Inicio ASP La reforma de la atención primaria, sin rumbo, como el holandés errante

La reforma de la atención primaria, sin rumbo, como el holandés errante

holandés errante

..Luis de Haro. Director General de iSanidad.
El holandés errante es un mito extendido por el mundo y la historia. Se trata de la leyenda de un barco fantasma que no pudo volver a puerto. Este holandés errante estuvo condenado a vagar para siempre por los océanos del mundo, sin rumbo fijo y en muchas ocasiones resplandeciendo con una luz fantasmal. La leyenda cuenta que si otro barco lo atiende o asiste también se verá condenado a vagar por las aguas oceánicas.

Como la historia del holandés errante, la reforma de atención primaria no encuentra puerto al que llegar. Nunca termina de establecerse. La diferencia está en que no es un mito, la necesidad de la reforma de la atención primaria es completamente real y necesaria.

Como la historia del holandés errante, la reforma de atención primaria no encuentra puerto al que llegar

No es un tema nuevo. Todos los médicos de atención primaria insisten en ello hace años, las sociedades científicas que les representan insisten en ello hace años. La reforma es necesaria y tantas promesas realizadas necesitan cumplirse urgentemente.

No se trata solo de recursos y de personal. Se trata de reformar sus objetivos, sus competencias, su situación… tantas cosas que han quedado desfasadas. Hay que darle solución al problema que tienen esos profesionales que atienden 45/50 pacientes en un solo día. De la misma forma hay que darle solución a la falta de competencias.

La necesidad de reforma la piden, incluso, otros especialistas. Los cardiólogos, los internistas, los farmacéuticos y las enfermeras

La necesidad de reforma la piden, incluso, otros especialistas. Los cardiólogos, los internistas, los farmacéuticos y las enfermeras. Todos coinciden en que la situación actual perjudica al sistema.

Con este “presente” es normal que en la elección MIR la medicina de atención primaria esté quedando relegada en los últimos años. El problema es más grande de lo que parece. Si no se arregla el problema de la atención primaria de hoy, tampoco los médicos del futuro querrán esta especialidad. Sin reforma el primer nivel asistencial seguirá siendo débil hoy mañana. Hoy todo depende de la disposición del médico y de su capacidad de acoplamiento a un sistema obsoleto. Eso no puede ser.

Noticias complementarias