidisciplinar y optimizar su control

control-asma-grave

..Redacción.
Más del 60% de los pacientes con asma no están bien controlado en España. Y, pese a que es una patología que afecta a cerca del 5% de la población adulta, los especialistas coinciden en que la enfermedad es poco conocida para la población general. ¿Hay poca educación sanitaria sobre el asma? ¿Por qué hay tantos pacientes con un asma no controlada? ¿Se pueden mejorar los resultados actuales?

Un grupo multidisciplinar de 18 expertos se ha planteado estas y otras cuestiones a través del proyecto Asma 360, impulsado por AstraZeneca, doce sociedades científicas (AEPap, ANDE, GRAP, Seaic, SECA, Sedisa, SEFH, Semergen, Semes, SemFYC, SEMG y Separ) y Fenaer (Federación Española de Asociaciones de Pacientes Alérgicos). Del proyecto han resultado 10 propuestas a partir de 56 recomendaciones con las que mejorar el diagnóstico del asma, el seguimiento y control de estos pacientes, el conocimiento de su patología y, por tanto, su calidad de vida.

Asma 360 recoge 10 propuestas para mejorar el diagnóstico del asma, el seguimiento y control de los pacientes y el conocimiento de su patología

asma-360-astrazeneca-control-asma-objetivosLa necesidad de un abordaje integral de la enfermedad, con una colaboración constante entre atención primaria y hospitalaria, y el desarrollo de las unidades especializadas en asma son pilares fundamentales de las recomendaciones de Asma 360 que los expertos quieren llevar a la práctica en todo el territorio.

Asimismo, uno de los objetivos para los expertos es la optimización del tratamiento farmacológico, con control y evaluación del uso continuado de fármacos como los corticoides orales y los SABA, evitando su uso inapropiado, su sobreutilización, su dispensación sin receta y la utilización de estos últimos en monoterapia como tratamiento de mantenimiento, tal y como recomiendan las Guías de Práctica Clínica, tanto GEMA 5.0 como Global Iniviative for Asthma.

Según la Dra. Urrutia, aunque existen fármacos que consiguen un control de los síntomas del asma, la población con esta patología controlada «no llega al 30%»

¿En qué situación estamos?
La responsable de la Unidad de Asma del Servicio de Neumología del Hospital Galdakao-Usansolo (Vizcaya), la Dra. Isabel Urrutia, señala que, pese a disponer de recursos farmacológicos que consiguen controlar los síntomas del asma en ensayos clínicos, «cuando hacemos estudios en la práctica clínica habitual, vemos que no está controlada ni mucho menos y las cifras son espectacularmente malas; hay estudios en los que la población asmática bien controlada no llega ni al 30%».

Con este punto de partida, la neumóloga destaca la importancia de que el paciente «conozca su enfermedad, que va a ser para toda su vida» y de un abordaje multidisciplinar del asma, «porque vamos a intervenir varios médicos de diferentes especialidades a lo largo de su vida».

«Realmente el paciente no tiene un tratamiento integral con neumólogos, fisioterapéuticas y con consejos de nutrición», explica a iSanidad el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (Fenaer), Mariano Pastor. «Este documento es muy importante porque establece protocolos para el buen cumplimiento del tratamiento», indica.

Mariano Pastor: «El paciente no tiene un tratamiento integral con neumólogos, fisioterapéuticas y con consejos de nutrición. Asma 360 es muy importante porque establece protocolos para el buen cumplimiento del tratamiento»

Atención primaria y hospitalaria, de la mano
Y en ese abordaje integral la colaboración y comunicación entre atención primaria, especialistas y unidades de asma es la piedra angular, hasta el punto de que «si no hay una buena relación entre atención especializada y primaria el paciente no irá bien». Así lo expresa el Dr. Francisco Álvarez, pediatra alergólogo del Hospital de Cabueñes en Gijón (Asturias). «El mensaje que recibe el paciente tiene que ser uniforme desde ambos niveles asistenciales para que vea que existe una concordancia. Esto fidelizará al paciente en el tratamiento. De lo contrario, si hay discrepancia de criterios médicos entre especialistas y atención primaria, le surgirán dudas sobre a quién hacer caso», explica.

