Inicio ASP Condenado a cuatro años de prisión por intentar matar a un odontólogo...

Condenado a cuatro años de prisión por intentar matar a un odontólogo que no le atendió presencialmente durante la pandemia

Años de prisión
Foto. Europa Press

..Redacción.
Un hombre ha aceptado una condena de 4 años de prisión por intentar matar a un ondontólogo. El episodio sucedió en un centro de salud de Benicarló (Castellón) tras no atenderle presencialmente por las circunstancias sanitarias de la pandemia. La sentencia la ha dictado un juez de la Sección Primera de la Audiencia de Castellón in voce. Las partes llegaron a un acuerdo de conformidad y que contempla la atenuante semiincompleta de trastorno mental. El acusado ha sido condena por un delito de homicidio en grado de tentativa.

Además de la pena de 4 años de prisión, ha sido condenado a no acercarse a la víctima a menos de 500 metros ni comunicarse por ningún medio. El periodo de estas restricciones es de 10 años. También hay que sumarle una indemnización de 3.600 euros por las lesiones y a 9.000 euros por las secuelas.

Además de la pena de 4 años de prisión, se le ha condenado a una indemnización de 12.600 euros por las lesiones y las secuelas

Los hechos han sido probados y ocurrieron el 15 de junio de 2020. El acusado pidió cita con el ondontólogo del centro de salud de Benicarló, y telefónicamente le indicaron que le llamaría el médico cuando pudiera. A media tarde el odontólogo contactó telefónicamente con el paciente. En la conversación se le indicó que solo se atendían casos de urgencia por las circunstancias sanitarias. La única atención disponible era la telefónica. Por la insistencia del acusado, el médico se vio obligado a cortar la comunicación. El procesado se personó en el centro de salud con la finalidad de ser visto por el dentista y se dirigió a la consulta.

Agresión física con un cuter
Dentro de la consulta, el odontólogo insistió en que no podía atenderle. En ese momento el procesado sacó un cúter que llevaba en el bolsillo, lo abrió y le dijo que le iba a «cortar el cuello«. Con el fin de acabar con la vida del médico, se abalanzó sobre él y le alcanzó en la cara, cuello, torso y mano izquierda, pero no consiguió su propósito al defenderse la víctima.

El médico sufrió varias heridas como consecuencia de la agresión. Entre otras cosas, necesitó tratamiento médico quirúrgico posterior y precisó para la curación de sus lesiones de 60 días impeditivos para sus ocupaciones habituales. Además, persiste la sintomatología de estrés derivado de la situación, perjuicio estético moderado y falta de sensibilidad en el dorso de la mano izquierda.

El médico necesitó tratamiento quirúrgico, 60 días para la curación y persisten otras secuelas

El procesado presenta un diagnóstico compatible con un trastorno depresivo grave recurrente, trastorno de adaptación y trastorno por abuso de sustancias. Todo ello le produce un emprobrecimiento de su personalidad y un déficit de control de impulsos. En el momento en que cometió los hechos presentaba mermada su voluntad, pero conservaba su capacidad cognitiva.

Noticias complementarias