Inicio ASP Tratamientos innovadores de segunda línea, la gran esperanza para las pacientes con...

Tratamientos innovadores de segunda línea, la gran esperanza para las pacientes con cáncer de mama triple negativo metastásico

La aprobación de comercialización de sacituzumab govitecán, desarrollado por Gilead, supone una opción terapéutica con potencial para mejorar la supervivencia de estas pacientes

cáncer-mama-triple-negativo

..Cristina Cebrián.
Apenas un 12% de pacientes con cáncer de mama triple negativo metastásico (CMTNm) alcanzan una tasa de supervivencia a cinco años, en comparación con el 28% de otros tipos de cáncer de mama. Sin duda, este subtipo de cáncer de mama es el más agresivo y representa aproximadamente entre el 15% y el 20% de todos los carcinomas de mama. Además, las pacientes con cáncer de mama triple negativo, por lo general mujeres jóvenes y premenopáusicas, sufren una importante disminución de su calidad de vida, especialmente cuando la enfermedad es refractaria. Por todo ello, el acceso a tratamientos innovadores es vital para estas pacientes cuyo pronóstico no es nada favorecedor.

CMTNm, un tumor agresivo y de limitada supervivencia
Este subtipo tumoral destaca por su agresividad y se caracteriza por la ausencia de receptores de estrógeno, progesterona y de la sobreexpresión y/o amplificación del gen del receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano (HER2). Además, en comparación con otros tumores de mama, las pacientes con CMTN presentan un mayor riesgo de recurrencia y su aparición suele ser más rápida. Por otra parte, el porcentaje de diseminación visceral es mayor y se trata de un tumor de crecimiento rápido.

El cáncer de mama triple negativo metastásico se asocia a pacientes jóvenes y se diagnostica, con mayor frecuencia, en pacientes menores de 40 años

Todos estos factores conducen a un pronóstico precario, asociado a una peor supervivencia en comparación con el cáncer de mama con receptores hormonales (RH) positivos. De hecho, según la base de datos estadounidense The Surveillance, Epidemiology, and End Results (SEER) Program of the National Cancer Institute (NCI), la tasa de supervivencia estimada a 5 años es del 9%.

En cuanto a la edad de inicio, se asocia a pacientes jóvenes y se diagnostica, con mayor frecuencia, en pacientes menores de 40 años. Así, la finalidad de los tratamientos es prolongar la supervivencia de estas pacientes y mantener o aumentar su calidad de vida paliando los síntomas.

Una opción terapéutica para mejorar la supervivencia
La buena noticia es que, actualmente, ya existen tratamientos aprobados para mejorar el pronóstico y la supervivencia de este tipo de cáncer de mama. De hecho, en noviembre de 2021, la Comisión Europea aprobó la comercialización de sacituzumab govitecán, desarrollado por Gilead bajo la marca Trodelvy, para tratar el cáncer de mama triple negativo metastásico en segunda línea.

En noviembre de 2021, la Comisión Europea aprobó sacituzumab govitecán para tratar el cáncer de mama triple negativo metastásico en segunda línea

Este anticuerpo dirigido al transductor de señales de calcio asociado a tumores 2 (Trop-2) y conjugado inhibidor de la topoisomerasa es el primero de su clase. Se aprobó como monoterapia indicada para el tratamiento de pacientes adultos con CMTN irresecable o metastásico; estos debían haber recibido dos o más tratamientos sistémicos previos, al menos uno de ellos para la enfermedad avanzada.

Reducción significativa del riesgo de muerte
El Trop-2 está expresado por el gen TACSTD2. Esta es una proteína transmembrana que se cree que desempeña un papel en el crecimiento de las células cancerosas y su invasión en todo el cuerpo. Además, los expertos consideran que la señalización de Trop-2 afecta a varias vías intracelulares; incluidas las vías de señalización de calcio que influyen en la progresión del ciclo celular.

La aprobación de sacituzumab govitecán está respaldada por los resultados del estudio de fase 3 ASCENT. En este ensayo se demostró que el fármaco redujo el riesgo de muerte en un 49%. Asimismo, se observó una mejora en la mediana de la supervivencia global a 11,8 meses frente a 6,9 meses con la quimioterapia elegida por el médico.

Ante las limitadas opciones de tratamiento para esta patología, la aprobación de este tipo de terapias innovadoras aporta un foco de esperanza para las pacientes

En cuanto al riesgo de fallecimiento, los resultados del estudio mostraron una reducción  clínicamente significativa del 57% en el riesgo de muerte o empeoramiento de la enfermedad. Además de una mejora de la mediana de la supervivencia libre de progresión (SLP) hasta los 4,8 meses desde los 1,7 meses. Esto se observó con la quimioterapia únicamente entre todos los pacientes aleatorizados, que incluían a aquellos con y sin metástasis cerebrales.

Ante las limitadas opciones de tratamiento para esta patología, la aprobación de este tipo de terapias innovadoras aporta un foco de esperanza para las pacientes y logra superar uno de los principales retos en el CMTNm: la carga de los síntomas cuando el tiempo de calidad es especialmente importante.

Noticias complementarias