Inicio ASP Más investigación para reducir la prematuridad en reproducción asistida. Dra. Rocío Núñez

Más investigación para reducir la prematuridad en reproducción asistida. Dra. Rocío Núñez

..Rocío Núñez Calonge es doctora en Biología y experta en Reproducción Asistida y Bioética. Es patrona de la Fundación NeNe por el Desarrollo de la Neurología Neonatal.
De todos los nacimientos que se producen anualmente en el mundo, 1 de cada 10 tiene lugar antes de las 37 semanas de gestación: unos 15 millones de niños son prematuros y aproximadamente 1 millón de éstos, mueren como consecuencia de las complicaciones asociadas a la prematuridad.  De los que sobreviven, muchos lo hacen con graves secuelas, que pueden estar presentes durante toda su vida. Los bebés prematuros pueden definirse en tres categorías: prematuro-tardío (nacidos entre las 32 y las 37 semanas, son el 84% del total de nacimientos prematuros); muy prematuros (nacidos entre las 28 y 32 semanas) y extremadamente prematuros (nacidos antes de las 28 semanas). Estos últimos son los que requieren de una atención más intensiva para sobrevivir, siendo los que sufren con más frecuencia discapacidades físicas, neurológicas y de aprendizaje.

Las causas del parto prematuro son multifactoriales y complejas. En la gran mayoría de los casos, factores como infección e inflamación, enfermedad vascular, estrés y factores sociales como el acceso al cuidado prenatal y estado de salud de la madre, están detrás del parto prematuro. También las técnicas de reproducción asistida se han relacionado con el aumento de partos prematuros

Dada la enorme relevancia para los niños, las familias, los sistemas sanitarios y para la sociedad que supone el problema de la prematuridad en el mundo, hoy, 17 de noviembre, Día Mundial de la Prematuridad, es necesario hacer hincapié y actualizar la relación de partos prematuros con las técnicas de reproducción asistida.

Las causas del parto prematuro son multifactoriales y complejas: infección e inflamación, enfermedad vascular, estrés y factores sociales

Ya que durante mucho tiempo los partos múltiples se han asociado con mayor frecuencia a las técnicas de reproducción asistida, en consecuencia, también ha habido un mayor número de nacimientos prematuros. Sin embargo, los últimos datos publicados por el Registro Nacional de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) correspondientes a los tratamientos y niños nacidos en el año 2019, ponen de manifiesto que, a diferencia de lo que habitualmente se piensa, la prematuridad en mujeres en tratamientos de fertilidad no está asociada únicamente a los partos múltiples.

A pesar de que en 2019 se registraron menos partos totales de reproducción asistida que en el año precedente (29.323 frente a 37.094 del año 2018), el número de prematuros aumentó (4.254 frente a 4.142 del 2018), lo que supone un 14,5% de prematuridad. Además, ha tenido lugar un descenso en el número de partos múltiples asociados a la reproducción asistida, que seguramente tiene que ver con que cada vez más se transfiere un único embrión. Los últimos datos del registro muestran que las técnicas de reproducción asistida globalmente tienen un 9% de tasa de parto múltiple, una cifra que ya se encuentra próxima a las apreciadas en la población general y por tanto, considerada dentro de lo normal.

¿Cuál es entonces la relación entre las técnicas de reproducción asistida y el parto prematuro? Si analizamos los datos del Registro SEF, podemos separar los tratamientos en dos grandes grupos: los realizados con óvulos propios y los que han utilizado ovocitos de donantes. En el primer grupo se encuentran las técnicas de Fecundación in vitro e ICSI (microinyección espermática), transferencia de embriones criopreservados y diagnóstico genético preimplantacional. En un segundo grupo están los ciclos realizados con ovocitos donados y en él incluimos también los tratamientos con transferencia de embriones congelados procedentes de donantes.

A pesar de que en 2019 se registraron menos partos totales de reproducción asistida que en el año precedente, el número de prematuros aumentó

Comparando la tasa de partos prematuros en ambos grupos comprobamos que, en el primer grupo, con ovocitos propios, la tasa de prematuridad es del 12%, muy cerca de los valores estimados como normales. Sin embargo, en el grupo con ovocitos donados esta tasa asciende a un 18%. Y lo que es peor, un 3,5% de los niños nacieron muy prematuros o extremadamente prematuros.

¿A qué se deben estas diferencias?
Sin lugar a duda, la edad es un condicionante muy importante. Mientras que en el grupo de pacientes que utilizaron sus propios ovocitos el porcentaje de mujeres con más de 40 años fue de casi un 10%, en el segundo grupo un 73% de las pacientes eran mayores de 40 años, sin que se haya especificado más sobre la edad.

Estos datos no deben leerse como que las mujeres mayores de 40 años no deban realizarse un tratamiento de reproducción asistida para ser madre. Es fundamental el conocimiento previo y el diagnóstico inicial de infertilidad para optimizar la atención a las pacientes embarazadas, así como una información adecuada. Los profesionales de la medicina reproductiva deben de concienciar a las pacientes con determinadas características del aumento del riesgo de parto prematuro para poder tomar decisiones informadas y las medidas adecuadas para evitarlo.

Otro aspecto importante para examinar con las pacientes de infertilidad es que determinados factores maternos como la obesidad, tabaquismo y determinadas patologías relacionadas con la edad son factores clave que pueden influir en los resultados neonatales adversos.

Unos 15 millones de niños son prematuros y aproximadamente 1 millón de éstos, mueren como consecuencia de las complicaciones asociadas a la prematuridad

Por último, sería necesario que una información tan completa como la que ofrece el Registro de Actividad de la Sociedad Española de Fertilidad anualmente, se ampliara con datos sobre resultados neonatales en edades por encima de los cuarenta años. Desde la Fundación NeNe, cuyo fin último es reducir las tasas de discapacidad asociadas a los problemas neurológicos adquiridos de los neonatos, queremos resaltar en el Día Mundial de la Prematuridad, la necesidad de continuar la investigación en fertilidad y técnicas de reproducción asistida, particularmente, en el grupo de mujeres que tienen más de 40 años, si queremos reducir las tasas de partos prematuros en este grupo asociados a las técnicas de reproducción asistida.

Noticias complementarias: