Inicio ASP Dr. Mur: “Casi la mitad de los oncólogos de OncoRetos tiene problemas...

Dr. Mur: “Casi la mitad de los oncólogos de OncoRetos tiene problemas para usar los test de biomarcadores”

El Dr. Carlos Mur es uno de los directores del proyecto OncoRetos y vocal de la Junta Directiva de Sedisa

Oncólogos-biomarcadores

..Cristina Cebrián.
La falta de equidad entre comunidades autónomas en el acceso a biomarcadores es una de las principales preocupaciones de los oncólogos. Incluso en cada hospital se incorporan los biomarcadores de forma diferente y sin exigir procesos de calidad.

Por ello, desde el proyecto OncoRetos reclaman incluir en la cartera de servicios del SNS la determinación de biomarcadores para la implementación de la Medicina de Precisión (MP) en oncología. La aplicación de la MP ayudaría a mejorar la cohesión y equidad de los servicios sanitarios, tal y como explica a iSanidad el Dr. Carlos Mur, uno de los directores de OncoRetos y vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Directivo de Salud (Sedisa).

¿Qué implicaciones clínicas tendría incluir en la cartera de servicios del SNS la determinación de biomarcadores para la implementación de la Medicina de Precisión en oncología?
En primer lugar, se espera que la implementación generalizada de la MP en oncología conlleve mejoras en los resultados en salud para los pacientes. Eso constituye lo más importante, tanto en los tumores sólidos como en tumores líquidos, en pacientes adultos y pediátricos. El acceso a la medicina basada en la información genética supone un reto clínico, científico, tecnológico y ético, pero su aplicación generalizada mejoraría la cohesión y equidad de los servicios sanitarios.

La detección de las mutaciones en un paciente con cáncer puede conducir a la realización de test diagnósticos en sus familiares para conocer su predisposición a desarrollar la misma enfermedad

En segundo lugar, ayudaría mucho a la prevención. La detección de las mutaciones en un paciente con cáncer puede conducir a la realización de test diagnósticos en sus familiares para conocer su predisposición a desarrollar la misma enfermedad. Los genes BRCA1/BCRA2 son un ejemplo claro y revelador del alcance e importancia del diagnóstico de precisión. 

Y de cara a los pacientes, ¿cuáles serían las ventajas?
Además de la mencionada mejora en los resultados en salud, la MP añade certidumbre a los pacientes, en un momento vital terrible tras el diagnóstico de un tumor. La MP constituye un enfoque emergente para el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de enfermedades, que tiene en cuenta la variabilidad individual en los genes, el medio ambiente y el estilo de vida de cada persona.

¿Qué consecuencias tiene la falta de equidad entre comunidades autónomas en el uso de test de biomarcadores para los profesionales sanitarios, en este caso oncólogos?
Los test de biomarcadores no están en cartera de servicios a nivel nacional. Cada comunidad autónoma, incluso cada hospital, los incorpora de forma diferente y sin exigir procesos de calidad. Por tanto, existe una situación preocupante, por la falta de equidad que conlleva, en torno a los tiempos que transcurren hasta que la población general tiene acceso a los nuevos fármacos aprobados.

Existe una situación preocupante, por la falta de equidad en los test de biomarcadores, en torno a los tiempos que transcurren hasta que la población general tiene acceso a los nuevos fármacos aprobados

Estos siguen siendo muy largos y sigue habiendo diferencias muy importantes entre distintas CC.AA. y entre hospitales para un mismo fármaco. A los especialistas en Oncología, no se les permite acceder a una herramienta diagnóstica utilísima de forma homogénea. Casi la mitad de los oncólogos participantes en el proyecto OncoRetos refieren problemas para la utilización de los test de biomarcadores. Un ejemplo muy mencionado de barrera ha sido la exigencia de elaboración de un informe justificativo para cada paciente, lo que lleva demora en tiempo y denegación en algunos casos. 

¿Qué herramientas o recursos se necesitan para implementar la Medicina de Precisión aplicada al tratamiento del cáncer en España?
Para comenzar, se necesitan bases de datos biológicas a gran escala (principalmente datos genómicos) y herramientas informáticas para analizarlos, correlacionándolos con datos de respuesta clínica en pacientes. Lógicamente, para que haya acceso a un tratamiento personalizado del cáncer de forma equitativa en nuestra población es esencial implementar un sistema para realizar los test diagnósticos necesarios.

La MP tiene una importancia económica muy relevante, tanto por el ahorro de costes como por el desarrollo industrial y de conocimiento asociado

En cuanto a la movilización de recursos, conviene recordar que la MP tiene una importancia económica muy relevante. Tanto por el ahorro de costes que puede suponer, como por el desarrollo industrial y de conocimiento asociado. Para finalizar, no olvidemos el coste de no tratar. El coste total del cáncer para el SNS en 2015 se estimó en 7.168 millones de euros. Lo que supone el 10,93% del gasto sanitario público en España y un 0,66% del producto interior bruto (PIB). Los costes directos del cáncer se estimaron en 4.818 millones de euros, de los cuales un 94% recayó directamente sobre los hospitales y un 6% sobre la atención primaria.

En septiembre del año pasado el Ministerio de Sanidad aprobó una convocatoria para sacar adelante la infraestructura de Medicina de Precisión asociada a la Ciencia y Tecnología (IMPaCT). ¿Qué pasos deberían darse ahora?
Ahora se debe mejorar la prestación de servicios de MP en oncología a través de la creación de verdaderos centros de referencia; estableciendo unidades específicas en determinados hospitales o en centros de nueva creación, o bien creando redes de coordinación, unidades de consejo genético o fundaciones que organicen toda la prestación a nivel autonómico.

Sin duda, la evolución de la pandemia ha condicionado la atención sanitaria en los pacientes con cáncer y la condicionará en un futuro próximo

Por otra parte, debemos recordar el contexto sanitario que padecemos por el Covid-19.  Sin duda, la evolución de la pandemia ha condicionado la atención sanitaria en los pacientes con cáncer y la condicionará en un futuro próximo. En estas circunstancias la inversión en la implementación de test de biomarcadores en la cartera de servicios es, si cabe, aún más prioritaria; ya que supone que se destinen recursos al acceso de nuevos fármacos.

Esto identifica a aquellos pacientes que pueden beneficiarse de ellos y permite priorizar otros fármacos para aquellos sin el biomarcador de interés. Y que se estandaricen circuitos en la toma de decisiones médicas. Además, la generalización de herramientas de trabajo virtuales facilita el acceso al conocimiento en cuanto a la interpretación de test genómicos.

Noticias complementarias