Inicio ASP El valor del expediente académico en la prueba MIR. Dr. Juan Antonio...

El valor del expediente académico en la prueba MIR. Dr. Juan Antonio Vargas

Universidad Autónoma Enfermedades autoinmunes enfermedades raras JA Vargas

..Dr. Juan Antonio Vargas. Jefe de Sección de Medicina Interna y Jefe de Estudios del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda. Ex decano de Medicina de la UAM (2011-2019).
Estamos en un momento importante en el que se están valorando posibles modificaciones en la prueba MIR. Uno de los posibles cambios del MIR se centra en el valor del expediente académico, que durante años ha sido motivo de controversia.

En la actualidad, la asignación de plazas se basa en la elección ordenada según los resultados obtenidos en el examen tipo test (90%) y de la media del expediente académico (10%). Hasta 2009, el baremo académico ponderaba un 25%. Esta reducción del valor del expediente tan llamativa se basó en las posibles diferencias en las calificaciones globales de las distintas universidades tanto nacionales como extranjeras.

Se está estudiando la forma de normalizar los méritos académicos atendiendo tanto al expediente como al rendimiento obtenido en el examen MIR

Desde la Conferencia Nacional de Decanos, se realizó un análisis de los expedientes académicos, observando pocas diferencias en las notas medias de los egresados de las diferentes facultades españolas. Sin embargo, esto no ocurría cuando se comparaba con otras facultades comunitarias y extracomunitarias. Por ello, se está estudiando la forma de normalizar los méritos académicos atendiendo tanto a las notas medias como al rendimiento obtenido en el examen MIR por cada facultad.

Si se introdujera este factor de normalización, se evitaría la sensación de injusticia que pueden tener algunas facultades más exigentes y facilitaría que nuestros estudiantes se centraran en el estudio de la carrera de medicina y en la realización de las mejores prácticas clínicas. Esto permitiría una posible mayor valoración de los méritos académicos, que podría oscilar entre un 10-20%. Esto redundaría en un mayor aprovechamiento de los seis años del grado, particularmente de los últimos cursos en los que los estudiantes se centran de forma creciente en la preparación de la prueba objetiva.

Si se introdujera este factor se facilitaría que nuestros estudiantes se centraran en el estudio de la carrera de medicina y en la realización de las mejores prácticas clínicas

En esta línea, existen evidencias recientes del grupo de Jorge Pérez de la Universidad Pompeu Fabra. Éstas indican que el mejor predictor para obtener unos buenos resultados en el examen MIR es tener un buen expediente académico en la facultad. La relación entre el rendimiento académico y el resultado en el examen MIR fue muy elevada y altamente significativa. Como indican estos autores, es necesario que los estudiantes de medicina conozcan esta evidencia; en resumen, que lo mejor para su futuro es realizar lo mejor posible las actividades de aprendizaje propuestas en su centro, lo que disminuiría la posible ansiedad. Así, se evitaría que el estudiante esté más preocupado en la preparación del examen MIR que en el aprendizaje ofertado por su facultad.

Noticias complementarias:

Compartir