Inicio ASP Un estudio con un nuevo método serológico indica una prevalencia de Covid-19...

Un estudio con un nuevo método serológico indica una prevalencia de Covid-19 del 25% en Madrid en junio de 2020

incidencia-acumulada-tendencia-descendente

..Redacción.
Un estudio que aplica un nuevo método serológico desarrollado por el CSIC señala que casi el 25% de la población de Madrid ya se había infectado por el SARS-CoV-2 en junio de 2020, por lo que la prevalencia de Covid-19 sería mayor que la que se pensaba en un principio. Investigadores del Centro de Astrobiología, mixto del CSIC y del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), han desarrollado este método que utiliza varias proteínas del SARS-CoV-2 para detectar anticuerpos.

El nuevo método serológico detecta de manera simultánea anticuerpos IgM e IgG en una microgota de suero sanguíneo

El estudio se realizó durante los meses de abril y mayo de 2020 y sus resultados están disponibles en la revista Microbial Biotechnology. El método, denominado Scovam (de SARS COV-2 Antigen Microarray), es un ensayo basado en fluorescencia que permite detectar simultáneamente los anticuerpos IgM e IgG en una microgota de suero sanguíneo. Según el CSIC, es un método «con una elevada sensibilidad, cuantitativo, escalable y automatizable» para el análisis de un gran número de muestras. Además, posibilita el tratamiento digital de toda la información obtenida.

El CSIC señala que una ventaja del método Scovam respecto de otros métodos existentes es que utiliza varias de las proteínas del virus para detectar los anticuerpos específicos. Disponer de varias proteínas virales como anzuelo aumenta la probabilidad de captura de los anticuerpos, lo que lo hace más fiable.

El estudio de prevalencia de Covid-19 con el nuevo método serológico se desarrolló entre abril y mayo de 2020

Además, este método permite la identificación de patrones antigénicos del virus, puesto que no todas las proteínas estimulan la producción de anticuerpos con la misma eficiencia. Esta característica es especialmente importante para el seguimiento y monitorización de las vacunas, pues permite averiguar, en el mismo ensayo, con qué proteína viral se ha desarrollado la vacuna.

El nuevo método se puede implementar para detectar simultáneamente otros marcadores relevantes asociados a la enfermedad. Entre ellos los factores reguladores de la inflamación y la respuesta inmune, como las citoquinas.

Permite la identificación de patrones antigénicos del virus y detectar simultáneamente otros marcadores relevantes asociados al Covid-19

Scovam fue probado mediante un ensayo ciego con muestras de sueros positivos y negativos, prepandemia y durante la pandemia, testados por dos métodos comerciales. Posteriormente, el método fue validado mediante el análisis de 742 sueros y se comparó con un ensayo serológico comercial ampliamente utilizado y basado en quimioluminiscencia.

El nuevo método mostró casi el doble de sensibilidad que el método comercial. Este dato se confirmó cuatro meses después, tras analizar la prevalencia de un subgrupo de 78 sueros positivos. El 93% de ellos seguían siendo positivos con Scovam, frente al 48% con el método comercial. Algunos sueros presentaron anticuerpos contra solo una de las proteínas del virus, lo que explicaría los falsos negativos observados con otros métodos.

Los datos del estudio de prevalencia del Covid-19 sugieren que un cuarto de la población de Madrid podría haberse contagiado para entonces. Suponen más de 1,5 millones de personas

Se obtuvieron resultados similares con otro conjunto aleatorio de 880 muestras de sueros de la región de Madrid, mostrando un 26% de positivos en junio de 2020. Los datos del estudio sugieren que aproximadamente un cuarto de la población de Madrid podría haberse contagiado para entonces. Suponen más de 1,5 millones de personas.

Se ha monitorizado la seroprevalencia del grupo de 78 personas en el que la mayoría reportaron síntomas o PCR compatible con covid entre marzo y abril de 2020, que mostraron concentraciones altas de anticuerpos en junio de 2020. Aunque la concentración de anticuerpos va disminuyendo con el tiempo, más del 99% de este grupo mantenía niveles altos de anticuerpo IgG a los 7-8 meses tras la infección. Además, el 95,6 % seguía siendo positivo a los 11-12 meses de la infección, mostrando concentraciones similares a algunas personas vacunadas.

Más del 99% mantenía niveles altos de anticuerpos IgG a los siete y ocho meses y el 95,6% seguía teniéndolos a los 11-12 meses

Finalmente, Scovam está permitiendo seguir y monitorizar la producción de anticuerpos en personas ya vacunadas. Los primeros resultados indican que aquellas personas que han pasado la enfermedad responden con producción de anticuerpos IgG entre los cinco y 10 días después de la primera dosis. En el caso de las personas no expuestas previamente al virus, la respuesta se retrasa hasta 15-21 días, y a veces hasta una semana después de la segunda dosis.

Noticias complementarias: