Inicio ASP ¿Cómo pueden tratar los médicos de atención primaria la depresión tras la...

¿Cómo pueden tratar los médicos de atención primaria la depresión tras la crisis sanitaria?

dr-alcala-taller-depresion-atencion-primaria

..Gema Maldonado (Zaragoza).
Hasta la última de las sillas disponibles tiene dueño. Y otros médicos siguen agrupándose en la puerta de acceso al aula para ver si pueden entrar a última hora. Pero no hay manera. Es uno de los talleres del Congreso Nacional de Semergen que se celebra estos días en Zaragoza y el tema que se trae entre manos, de los que ocupan en los últimos meses una parte importante del tiempo de los médicos de familia: el manejo de la depresión en atención primaria en el contexto de la crisis sanitaria.

La primera premisa de la sesión es que el paciente con síntomas depresivos “requiere tiempo, que es lo que os falta a vosotros”, reconoce el Dr. José Ángel Alcalá Partera, psiquiatra del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, pero “podéis tener unas ideas claras para poder tratar estos casos”. Y esas ideas las ha reflejado el Grupo de Salud Mental de Semergen en un manual orientado a la práctica clínica diaria. Médicos de familia y psiquiatras empezaron a reunirse en febrero hasta culminar un texto “útil para la consulta”, que aún no está disponible para su consulta online.

Médicos de familia y psiquiatras empezaron a reunirse en febrero hasta culminar un texto sobre cómo tratar la depresión “útil para la consulta” de atención primaria 

“Es fundamental que estemos al lado de los pacientes en el tortuoso camino de la depresión”, explicó el Dr. Alcalá. Los problemas asistenciales que ya había antes de la pandemia “se han visto agravados” y “harían falta más psicólogos, hay más dificultades para la derivación tras la pandemia, puede que un psiquiatra tarde tres meses en ver al paciente”, lamentó.

Por eso, recordó que los médicos de familia “sois la puerta de entrada para el paciente depresivo. Manejáis muy bien fármacos antidiabéticos, tratamientos para el colesterol o la hipertensión, con los antidepresivos también os podéis manejar y cambiar tratamientos”. Sin embargo, el psiquiatra señaló que “solo el 50% de los casos de depresión se detectan en atención primaria”. La complejidad del proceso depresivo, la falta de tiempo en la consulta o de formación específica parecen ser los motivos.

“Solo el 50% de los casos de depresión se detectan en atención primaria”

¿Cómo detectar de forma precoz la depresión en atención primaria?
La pandemia ha generado “una avalancha de consultas sobre depresión”. Sobre todo han crecido los cuadros depresivos con incidencia de trastornos adaptativos, por ejemplo a causa de los duelos por la pérdida de familiares debido al Covid-19. Pero también síntomas somáticos, como crisis por ansiedad, problemas de fobias y suicidio. Además se han agravado los cuadros depresivos previos a la pandemia, como la distimia o el consumo de sustancias tóxicas.

El psiquiatra recomendó hacer varias preguntas que sirvan de “sreening”: la frecuencia con la que se ha sentido triste o desesperanzado, si tiene irritabilidad, si siente de forma continuada poco interés o placer por cosas que antes le gustaban y si ha sentido deseos de dejar de vivir. A continuación es necesario recoger la sintomatología: si tiene cambios en el humor, falta de interés e incapacidad para disfrutar.

Preguntar y detectar síntomas como cambios de humor, falta de interés e incapacidad para disfrutar facilitan el diagnóstico

“Lo más frecuente es que con dos de esos tres síntomas el paciente esté en una depresión”, explicó. También recomendó preguntar por otros síntomas vinculados al sueño, al apetito y a aspectos cognitivos. “Todo esto nos ayudará a diagnosticar, descartando siempre los problemas más orgánicos que pueden causar una depresión, como alteraciones tiroidea o efectos secundarios de algunos fármacos”. Por último, recomendó hablar con el paciente sobre sus expectativas y objetivos a conseguir. “Algunos quieren que les vea directamente el psiquiatra y otros esperan que les trates en primaria”, aclaró.

Qué tratamientos poner
Con todos estos datos recogidos, “vemos qué grupo de síntomas vamos a tocar con el tratamiento farmacológico”. El Dr. Alcalá se refirió a los aspectos a tener en cuenta para seleccionar el fármaco adecuado. Desde las comorbilidades físicas del paciente hasta las comorbilidades psiquiátricas, o las posibles interacciones con otros fármacos. El peso del paciente y la edad. “Con pacientes jóvenes se puede empezar con un fármaco dopaminérgico”, apuntó.

Con todos estos datos recogidos, “vemos qué grupo de síntomas vamos a tocar con el tratamiento farmacológico”

Una vez más, es necesario conocer las expectativas del paciente con el fármaco, un punto importante para la adherencia al tratamiento. Si una vez puesto no funciona, es posible cambiarlo hasta lograr “la remisión del mayor número de síntomas”. Por eso, recomendó a los asistentes “perder el miedo desde primaria a manejar los antidepresivos”.

¿Cuándo derivar a atención especializada?
No hay consenso total en este aspecto y en muchos casos, depende del propio médico y su manejo de las enfermedades mentales. Pero el Dr. Alcalá ofreció una serie de criterios, según el trastorno y según aspectos específicos del paciente. Trastornos como la distimia, los episodios depresivos moderados y graves o los trastornos adaptativos están entre los problemas de salud que se derivan a atención especializada.

El taller ofreció criterios de derivación de casos de depresión a la atención especializada

Los pacientes con comorbilidades graves, que no mejoran después de un tiempo con el tratamiento correcto, que presentan riesgo de suicidio o síntomas alucinatorios  delirantes, son algunos de los casos que deben derivarse.

“¿Y cuando ves trastornos adaptativos que requieren psicoterapia para gestionar, por ejemplos conflictos con la empresa?”. Es una de las preguntas del taller. “Son cuadros que requieren tiempo, pero a veces se cronifican. Si el paciente tiene muchos síntomas o muy graves, además del trastorno, tiene una depresión”, afirmó el Dr. Alcalá.

Noticias complementarias: