Inicio ASP El aumento del riesgo cardiovascular disminuye la esperanza de vida de pacientes...

El aumento del riesgo cardiovascular disminuye la esperanza de vida de pacientes con psoriasis

Janssen organizó el XIII Simposio Nacional de Psoriasis Innovara para abordar cuestiones como el estudio multidisciplinar de los pacientes

psoriasis

..Redacción.
En España la psoriasis afecta al 2,5% de la población y, aunque la mayoría de casos no son graves, hay un porcentaje alto que sí lo son. Además, la evidencia científica revela que algunas comorbilidades, como el riesgo cardiovascular, disminuyen la esperanza de vida de los pacientes. Así se puso de manifiesto durante el XIII Simposio Nacional de Psoriasis Innovara, organizado por Janssen. En este encuentro, diversos especialistas debatieron sobre cuestiones como el abordaje integral de los pacientes, la experiencia clínica y los últimos avances en investigación.

La psoriasis es una enfermedad sistémica que no solo afecta a la piel sino también a otros sistemas. “Una de las afectaciones más conocidas es la articular (artropatía), pero cada vez hay más evidencia de otras comorbilidades. Una de ellas es el aumento del riesgo cardiovascular y, por lo tanto, una disminución de la expectativa de vida en estos pacientes”, explicó el Dr. José Luis Sánchez Carazo, jefe de Sección del Servicio Dermatología del Consorcio Hospital General de Valencia y miembro del comité científico de este simposio.

Dr. Sánchez Carazo: “Una de las afectaciones más conocidas de la psoriasis es la articular, pero cada vez hay más evidencia de otras comorbilidades. Una de ellas es el aumento del riesgo cardiovascular”

Por otro lado, el dermatólogo recordó la necesidad de contar con un estudio global del paciente, “no solo de la piel, sino también de sus demás comorbilidades; el manejo de los nuevos fármacos con las posibilidades terapéuticas que nos ofrecen sus altos perfiles de eficacia y seguridad; y, lo más importante, el papel del paciente en la nueva era, tanto en la toma de decisiones como en el control de su enfermedad”.

Gracias a la aparición de nuevos fármacos en la última década, se ha logrado modificar la enfermedad. Según el Dr. Sánchez Carazo, “antes era impensable el blanqueamiento de la piel en los pacientes con psoriasis a largo plazo, mientras que hoy en día sí lo es. Pero, además, el abordaje precoz de la patología permite la detección precoz de la artropatía, evitando el daño articular. Y cada vez hay más consenso en que estos tratamientos podrían influir en la prevención del riesgo cardiovascular”.

Por el carácter sistémico de la psoriasis, el Dr. Sánchez Carazo afirmó que “la relación con otras especialidades como reumatología, cardiología, endocrinología, digestivo, etc., debe ser muy estrecha

Prevención de comorbilidades asociadas
Otra de las cuestiones tratadas en este encuentro se refiere a las comorbilidades asociadas a la psoriasis. En este sentido, se abordaron los signos que debe explorar el dermatólogo en consulta para prevenirlas.

El primero es la valoración integral del paciente, descartar la presencia de lesiones articulares y hacer una analítica para descartar también trastornos endocrinos asociados a síndrome metabólico (diabetes, dislipemia o hipertensión). Otros signos son la obesidad y conductas adictivas (tabaquismo y consumo excesivo de alcohol), de alta prevalencia en estos pacientes”, detalló el especialista.

El dermatólogo debe atender a signos como la obesidad y conductas adictivas como el alcohol y tabaco, de alta prevalencia en estos pacientes

Asimismo, por el carácter sistémico de la psoriasis, el Dr. Sánchez Carazo afirmó que “la relación con otras especialidades como reumatología, cardiología, endocrinología, digestivo, etc., debe ser muy estrecha. La existencia de unidades multidisciplinares es ya un hecho en muchos centros; aunque con modelos diferentes en función de las necesidades de cada uno

Por último, el experto destacó el papel e los indicadores que permiten controlar mejor la evolución de un paciente con psoriasis. “Para nosotros, los indicadores clínicos actuales deben ser el parámetro PASI absoluto y/o la AME. Estos controlan mucho mejor los estadios de excelente respuesta terapéutica que el PASI 75 o el PASI 90. Además, cada vez con más frecuencia, los valores reportados por el paciente son más importantes en la toma de decisiones. Lo que se conoce como patient reported outcomes”, concluyó.

Noticias complementarias