Inicio ASP Los costes totales de la obesidad se duplicarán en España en 2060,...

Los costes totales de la obesidad se duplicarán en España en 2060, según un estudio internacional

obesidad

..Redacción.
El impacto económico de la obesidad se duplicará en España en los próximos 40 años, si continúa la “inercia política”actual. Así lo indica un estudio de modelización de 8 países, publicado en la revista BMJ Global Health. Además, si se mantienen las tendencias actuales, ese impacto económico provocado por la obesidad representará el 3,6%, por término medio, del Producto Interior Bruto (PIB) de un país para 2060.

Entre 1975 y 2016, la prevalencia de la obesidad aumentó en todos los países del mundo. Además, es un factor de más de cinco millones de muertes por enfermedades no infecciosas cada año. Y más de la mitad se producen entre los menores de 70 años. Según los cálculos del estudio, reducir la prevalencia de la obesidad en un 5% respecto a los niveles previstos, o mantenerla en los niveles de 2019, podría traducirse en una reducción media anual de estos costes del 5% y el 13%, respectivamente. Además, la obesidad se asocia a mayores costes personales y sociales directos e indirectos en términos de necesidades sanitarias, pérdida de productividad y reducción de la calidad de vida.

Reducir la prevalencia de la obesidad en un 5% respecto a los niveles previstos podría traducirse en una reducción media anual de estos costes del 5% y el 13%

Para reflejar diferentes regiones geográficas y niveles de renta, los investigadores eligieron Australia, Brasil, India, México, Arabia Saudí, Sudáfrica, España y Tailandia. Además, usaron un enfoque de “coste de la enfermedad” para 28 enfermedades que se sabe que están asociadas a la obesidad para estimar el impacto económico del sobrepeso y la obesidad en ocho países para 2019 y para 2060. Así, se propusieron calcular el impacto económico actual y futuro de la obesidad. Para ello, utilizaron un marco de modelización aplicable a diferentes contextos nacionales en todo el mundo.

Por otro lado, se basaron en los resultados de 59 estudios publicados sobre el impacto económico de la obesidad y en una amplia gama de datos nacionales oficiales procedentes de fuentes creíbles, como la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial. Dentro de los costes directos se incluyen los costes médicos y no médicos, como desplazamientos y el tiempo de espera para recibir atención. Sobre los costes indirectos, se incluían las pérdidas económicas por muerte prematura y pérdida de productividad.

Sobre los costes indirectos, se incluían las pérdidas económicas por muerte prematura y pérdida de productividad

En 2019, calcularon que los costes totales per cápita de la obesidad oscilaban entre los 17 dólares de la India y los 940 dólares de Australia. Esto equivale al 1,76% del PIB, de media, en los ocho países, pero oscila entre el 0,8% de India y el 2,4% de Arabia Saudí. Además, la tasa de crecimiento anual del PIB en 2019 fue, en promedio, del 1,6% entre los 8 países, oscilando entre el -0,12% de México y el 5% de la India.

Impacto de dos posibles escenarios
Por otro lado, los investigadores evaluaron el impacto de dos escenarios hipotéticos. El primero sería una reducción del 5% en la prevalencia de la obesidad con respecto a los niveles proyectados. Esto daría lugar a que los costes totales de la obesidad, en proporción al PIB, oscilaran entre el 2,4% en España y el 4,9% en Tailandia en 2060. En comparación con las proyecciones de 2019, esto implica un ahorro medio anual de alrededor del 5,2% en los 8 países entre 2021 y 2060.

El segundo escenario hipotético estima los costes totales de la obesidad si la prevalencia de la misma se mantiene constante en los niveles de 2019. Según los investigadores, esto supondría una reducción media anual de la prevalencia de la obesidad que oscilaría entre el 9% y el 22% para 2060.

Los autores subrayan la necesidad de tomar medidas urgentes para reducir las posibles repercusiones económicas en el futuro a causa de la obesidad

Estos dos escenarios subrayan la necesidad de tomar medidas urgentes para reducir las posibles repercusiones económicas en el futuro. “Esto no se logrará si continúan los niveles actuales de falta de inversión en el tratamiento y los determinantes sociales de la obesidad”, advierten los autores.

Además, explican que estos resultados “sugieren que hay enormes impactos económicos asociados a la obesidad en todos los países; independientemente de la geografía o el nivel de ingresos. Hay una enorme variación entre los países en cuanto al nivel y las repercusiones de la obesidad. Sin embargo, las tendencias históricas y actuales demuestran que los costes económicos aumentarán con el tiempo”.

En definitiva, los investigadores concluyen que hay que apostar por un “aumento concertado de los esfuerzos nacionales para combatir el aumento global de la prevalencia de la obesidad. Y superar la inercia política existente que ha obstaculizado el progreso en la aplicación de las políticas sobre la obesidad”.

Noticias complementarias