Inicio ASP La vacuna contra el VPH reduce las tasas de cáncer de cuello...

La vacuna contra el VPH reduce las tasas de cáncer de cuello uterino en un 87%

Es la primera evidencia directa de prevención del cáncer de cuello uterino con vacuna bivalente

detección-de-ARNm

..P.M.S.
Un estudio publicado en The Lancet ha demostrado que el programa de vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) del Reino Unido ha reducido las tasas de cáncer de cuello uterino en un 87% en mujeres de 20 años en Inglaterra, a quienes se les ofreció la vacuna de 12 a 13 años. En concreto, la investigación estima que el programa de VPH previno 17.200 precánceres y 450 casos de cáncer de cuello uterino durante un periodo de 11 años (2008-2019).

El programa de vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) de Reino Unido ha reducido las tasas de cáncer de cuello uterino en un 87%

Casi todos los cánceres de cuello uterino son causados por el VPH, un vínculo que los científicos de Cancer Research UK demostraron hace más de 20 años. El VPH también está relacionado con otros tipos de cáncer, como el cáncer de boca y garganta. La vacuna contra el VPH protege contra las principales cepas del virus que causan cáncer: VPH 16 y 18. Proteger a las personas contra la infección ayuda a prevenir cambios anormales en las células del cuello uterino, lo que a su vez conduce a menos casos de cáncer de cuello uterino.

Anteriormente, se había confirmado que la vacuna contra el VPH es eficaz para prevenir la infección por VPH, las verrugas genitales y los cambios celulares precancerosos de alto grado en el cuello uterino. No obstante, hasta hace poco no se había podido asegurar que la vacuna reduce los casos de cáncer de cuello uterino, el objetivo del programa de vacunación.

Este estudio es el primero que se centra en el programa de vacunación del Reino Unido y el primero en analizar la eficacia de la vacuna bivalente (Cervarix) contra el cáncer de cuello uterino. Los investigadores analizaron todos los cánceres de cuello uterino diagnosticados en Inglaterra en mujeres de 20 a 64 años entre enero de 2006 y junio de 2019. Así, observaron que la vacuna redujo la incidencia de cáncer de cuello uterino en un 34% en las que la recibieron de 16 a 18 años, en un 62% en las de 14 a 16 años y en un 90% en las vacunadas de 12 a 13.

La vacuna redujo la incidencia de cáncer de cuello uterino en un 34% en las que la recibieron de 16 a 18 años, en un 62% en las de 14 a 16 años y en un 90% en las vacunadas de 12 a 13

Desde Cancer Research UK valoran los resultados como muy prometedores. «La vacuna es más eficaz cuando se administra entre los 11 y los 13 años, cuando es menos probable que alguien haya estado expuesto al VPH», precisan. Desde 2008 la vacuna se ofrece a las niñas de 11 a 13 años en Reino Unido y desde septiembre de 2019 los niños de esta franja de edad también pueden recibirla. El estudio cuantifica el efecto temprano del programa de inmunización sobre el cáncer de cuello uterino y el carcinoma de cuello uterino in situ, es decir, los registros de neoplasia intraepitelial cervical de grado 3 (CIN3).

«Ha sido increíble ver el impacto de la vacunación contra el VPH y ahora podemos demostrar que evitó que cientos de mujeres desarrollaran cáncer en Inglaterra. Sabemos desde hace muchos años que la vacunación contra el VPH es muy eficaz para prevenir determinadas cepas del virus, pero ver el impacto de la vacuna en la vida real ha sido realmente gratificante», destaca uno de los autores del estudio, Peter Sasieni, del King’s College London.

Además, pronostica que, si la mayoría de personas continúan recibiendo la vacuna contra el VPH y se someten a exámenes detección, el cáncer de cuello uterino se convertirá en una enfermedad rara. «Este año ya hemos visto el poder de las vacunas para controlar la pandemia de Covid-19. Estos datos muestran que la vacunación funciona para prevenir algunos cánceres», subraya. El virus también está relacionado con otros cánceres, incluidos los de vagina, vulva, ano, pene y algunos cánceres de cabeza y cuello.

Dra. Vanessa Saliba: «La vacuna contra el VPH salva vidas al reducir drásticamente las tasas de cáncer de cuello uterino entre las mujeres»

La Dra. Vanessa Saliba, epidemióloga consultora de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (Uksha), recalca que estos hallazgos notables confirman que «la vacuna contra el VPH salva vidas al reducir drásticamente las tasas de cáncer de cuello uterino entre las mujeres». En este sentido, resalta la importancia de las vacunas, una de las herramienta más importantes para tener vidas más largas y saludables. «Es un momento histórico ver el primer estudio que muestra que la vacuna contra el VPH ha protegido y seguirá protegiendo a miles de mujeres del desarrollo de cáncer de cuello uterino», concluye Michelle Mitchell, directora ejecutiva de Cancer Research UK.

Estrategia de la OMS para la eliminación del cáncer de cuello uterino
En 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) adoptó una estrategia global para la eliminación del cáncer de cuello uterino. La OMS señaló que había llegado el momento de actuar «para eliminar el cáncer de cuello uterino como problema de salud pública». El organismo sanitario internacional de Naciones Unidas plantea que para eliminar el cáncer de cuello uterino todos los países deben alcanzar y mantener una tasa de incidencia inferior a cuatro casos por cada 100.000 mujeres. Para alcanzar este objetivo identifican tres pilares: vacunación, pruebas de detección y tratamiento.

OMS: para eliminar el cáncer de cuello uterino todos los países deben alcanzar y mantener una tasa de incidencia inferior a cuatro casos por cada 100.000 mujeres

En vacunación buscan lograr que el 90% de las niñas estén completamente vacunadas con la vacuna contra el VPH a la edad de 15 años. Respecto a las pruebas detección, buscan que el 70% de las mujeres se sometan a pruebas de detección mediante una prueba de alto rendimiento a los 35 años, y nuevamente a los 45 años. Finalmente, en lo referente al tratamiento el objetivo es conseguir que el 90% de las mujeres con precáncer sean tratadas y el 90% de las mujeres con cáncer invasivo también. «Cada país debe cumplir con las metas 90-70-90 para 2030 para emprender el camino hacia la eliminación del cáncer de cuello uterino en el próximo siglo», asegura la OMS.

Noticias complementarias