Inicio ASP La Fundación Jiménez Díaz apuesta por reducir el impacto de la asistencia...

La Fundación Jiménez Díaz apuesta por reducir el impacto de la asistencia sanitaria sobre el medio ambiente

MRS
La Fundación Jiménez Díaz, Madrid.

..Redacción.
La Fundación Jiménez Díaz ha puesto en marcha un programa para reducir el impacto de la asistencia sanitaria sobre el medio ambiente. Son varias iniciativas en distintos ámbitos de la actividad del hospital que reducen la huella de carbono generada por la práctica sanitaria. En concreto, el proyecto MAS+, Medio Ambiente y Salud contempla diferentes medidas encaminadas a este objetivo. Se trata de la implementación de sistemas sostenibles de energía y mejoras en el uso de gases anestésicos e inhaladores. También incluye la aplicación de protocolos de reciclado y esfuerzos en investigación, concienciación, comunicación y promoción de la digitalización.

El centro sanitario ha declarado así la emergencia climática con el fin de concienciar a sobre la necesidad de poner en marcha un modelo sostenible. A través de la amplia repercusión y el impacto quiere ayudar a disminuir la huella de carbono y mejorar así el cambio climático.

El principal impulsor del proyecto de protección del medio ambiente es jefe asociado del Servicio de Neumología en el hospital, el Dr. Felipe Villar

El principal impulsor del proyecto de protección del medio ambiente es jefe asociado del Servicio de Neumología en el hospital, el Dr. Felipe Villar. Ha recalcado que el sector de la salud genera el 4,4% de las emisiones que producen la huella de carbono a nivel mundial. Si fuera un país, ha dicho, “sería el quinto productor de ésta en el mundo«. «El personal y las instituciones sanitarias debamos hacer un ejercicio de responsabilidad y ser los primeros en abogar y contribuir a mejorar el cambio climático y así proteger la salud de nuestros pacientes«, ha subrayado.

En este sentido, ha explicado que el programa MAS+ se puso en marcha a principios de este año. «Contempla el diseño y desarrollo de varias iniciativas en distintos ámbitos de la actividad del hospital para la reducción de la huella de carbono generada por la práctica sanitaria en lo que se refiere a la sostenibilidad del centro y los actos médicos«.

Acciones en mantenimiento y actividad sanitaria
En esta línea, ha puesto en valor la apuesta por la ingeniería y mantenimiento. La implementación de sistemas sostenibles de energía hace más eficiente la disminución de la huella de carbono. De la misma manera lo es la apuesta por mejoras aplicadas en el uso de gases anestésicos e inhaladores y en los protocolos de reciclado o el incremento en la indicación de fármacos anestésicos menos dañinos para el medioambiente frente a aquellos como el óxido nitroso o los gases fluorados, que generan mayor huella de carbono.

Hace una apuesta por mejoras aplicadas al uso de gases anestésicos e inhaladores o indicación de fármacos anestésicos

Así, ha incidido en el incremento en la prescripción y manejo de fármacos broncodilatadores o corticoides mediante dispositivos de inhalación que generen menos efecto invernadero. Son inhaladores de polvo seco (DPI) o de niebla fina (SMI) en detrimento de los de dosis medida presurizados (pMDI), utilizados como propelentes los hidrofluorocarbonos.

Según ha explicado, «el uso de un inhalador pMDI durante un mes, periodo para el que suele prescribirse, equivale a la huella de carbono que genera un coche que debe recorrer una distancia de unos 300 kilómetros, mientras que la utilización el mismo tiempo de un inhalador DPI o SMI genera la que recorrería el mismo vehículo a lo largo de solo 6 kilómetros«.

También ha destacado el reciclado de fármacos y envases. El reto es diseñar «protocolos adecuados para que el beneficio en el paciente sea real y que no solo haya una indicación terapéutica, sino un aprendizaje«. En este sentido, ha resaltado la importancia de una buena información y educación en el uso de sobrantes de fármacos.

Igualmente, ha destacado como otra de las áreas clave de la iniciativa la concienciación y la comunicación. «Tenemos que informar muy bien a la población de que la mejora del cambio climático no va unida solamente a una mejora del medioambiente, sino también a una prevención de sus enfermedades, y que para ello es tan importante reducir la huella de carbono y la contaminación como tener una vida saludable«, ha indicado.

El reto es que el colectivo sanitario y el sector hospitalario tomen la iniciativa en este tipo de recomendaciones

Un reto, ha indicado, ante el que el colectivo sanitario y el sector hospitalario deben tomar la iniciativa en este tipo de recomendaciones. Pueden ser ejemplo también de otro tipo de estrategias que contribuyen igualmente a este objetivo, tales como la promoción de la digitalización.

«Apostar por los servicios no presenciales, realizar una teleasistencia o una e-consulta, trabajar en digital, sin papeles, o empoderar al paciente como gestor de su propio proceso de salud a través de una aplicación que optimiza la comunicación con el hospital disminuyendo desplazamientos a este es otra forma de reducir la huella de carbono que genera la atención médica porque utiliza menos recursos productores de la misma (electricidad, papel) y minimiza el uso de vehículos que emiten gases de efecto invernadero«, ha señalado vinculando la innovación a la mejora del medioambiente.

De este modo, pretender convertir a la Fundación Jiménez Díaz en «un ejemplo para el resto de sectores, sobre todo de la salud, a la hora de reducir la huella de carbono, revertir el cambio climático y proteger así la salud de la población y de los pacientes«. «Cuidar el medioambiente también es proteger la salud, tanto en prevención como en curación«, ha concluido Villar.

Noticias complementarias