Inicio ASP PIMA, el programa que pone al paciente en el centro del tratamiento....

PIMA, el programa que pone al paciente en el centro del tratamiento. Inés Vergara (VitalAire)

Inés Vergara

..Inés Vergara, responsable Asistencial Nacional de VitalAire España.
En España, el 6% de la población adulta y el 3% de los niños y adolescentes sufre el síndrome de la apnea del sueño, una enfermedad prevenible y tratable que anualmente crece entre el 10 y el 12%.

La apnea se define como una interrupción temporal de la respiración de más de diez segundos de duración provocando un colapso, bien mediante la reducción (hipopnea) o bien mediante la detención completa (apnea) del flujo de aire hacia los pulmones. Puede producir, entre otros efectos, una disminución de los niveles de oxígeno en la sangre, así como un pequeño despertar a menudo subconsciente (arousal), que permite recuperar la respiración normal hasta que se produce el siguiente episodio. Por lo general, la respiración vuelve a la normalidad, a veces con un ronquido fuerte o con un sonido parecido al que una persona hace cuando se atraganta. La duración de las pausas puede variar entre unos pocos segundos a varios minutos, y se consideran severas cuando superan las 30 veces por hora.

En España, el 6% de la población adulta y el 3% de los niños y adolescentes sufre el síndrome de la apnea del sueño

En muchas ocasiones el propio paciente no es consciente de los episodios de apnea durante la noche, y son los familiares quienes refieren la presencia de estos eventos. Por este motivo, en la detección de la apnea obstructiva del sueño juega un papel fundamental la pareja o los familiares del paciente. Son ellos quienes detectan la existencia de un ronquido estrepitoso, movimientos corporales frecuentes y paradas en la respiración que terminan con un ronquido mayor de lo habitual.

Hay que destacar que no todas las personas que roncan padecen apnea del sueño ya que existen otros trastornos y enfermedades que pueden causar somnolencia diurna y mal dormir. Para hacer un diagnóstico correcto, se lleva a cabo un estudio de sueño, mediante polisomnografía o poligrafía cardiorrespiratoria, que permite determinar si el paciente padece o no este síndrome y el grado de severidad del mismo.

Entre las técnicas e instrumentos de los que se disponen para el tratamiento de la apnea del sueño, caben destacar la CPAP (Continuos Positive Airway Pressure), sistemas de presión positiva continúa en la vía aérea; BPAP (Bilevel Positive Air pressure), sistemas que establecen dos niveles de presión por respiración; y APAP (sistemas de ajuste automático de la presión).

El 30% de los pacientes no son adherentes

La adherencia al tratamiento en esta patología es fundamental, ya que influirá tanto en la mejoría de la sintomatología como en la prevención de eventos cardiovasculares. Sin embargo, alrededor del 30% de pacientes con apnea del sueño no son adherentes a su tratamiento. Conscientes de ello, desde VitalAire, actividad específica de terapias respiratorias domiciliarias de Air Liquide Healthcare, hemos desarrollado el primer programa personalizado de adherencia para apnea del sueño basado en las características del paciente y en su disposición a la adherencia.

PIMA tiene como objetivo poner al paciente en el centro de su tratamiento y mejorar su adherencia

PIMA, de las siglas “Plan Individualizado de Mejora de la Adherencia”, tiene como objetivo poner al paciente en el centro de su tratamiento y mejorar su adherencia en base a un plan de cuidados personalizado y definido por un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios. Basado en evidencia científica, se ha desarrollado de acuerdo a protocolos establecidos por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Con el objetivo de comparar el tratamiento estándar con el tratamiento personalizado propuesto por PIMA, se realizaron tres ensayos clínicos en diferentes hospitales de España: Hospital Universitario de La Princesa (Madrid), Hospital Universitario Central (Asturias) y Hospital Joan XXIII (Tarragona). Tras los resultados, se demostró que, mediante el programa PIMA, el cumplimento del paciente con la CPAP se incrementa de media dos horas cada noche además de mejorar de forma significativa otros outcomes como la calidad de vida de los pacientes o el bienestar emocional. Del mismo modo, según los expertos, repercute positivamente en la práctica clínica. PIMA estratifica a cada paciente según su perfil y potencial de adherencia, le hace partícipe activo de su enfermedad, e individualiza el seguimiento de acuerdo con sus necesidades específicas.

La educación del paciente supone otro de los pilares fundamentales de PIMA. A este respecto, destaca el programa MENTA, una entrevista motivacional a través de la cual se forma y educa al paciente sobre su enfermedad y su tratamiento con un enfoque donde él sea el protagonista principal en todo momento. Todo ello, mediante un diálogo abierto y fluido que le permita expresar sus preocupaciones y encontrar, con la tutela del profesional médico, posibles soluciones.

Noticias complementarias: