Inicio ASP La atención de una persona con alzhéimer en España le cuesta a...

La atención de una persona con alzhéimer en España le cuesta a una familia aproximadamente 31.000 euros anuales

persona-con-alzhéimer

..Redacción.
En España, la demencia supone la primera causa de discapacidad, y la enfermedad con mayor grado de dependencia, con un gran impacto económico para las familias. «En nuestro país atender a una persona con enfermedad de Alzheimer le cuesta una familia aproximadamente 31.000 euros anuales. Así, en España, se estima que hay unos 800.000 afectados. El coste de las familias por número de afectados supone casi 25.000 millones de euros anuales investidos para atender esta enfermedad», ha explicado el Dr. Manuel Fernández Martínez, responsable de la Unidad de Investigación Centro Oroitu y neurólogo en el Hospital Universitario de Cruces.

En España, se estima que las familias llegan a invertir 25.000 millones de euros anuales para atender la enfermedad

Esto sucede porque la mayor parte del coste de esta enfermedad recae sobre las familias. Según algunos estudios, el 80% de los pacientes con alzhéimer es cuidado por sus familias. En este sentido, las familias asumen una media del 87% del coste total de los gastos; mientras el 13% del coste total restante es asumido por fondos públicos y corresponde en su mayor parte a gastos sanitarios.

Frente a esta situación, los expertos reivindicas la necesidad de desarrollar programas globales e incrementar los recursos enfocados a fomentar la investigación, prevención, diagnóstico precoz, tratamiento multidimensional y  abordaje multidisciplinario, que permitan reducir la carga sanitaria, social y económica de la demencia. «Cualquier intervención que demuestre una mejoría de la calidad de vida de los pacientes y un retraso en el avance del deterioro cognitivo ahorra costes económicos», ha manifestado el Dr. Fernández Martínez.

Estas son algunas de las conclusiones que se van a abordar en la conferencia, organizada por Nutricia, Evaluación económica de la Salud en Souvenaid en Deterioro Cognitivo Leve’. Esta sesión se enmarca dentro de la LXXIII Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Las familias de los pacientes con alzhéimer asumen una media del 87% del coste total de los gastos 

En concreto, esta evaluación económica se basa en los datos del estudio LipiDidiet, que mostraron que Souvenaid puede retrasar la progresión a demencia desde las fases iniciales del deterioro cognitivo (EA prodrómica). La intervención con el suplemento nutricional de uso médico especial para el manejo dietético del Alzheimer en fases tempranas permite ralentizar el desarrollo del deterioro cognitivo del paciente. Asimismo, permite mejorar el ahorro de costes en las familias. «En este análisis se valoró el coste-utilidad de Souvenaid desde una perspectiva social considerando los costes directos e indirectos, calidad de vida de los cuidadores y calidad ajustada a los años de vida. Para ello se realizaron diferentes análisis que resultaron todos ellos positivos, como la calidad de vida ajustada a los años», comenta el Dr. Fernández Martínez.

Además, «el coste efectividad utilizando diferentes supuestos es claramente favorable a Souvenaid, tanto en deterioro cognitivo leve como en enfermedad de Alzheimer leve. El umbral coste-efectividad en España (ICUR) establecido en 25.000€ hace que Souvenaid sea un tratamiento ahorrador o dominante en calidad de vida ajustada a los años cuando se compara con el grupo control», añade el experto.

Un enfoque multimodal parece ser la opción más realista para la prevención secundaria de la demencia en ausencia de una terapia modificadora de la enfermedad. Es decir, abordar la EA mediante una combinación de intervenciones moderadamente efectivas, pero altamente seguras y tolerables. “Las investigaciones futuras deben determinar si los beneficios en cognición y actividades de la vida diaria en fases iniciales del deterioro cognitivo pueden incrementarse, empleando un multinutriente como Souvenaid, con la combinación de intervenciones en hábitos de vida, dieta y ejercicio físico, como está investigando el estudio FINGER”, concluye el Dr. Fernández Martínez.

Noticias complementarias: