Inicio ASP El CSIC analiza la eficacia de un anticuerpo monoclonal sintético para combatir...

El CSIC analiza la eficacia de un anticuerpo monoclonal sintético para combatir el cáncer

anticuerpo-monoclonal-sintetico-cancer
Foto: Pocillos con células tumorales / Gema de la Asunción / CSIC Comunicación

..Redacción.
Se conoce como SYB-010 y es un anticuerpo monoclonal sintético que ha mostrado su capacidad para inhibir el crecimiento de tumores y aumentar la superviviencia al cáncer en animales. Ahora, el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC analizará su eficacia para activar el sistema inmunitario frente al cáncer.

El anticuerpo monoclonal sintético SYB-010 ha mostrado capacidad para inhibir el crecimiento de tumores y aumentar la superviviencia al cáncer en animales

Estudiarán el impacto inmunomodulador de este anticuerpo monoclonal sintético evaluando su efecto en las células Natural Killer (NK) humanas en presencia de exosomas inhibidores, unas pequeñas vesículas que podrían contribuir a bloquear el sistema inmunitario que pueden liberar los tumores. «El anticuerpo SYB-010 reconoce estas sustancias inhibidoras para poder desactivarlas cuando se liberan en el entorno tumoral”, explica Mar Valés, investigadora que participa en el proyecto, junto con Hugh Reyburn, ambos del CNB-CSIC.

«Las células Natural Killer son muy parecidas a los linfocitos T por su forma de eliminar de forma directa las células tumorales, pero requieren un mecanismo diferente para su activación», continúa la investigadora.

Estudiarán el impacto inmunomodulador de este anticuerpo monoclonal sintético evaluando su efecto en las células NK humanas frente al cáncer

«Nuestro trabajo consiste en analizar la respuesta de las células NK humanas en diferentes situaciones que podrían ocurrir en el entorno tumoral. El fin de dilucidar si este anticuerpo potencia su respuesta antitumoral». El anticuerpo monoclonal sintético ha sido desarrollado por Samyang Biopharm USA, con quien el CSIC ha cerrado un acuerdo de colaboración para hacer este análisis.

Su objetivo es apoyar la solicitud de permisos necesarios que permitan los ensayos en seres humanos. «Nos propusieron colaborar dada nuestra larga trayectoria en el estudio de las células NK y de la molécula inmunomoduladora en cuestión”, explica la investigadora del CSIC.

El fin de dilucidar si este anticuerpo potencia la respuesta antitumoral en humanos

En modelos preclínicos se ha demostrado de manera significativa el efecto inmunomodulador de SYB-010. El tratamiento con este anticuerpo reduce notablemente el crecimiento del tumor. Además, muestra potencial para reducir también el número de metástasis y aumentar la supervivencia general de los animales.

«Al combinar nuestra experiencia en la investigación preclínica, que analiza el efecto inmunomodulador de los candidatos a nuevos fármacos, esperamos confirmar el potencial de SYB-010 como un agente viable para el tratamiento del cáncer», concluye Mar Valés.

Noticias complementarias: