Inicio ASP El idioma del corazón, una campaña para dar visibilidad a la insuficiencia...

El idioma del corazón, una campaña para dar visibilidad a la insuficiencia cardiaca

El-idioma-del-corazón

..Redacción.
La insuficiencia cardiaca es una afectación con gran prevalencia. sin embargo, sigue siendo una patología mucho más desconocida que otras enfermedades cardiovasculares como el infarto o la arritmia. Actualmente, se estima que esta enfermedad afecta a entre el 1 y el 2% de la población adulta en España. Para tratar de sensibilizar a la población general sobre la importancia de escuchar los síntomas, solicitar ayuda médica y acelerar el diagnostico y tratamiento, AstraZeneca ha puesto en marcha una campaña El Idioma del Corazón’. Esta iniciativa, que se aporta en una plataforma online, cuenta con la colaboración de la World Herart Federatión. Además, cuenta con el apoyo de la Fundación Española del Corazón (FEC) que aporta información útil y accesible sobre esta enfermedad tan poco conocida.

La presentación de ‘el Idioma del Corazón’ coincide con la conmemoración del Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular. La nueva plataforma online elidiomadelcorazon.com se encuentra ya operativa y cuenta con un canal en Facebook. Así, AstraZeneca ha difundido un cómic, diseñado por la ilustradora Pedrita Parker, para acercar esta iniciativa a la población general y a los pacientes que sufren insuficiencia cardiaca. El cómic recorrerá el ‘viaje de un paciente’ desde la aparición de los primeros síntomas hasta la toma de control de la enfermedad.

Dra. Pérez: “Gracias a ‘El Idioma del Corazón’ podemos ayudar a cambiar las expectativas de vida de miles de personas afectadas por la insuficiencia cardiaca en nuestro país”

La Dra. Ana Pérez, directora médica y de asuntos regulatorios de AstraZeneca, destaca que esta nueva iniciativa encaja a la perfección con uno de los principios fundamentales de a compañía: “la necesidad de poner al paciente en el centro de nuestras acciones. En este caso, lo hacemos brindándoles información y herramientas de calidad que están revisados por la FEC. Gracias a ‘El Idioma del Corazón’ podemos ayudar a cambiar las expectativas de vida de miles de personas afectadas por la insuficiencia cardiaca en nuestro país”. Asimismo, Pérez subraya que “la compañía continúa apostando por la investigación y la innovación para buscar nuevas formas de prevenir la insuficiencia cardiaca, reducir los ingresos hospitalarios y mejorar los resultados para quienes ya han sido diagnosticados”.

Por su parte, la Dra. Marta Farrero, secretaria general de la FEC, recuerda que: “La insuficiencia cardiaca es la afectación cardiaca más frecuente, y se prevé que su prevalencia siga aumentando de forma muy significativa en los próximos años. La prevención es la mejor estrategia. Es decir, el control de los factores de riesgo como la hipertensión, la diabetes y el buen tratamiento de otras enfermedades del corazón como el infarto. Es importante identificar los síntomas más frecuentes, como el ahogo al caminar o al acostarse y la hinchazón de piernas o ganancia rápida de peso. Hay muchos avances en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca, con fármacos y dispositivos muy eficaces. Los hábitos saludables son también una pieza clave: el ejercicio regular y la ingesta baja en sal mejorarán sus síntomas”.

La nueva plataforma online aporta información útil y contrastada sobre una patología que afecta a 64 millones de personas en el mundo3 y cerca de 720.000 personas en España 

El sitio web de referencia en insuficiencia cardiaca
Quienes naveguen por ‘El idioma del Corazón’ encontrarán información de primer nivel sobre los síntomas de la enfermedad, sus causas y factores de riesgos. Además, podrán encontrar las pautas de prevención, diagnóstico y manejo de la patología, su prevalencia y carga económica, la vida con la enfermedad y la posibilidad de cambiar el futuro de la insuficiencia cardiaca. De esto, esta nueva web aspira a convertirse en un sitio de referencia para dar visibilidad a la insuficiencia cardiaca.

Algunos datos que se incluyen en esta plataforma online son tan desconocidos como reveladores. Así, 64 millones de personas en todo el mundo y cerca de 720.000 personas en España padecen insuficiente cardiaca. La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad y origen, aunque la mayoría de los pacientes superan los 65 años. Asimismo, las estimaciones médicas apuntan que el número de pacientes irá en aumento, hasta el punto de que uno de cada cinco adultos de 40 años o más desarrollará insuficiencia cardiaca en
algún momento de su vida.

Actualmente, la enfermedad sigue siendo, pese a los avances de los últimos años, tan mortal como algunos de los tipos de cáncer más comunes. Además, es la principal causa de hospitalizaciones en personas mayores de 65 años. De ahí la importancia de la concienciación, que podría ayudar a reducir los ingresos hospitalarios de las personas que viven con insuficiencia cardiaca. También, contribuye a rebajar la carga económica de la enfermedad. Según el estudio Costes y utilización de atención médica en pacientes con insuficiencia cardíaca en España, se eleva por encima de los 15.300 euros durante un periodo de cinco años.

Las predicciones médicas apuntan que  la prevalencia de la enfermedad irá en aumento y uno de cada cinco adultos de 40 años o más desarrollará insuficiencia cardiaca 

Cómo mejorar el pronóstico
El pronóstico de las personas que viven con insuficiencia cardiaca puede variar de un caso a otro. Por ello, el manejo proactivo de la afección resulta de gran importancia y puede ayudar a disminuir su gravedad. Para conseguirlo, es importante conocer los síntomas y factores de riesgo. Los síntomas de la insuficiencia cardiaca pueden ser difíciles de detectar ya que podrían confundirse con otras patologías o directamente con el envejecimiento o la falta de forma física. Una encuesta encargada por AstraZeneca demostró que pocas personas pueden identificar los síntomas más comunes de insuficiencia cardiaca. 

Así, los síntomas más frecuentes son: dificultad para respirar, cansancio o fatiga sin causa aparente e hinchazón en los tobillos, piernas o abdomen. Otros síntomas menos comunes son: frecuencia cardiaca rápida o irregular, falta de apetito y náuseas, tos o sibilancias persistentes y dificultad para concentrarse o confusión. Además, comprender e identificar las causas exactas de la insuficiencia cardiaca no siempre es sencillo. De hecho, la encuesta reveló que el público en general desconoce en gran medida las principales causas de la insuficiencia cardiaca. Asimismo, dos de cada tres personas no reconocen la diabetes, la hipertensión arterial y la enfermedad coronaria como los principales factores de riesgo.

Las personas con insuficiencia cardiaca son especialmente vulnerables al Covid-19. Por ello, es importante que mantengan sus consultas médicas

Sin embargo, existen algunas señales de alerta que nos pueden hacer sospechar como tener más de 60 años, sufrir alguna enfermedad cardiovascular previa, la hipercolesterolemia, la hipertensión arterial, la diabetes, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la enfermedad renal crónica (ERC), la apnea del sueño, el consumo de alcohol y/o tabaco, y el sedentarismo y/o la obesidad. Practicar ejercicio físico, seguir una dieta equilibrada, evitar el consumo de alcohol y tabaco y controlar la presión arterial de forma regular pueden ayudar a reducir riesgos.  Además, las personas con insuficiencia cardiaca, diabetes y otras patologías crónicas son especialmente vulnerables al Covid-19.

El diagnóstico de la insuficiencia cardiaca es el primer paso para tomar las riendas de la enfermedad. La insuficiencia cardiaca es una afección crónica para la que, de momento, no existe cura, pero establecer un buen abordaje de la enfermedad puede mantener los síntomas bajo control y proporcionar un alto nivel de vida durante muchos años. 

Noticias complementarias:

Compartir