asma-mal-controlado-dra-isabel-urrutia

En esta línea, la Dra. Urrutia señala que el primer abordaje del asma es la atención primaria. Por eso, recomienda dotar a este nivel asistencial de formación continuada en la patología y de capacidad para hacer y pedir pruebas de diagnóstico, ya que muchas veces se encuentran pacientes diagnosticados como asmáticos, pero sin pruebas objetivas de que lo son. «Que puedan hacer espirometrías con broncodilatación, prueba de óxido nítrico o derivar a hacer un test de provocación. Se trata de que AP tenga recurso para un mejor diagnóstico».

Dr. Francisco Álvarez: «Si no hay una buena relación entre atención especializada y primaria el paciente con asma no irá bien»

Y al mismo tiempo, integrar y dar protagonismo a la enfermería, «uno de los pilares de la enfermedad», según la Dra. Urrutia, con un papel «incluso independiente, con consultas de enfermería en asma, porque pueden atender muchas consultas de pacientes asmáticos con supervisión, pero sin necesidad de la presencia del neumólogo o el alergólogo».

Además, destaca la necesidad de «estructuras de divulgación en salud» desde enfermería, con una mayor educación al paciente asmático sobre su enfermedad, «haciendo siempre técnica inhalatoria» para reducir la falta de adherencia a los tratamientos, uno de los grandes problemas en el asma. Y recuerda: «los farmacéuticos también pueden hacer educación en asma a la hora de vender el medicamento».

Ese recorrido e implicación de todos los actores sanitarios que van a involucrarse en la salud del paciente asmático es clave para el buen control de la enfermedad. Para Mariano Pastor, la iniciativa Asma 360 «ayuda a que el paciente esté bien diagnosticado, porque establece protocolos para objetivar el diagnóstico y así poder acceder a los tratamientos disponibles y estar monitorizado. Esto va a redundar en el control de la enfermedad y en la calidad de vida».

La implicación de todos los actores sanitarios que van a involucrarse en la salud del paciente con asma es clave para su buen control 

asma-360-astrazeneca-control-asma

El papel de las unidades de asma
Una vez que se ha diagnosticado adecuadamente en atención primaria al paciente con asma, las unidades especializadas tienen un «papel fundamental» para el manejo de los casos, «tanto adultos como niños», destaca el Dr. Álvarez. «Están formadas por personal que se dedica mayoritariamente o en exclusiva al manejo de los pacientes asmáticos. Por lo tanto, tienen una mayor experiencia en esta patología», explica. Pero no solo tienen más medios humanos, «también materiales para realizar estudios complementarios que se puedan requerir, sin tener que recurrir a que el paciente vaya a varias unidades distintas».

Uno de los objetivos de Asma 360 es afianzar esa visión integral de la enfermedad en todas las unidades de asma, pero también entre los médicos de familia y pediatras de atención primaria. «Se trata de establecer un protocolo específico para mejorar la coordinación; que todos los facultativos pueda tener la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA) y cumplimentarla en la historia electrónica y que todos tengan una respuesta de forma rápida si tienen dudas», afirma la Dra. Urrutia. «Si homogeneizamos diagnósticos y tratamientos, la variabilidad entre especialidades o entre diferentes médicos se va a minimizar y eso beneficia al paciente», añade el Dr. Álvarez.

Dr. Álvarez: «Si homogeneizamos diagnósticos y tratamientos, la variabilidad entre especialidades o entre diferentes médicos se va a minimizar y eso beneficia al paciente»

La falta de control en el asma supone, además, elevados costes para el sistema Nacional de Salud: 1.480 millones de euros al año, lo que equivale al 2% de los recursos de la sanidad pública en España, debido al incremento en el uso de los recursos sanitarios como hospitalizaciones y atención sanitaria en urgencias. El documento de posicionamiento estratégico incluye recomendaciones y soluciones que contribuyan a establecer un modelo asistencial del asma, mejorar el control y seguimiento de los pacientes, reportar beneficios para todos los actores del sistema y optimizar los resultados en salud de esta patología.

Noticias complementarias: