Inicio ASP El Hospital Sant Joan de Déu emplea por primera vez en España...

El Hospital Sant Joan de Déu emplea por primera vez en España la realidad aumentada en una cirugía de escoliosis

Cirugía de escoliosis con realidad aumentada en el Hospital Sant Joan de Déu en Barcelona

..Redacción.
Es la primera vez en España que se realiza una cirugía de escoliosis sirviéndose de realidad aumentada. Ha sido un equipo del Servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona en un paciente de 16 años que sufría una escoliosis con una curvatura de 70 grados que la obligaba a caminar inclinada hacia un lado.

La realidad aumentada se ha aplicado en la cirugía de un paciente de 16 años que sufría una escoliosis con uan curvatura de 70 grados

Los cirujanos ha utilizado un sistema de navegación quirúrgica por realidad aumentada desarrollado por Philips y denominado ClarifEye. Mediante realidad aumentada los cirujanos ortopédicos han podido disponer de imágenes de la zona que está interviniendo fusionadas en tiempo real con otras imágenes de la planificación de la cirugía.

Desde el hospital explican que esta yuxtaposición de imágenes permite al cirujano hacer la intervención según lo planificado. Además, les ayuda a introducir en el lugar preciso el 94% de los tornillos que tienen que colocar en la columna del paciente para corregir la curvatura. Los pacientes que presentan una curvatura tan pronunciada pueden sufrir también dolor severo de espalda, insuficiencia respiratoria, cardíaca o problemas de compresión medular.

La realidad aumentada ayuda a introducir en el lugar preciso el 94% de los tornillos que tienen que colocar en la columna del paciente 

Hasta ahora, los cirujanos empleaban la llamada técnica «manos libres» que consiste en tomar referencias anatómicas y hacer palpaciones con la ayuda del instrumental quirúrgico para determinar donde hay que introducir los tornillos. Se estima que, mediante esta técnica, entre un 20% y un 40% de los tornillos se colocan de manera no tan precisa. Con la nueva tecnología, este porcentaje desciende hasta el 6% y reduce ostensiblemente el riesgo de reintervención.

Según explican el Dr. Alejandro Peiró y la Dra. Imma Vilalta, que han formado parte del equipo que ha llevado a cabo la intervención, la realidad aumentada es especialmente útil cuando la toma de referencias anatómicas es dificultosa. Esto ocurre en el caso de las deformidades muy severas, cuando las vértebras no tienen una forma normal y existe además una malformación vertebral. Pero esta tecnología también «será especialmente útil», señalan, para intervenciones no invasivas de las escoliosis menso graves, aquellas que no requieren resección ósea. Ese tipo de intervenciones se realizan ahora mediante cirugía abierta.

La realidad aumentada también se podrá aplicar y extender en el futuro a muchas otras intervenciones del ámbito de la traumatología

La realidad aumentada también se podrá aplicar y extender en el futuro a muchas otras intervenciones del ámbito de la traumatología. El Dr. César García Fontecha, jefe del Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica, está trabajando actualmente para aplicarla a la cirugía tumoral, la cirugía correctora de las displasias esqueléticas o la cirugía correctora de deformidades y malformaciones complejas de extremidades.

Según Karim Boussebaa, jefe de la división de Sistemas de Terapia Guiada por Imágenes de Philips, con esta tecnología quieren «ayudar a los profesionales sanitarios a cumplir el cuádruple objetivo de mejorar los resultados de salud». Pero también a «mejorar la experiencia del paciente y la satisfacción del personal y reducir el coste de la atención sanitaria».

Noticias complementarias: