Inicio ASP Luis de Palacio (presidente de FEFE): “Los farmacéuticos podríamos haber detectado tempranamente...

Luis de Palacio (presidente de FEFE): “Los farmacéuticos podríamos haber detectado tempranamente muchísimos más positivos Covid asintomáticos”

Luis de Palacio ProPatiens

..Redacción.
Luis de Palacio es presidente de FEFE, la patronal de la farmacia en España. Desde su experiencia ha contado a iSanidad cuestiones fundamentales que afectan a la farmacia, un sector que ha sido determinante para la crisis del Covid. Recuerda que los farmacéuticos son sanitarios que tienen una enorme capacidad de formación y estudio de materias complejas. Insiste en que es un perfil que hay que aprovechar.

En breve serán las elecciones en la Comunidad de Madrid. Parece un buen momento para que todos los sectores profesionales de la sanidad puedan explicar las necesidades que tienen. Ministerio de Sanidad, pero por encima de todo, la Consejería de Sanidad debe escuchar lo que piden los profesionales como Luis de Palacio para desarrollar su labor convenientemente.

¿Qué se puede esperar del próximo Gobierno de la Comunidad de Madrid para mejorar la situación de la farmacia?
La farmacia en Madrid está muy tensionada. Hay tantas casi como en Portugal (tres mil), y el factor socioeconómico nos afecta mucho más en nuestra actividad que a las farmacias de otras regiones. Esperamos que se regule bien una nueva ley de ordenación farmacéutica adecuada a los tiempos y nuestras necesidades, o bien desarrollos nuevos de la vigente del 98. Hay que dar respuesta a las necesidades que la población madrileña tiene de las farmacias, y que se prevea la digitalización de nuestra actividad. Que es algo inexorable para todos, incluida la sanidad.

Luis de Palacio pide que se prevea la digitalización de la actividad farmacéutica

¿Cuáles son los principales problemas profesionales y laborales que tiene el farmacéutico en Madrid?
En mi opinión, tenemos problemas de precariedad jurídica en la resolución de incidencias en la farmacia. Lo explicaré: cada vez que un paciente tiene una urgente necesidad de un medicamento, o un problema con la receta, la solución que le podemos dar los farmacéuticos, adelantar su medicación o intervenir con otro medicamento, etc, lo tenemos que hacer quebrantando normas muy taxativas y rígidas, que nos dejan al descubierto ante cualquier sanción administrativa desproporcionadamente grave.

Cada vez que un paciente tiene una urgente necesidad solo lo podemos resolver quebrantando normas

Por ejemplo, un vecino diabético de la farmacia que se encuentra mal y sin insulina, te llama, (porque los teléfonos de urgencias le dicen que se vaya a un hospital, y que una ambulancia o no procede, o tarda), y subes a su casa. Le mides la glucemia con un glucómetro nuevo y le aplicas una insulina rápida cuando ves que da 350 de glucosa en sangre. La misma que consume habitualmente. Y se resuelve esa crisis. Pues aquí se acaban de cometer administrativamente ilícitos por valor de más de 100.000€ de multa, y no hay ninguna regla de descargo por actuar en situación de urgencia. Hay muchos más, todos relacionados con el carácter restrictivo de la normativa y la interpretación aún más restrictiva de la misma.

Año 2021, el año del Covid, ¿qué necesita el farmacéutico para hacer la labor asistencial que se espera de él?
Necesita que en el ámbito político se deje de lado el sesgo y la confrontación de lo público contra lo privado en sanidad. Durante este año pasado los farmacéuticos podríamos haber detectado tempranamente muchísimos más positivos Covid asintomáticos si se hubiera hecho como en Francia, por ejemplo. Pero las reticencias a abrir el control de los test de Covid han podido frente a la necesidad de la población. Hemos visto venta online de tests, y hasta en establecimientos de alimentación, y no su realización masiva por los farmacéuticos.

“Hemos visto venta online de tests, y hasta en establecimientos de alimentación, y no su realización masiva por los farmacéuticos”

Los farmacéuticos son sanitarios que tienen una enorme capacidad de formación y estudio de materias complejas. Pienso que en la medida en que puedan ponerlas en uso después, seguirán formándose. Somos expertos en medicamentos, pero también en óptica, ortopedia, análisis, nutrición y muchas cosas más, con dobles y triples titulaciones en muchísimos casos. Pero si decidimos políticamente aislar de nuevas funciones a las farmacias, esto lo desaprovecharemos.

Los farmacéuticos son sanitarios que tienen una enorme capacidad de formación y estudio de materias complejas

¿Qué puede aportar la farmacia al sistema sanitario que ahora mismo no se está aprovechando?
En línea con lo expuesto, la farmacia, que es el lugar sanitario más capilar y distribuido de España, puede perfectamente realizar funciones en materia de salud pública y atención primaria que sean de baja complejidad, de manera bien coordinada con el resto de profesionales sanitarios.

Luis de Palacio insiste en que la farmacia puede realizar funciones en materia de salud pública y atención primaria que sean de baja complejidad

¿Qué cambios tiene que haber en el sistema sanitario para que eso se pueda dar?
Creo que hay que revisar las leyes generales de servicios y oficinas de farmacia tanto general como las autonómicas, para definir a las farmacias de forma más parecida a un centro, que sólo un establecimiento sanitario.

¿Cómo debe ser el perfil de un farmacéutico en pleno siglo XXI?
Con una enorme formación farmacológica y sanitaria, con conocimiento informático cada vez más necesario para poder actuar en red coordinadamente, y con habilidades sociales para que su relación con los usuarios y enfermos sea fructífera y satisfactoria para éstos.

Noticias complementarias