Inicio ASP Dr. Alejandro Encinas Bascones: “La visión global otorga al cirujano maxilofacial con...

Dr. Alejandro Encinas Bascones: “La visión global otorga al cirujano maxilofacial con doble titulación una mayor capacidad diagnóstica y terapéutica”

Cirujano maxilofacial y doctor en medicina

Dr. Alejandro Encinas Bascones

..Pablo Malo Segura.
El Dr. Alejandro Encinas Bascones, cirujano maxilofacial y doctor en medicina, señala que su especialidad se ha visto especialmente afectada por la pandemia. Asimismo, recuerda que son los únicos especialistas médicos formados en un área corporal exclusivamente y destaca la ayuda de la tecnología y la industria farmacéutica en los avances en cirugía maxilofacial. “La medicina personalizada es ya una realidad en nuestra especialidad. En el campo de la cirugía ortognática, la planificación virtual permite crear material de osteosíntesis personalizado y adaptado a la anatomía de cada paciente“, explica el cirujano maxilofacial en una entrevista con iSanidad.

El Dr. Alejandro Encinas Bascones señala que la cirugía maxilofacial se ha visto especialmente afectada por la pandemia

¿Qué efectos está teniendo la pandemia de Covid-19 para la cirugía maxilofacial?
Nuestra especialidad se ha visto especialmente afectada con la pandemia. Una parte importante de nuestras actuaciones quirúrgicas se desarrollan en la cavidad bucal, y como es conocido, el virus se acantona en la naso y orofaringe en su periodo más contagioso. Como dato, le puedo ofrecer que en nuestro servicio hospitalario se ha contagiado el 60% del personal que lo conforma.

La asistencia a pacientes Covid en el hospital ha desplazado el tratamiento de las patologías más demorables de nuestra especialidad, con el consecuente aumento de la lista de espera quirúrgica. Es un problema al que tenemos que dar solución en los próximos meses. El objetivo a corto plazo es convivir con el virus manteniendo una atención hospitalaria de calidad por parte de todas las especialidades.

El objetivo a corto plazo es convivir con el virus manteniendo una atención hospitalaria de calidad por parte de todas las especialidades

El tratamiento de los pacientes oncológicos es nuestra prioridad. No podemos permitir que la pandemia empeore el pronóstico por demorar su tratamiento quirúrgico. El verdadero desastre sería ver cómo fallecen pacientes jóvenes sólo porque no hay quirófanos disponibles.

¿Cuál es el papel del cirujano maxilofacial en la prevención o tratamiento del cáncer oral?
Es fundamental a ambos niveles. Desde la Sociedad Madrileña y la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SMMAX y SECOM) se llevan desarrollando, desde hace años, programas formativos para los médicos de familia y los odontólogos de atención primaria. Su objetivo es diagnosticar el cáncer de cabeza y cuello en estadios iniciales. Concretamente, en el cáncer de la cavidad oral, la tasa de curación ronda el 80-90% si el tumor es diagnosticado precozmente.

En el cáncer de la cavidad oral, la tasa de curación ronda el 80-90% si el tumor es diagnosticado precozmente

En cuanto al tratamiento, creo que somos los únicos especialistas con capacidad real para atender íntegramente a estos pacientes. El objetivo primordial es curar, pero también recuperar la calidad de vida que tenía el paciente. En el quirófano, la cirugía resectiva con márgenes de resección amplios del tumor se acompaña de la cirugía reconstructiva del defecto creado para que el paciente recupere su función y estética previas, lo antes posible. Las técnicas de microcirugía guiadas por la planificación virtual 3D han supuesto un gran avance en los últimos años, impactando positivamente en todos los marcadores de calidad de vida.

Dr. Alejandro Encinas Bascones: “Las técnicas de microcirugía guiadas por la planificación virtual 3D han supuesto un gran avance en los últimos años”

¿Hasta qué punto es importante disponer de conocimientos de odontología para la práctica de la cirugía maxilofacial?
Obviamente es muy importante. Los cirujanos orales y maxilofaciales no renegamos de nuestros orígenes odontológicos, e incluso existen países que exigen la doble titulación médica y odontológica para ejercer. Muchos de mis compañeros, entre los que me incluyo, hemos tenido que buscar esa formación en universidades españolas, compatibilizando el trabajo MIR con el estudio. He de decir que el esfuerzo merece la pena y la visión global con la que hemos salido formados, otorga al cirujano maxilofacial con doble titulación una mayor capacidad diagnóstica y terapéutica.

La especialidad juega un papel importante en pacientes que sufren accidentes de tráfico o tumores deformantes que afectan a la cara. Con la importancia que da la sociedad al aspecto físico, ¿se siente uno especialmente satisfecho al ayudar a estos pacientes?
Como cirujanos, pero sobre todo como médicos, ayudar y resolver una dolencia o una patología provoca satisfacción. Es evidente que en el caso de grandes traumatismos o tumores en el territorio facial se producen defectos estéticos que alteran nuestra seña de identidad. De la mano de la tecnología y de nuestra inquietud por mejorar día a día, estamos capacitados para mejorar el aspecto estético y funcional de un paciente mediante reconstrucciones microquirúrgicas customizadas y adaptadas a cada paciente. Ver como estos pacientes se reincorporan a su vida cotidiana cuando recuperan la función masticatoria o simplemente vuelven a sonreír, es una satisfacción.

Estamos capacitados para mejorar el aspecto estético y funcional de un paciente mediante reconstrucciones microquirúrgicas customizadas y adaptadas a cada paciente

¿Cuál es la relación que existe entre la cirugía maxilofacial y la cirugía plástica?
Desde mi punto de vista existe una buena relación. Concretamente, en mi hospital, trabajamos conjuntamente para mejorar la calidad de vida de los pacientes día a día: sesiones clínicas, formación de residentes, cirugías conjuntas, etc. En medicina existen muchas patologías subsidiarias de ser abordadas por distintos especialistas. Por ejemplo, en la columna vertebral entran en juego los traumatólogos o los neurocirujanos. Los límites quirúrgicos deben estar en la capacitación del cirujano y honestamente creo que, en el área facial, nosotros tenemos una visión muy completa de todas las estructuras óseas del macizo facial, acompañada de un manejo minucioso de las partes blandas. Somos los únicos especialistas médicos formados en un área corporal exclusivamente.

¿Cuáles son los retos que se deben afrontar a medio y largo plazo en la cirugía maxilofacial?
Nuestro reto consiste en seguir evolucionando por ofrecer cada vez mejores resultados a nuestros pacientes tanto funcionales como estéticos. Dependemos para ello de la tecnología y la industria farmacéutica. La medicina personalizada es ya una realidad en nuestra especialidad. En el campo de la cirugía ortognática, la planificación virtual permite crear material de osteosíntesis personalizado y adaptado a la anatomía de cada paciente. En el caso de la cirugía oncológica, el TAC del paciente se introduce en el software de planificación y permite realizar la cirugía virtual. Se configuran unas guías de corte que nos aseguran una exactitud en la resección y una precisión en la reconstrucción. Así, garantizamos un resultado funcional y estético similar a tal y como era el paciente antes de la cirugía.

Nuestro reto consiste en seguir evolucionando por ofrecer cada vez mejores resultados a nuestros pacientes tanto funcionales como estéticos

Las impresoras 3D, que se han incorporado en estos últimos años en los hospitales, son una herramienta de trabajo fiable y muy útil que han revolucionado a las nuevas generaciones de cirujanos, empleándolas casi diariamente para traumatología maxilofacial, oncología, cirugía ortognática o cirugía estética facial.

Otro reto es, como en la mayoría de las especialidades quirúrgicas, intentar evolucionar en las técnicas mínimamente invasivas para lograr recuperaciones más rápidas y estancias hospitalarias más cortas. Para ello, nos formamos continuamente en técnicas endoscópicas para abordaje de fracturas, patología de las glándulas salivares o patología de la articulación temporomandibular.

Otro reto es intentar evolucionar en las técnicas mínimamente invasivas para lograr recuperaciones más rápidas y estancias hospitalarias más corta

A finales de febrero tuvo lugar la reunión de la Comisión de Especialidades para avanzar en el reconocimiento de las especialidades en Odontología. ¿Cuál es su posición al respecto?
Me parece oportuno que una profesión sanitaria que tiene una clara  compartimentalización tienda a regular las especialidades. En ese aspecto es fundamental que existan reuniones y planes de trabajo comunes entre las sociedades científicas médicas y odontológicas que comparten campos de actuación.

Noticias complementarias

Compartir