Inicio ASP El Icomem pide una historia clínica interconectada entre residencias y atención primaria...

El Icomem pide una historia clínica interconectada entre residencias y atención primaria y hospitalizada

Mayores-residencias

..Redacción.
El Colegio de Médico de Madrid (Icomem) ha lanzado un documento con 12 medidas para mejorar la atención en los centros sociosanitarios. Entre estas recomendaciones, el Icomem destaca la necesidad de interconectar la historia clínica electrónica entre las residencias y la atención primaria y hospitalizada. «Los sistemas de información sanitaria de esos tres ámbitos de atención deben estar interconectados, deben ser interoperables y deben compartirla información o los datos entre ellos», subraya en el documento.

El colegio ha lanzado este informe en un momento marcado por el daño que causado la pandemia en estas residencias. «Más del 85% de los fallecimientos por SARS-CoV-2 corresponde a población mayor. Muchas de las defunciones se han producido en adultos que vivían en el medio residencial, algo que no ha ocurrido exclusivamente en España. El 47% de las muertes registradas por COVID-19 han tenido lugar en mayores institucionalizados, según datos procedentes de 26 países», subraya el Icomem.

El Icomem lanza un documento con 12 medidas entre las que se encuentra la interconexión de la historia clínica en residencias y atención sanitaria

La primera medida del documento hace referencia a la necesidad de establecer una categorización de los centros sobre la base de sus características estructurales y su dotación de personal y material sanitario. «Dependiendo de la configuración de estos centros podría admitir a pacientes con diferentes grados de complejidad clínica», subraya.

En segundo lugar, pide incorporar incorporar en todas las residencias la Valoración Geriátrica Integral con sus cuatro dominios: físico, funcional, psíquico y social. El colegio recomienda además la creación de equipos multidisciplinares de cuidados.  «Estos equipos pueden tener un core compuesto por medico/geriatra, enfermería, personal rehabilitador y trabajador social. Además, puede disponer de “satélites” de otras profesiones», añaden.

En cuarto lugar, solicita el establecimiento de ratios de profesionales por población anciana. El sexto punto hace referencia a «un plan específico sobre ejercicio y actividad física de tipo individualizado para prevenir o mitigar el deterioro funcional». Otra de las recomendaciones incluye la colaboración entre los profesionales del medicamento para evitar la «polifarmacia» y reducir efectos adversos.

El documento fija también como objetivo para los próximos tres o cuatro años la implantación de la telemedicina con atención primaria y con atención especializada a través de los servicios de geriatría hospitalaria. En noveno lugar, pide crear «un sistema de control de calidad en la prestación de servicios asistenciales con indicadores de calidad adaptados». El décimo punto insiste en «la figura del equipo de Geriatría de Enlace dependiente del Servicio de Geriatría hospitalaria como elemento clave en la coordinación con atención de pacientes mayores institucionalizados». Los dos últimos puntos recogen la necesidad de incrementar la formación continuada y los planes de investigación en estos ámbitos.

Noticias complementarias: