Inicio Actualidad Tecnología e investigación, dos elementos esenciales en la prevención de las cardiopatías...

Tecnología e investigación, dos elementos esenciales en la prevención de las cardiopatías congénitas

cardiopatías-congénitas

..Redacción.
En España se estima que alrededor de 120.000 personas sufren algún tipo de cardiopatía congénita, un tipo de alteración en el corazón sufrida durante el desarrollo embrionario y la más frecuente de las enfermedades crónicas. A pesar de su incidencia y de las repercusiones en la salud de los afectados, siguen siendo unas grandes desconocidas. Por ello, Fundación Telefónica y la Fundación Carme Chacón han organizado un encuentro para visibilizar los retos y oportunidades que supone la investigación científica y la revolución tecnológica en las cardiopatías congénitas.

La jornada ha arrancado con la presencia de Pilar Aparicio Azcárraga, directora general de Salud Pública y Joan Cruz, director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica. Así, Aparicio ha remarcado que «la detección precoz es fundamental en el abordaje de las cardiopatías congénitas en los niños y adolescentes. Así, actualmente tenemos dos grandes retos en las patologías congénitas. En primer lugar, la detección precoz. Y, en segundo, el seguimiento continuado a lo largo de toda la vida para tener una buena atención y la calidad de vida de los afectados».

Alrededor de 120.000 personas sufren algún tipo de cardiopatía congénita en España

Asimismo, participaron en el evento: María de la Parte, cardióloga pediátrica y parte del equipo de Idoven, ‘startup’ española de cardiología a distancia; Raúl Abella, jefe de Cirugía Cardiaca Pediátrica en Hospital Universitari de la Vall d’Hebron y presidente del Comité Científico de Fundación Carme Chacón; Gonzalo Pizarro, del CNIC, Centro Nacional Investigaciones Cardiovasculares y coordinador del ICTS del Ministerio de Economía y Competitividad, y Sergio Fernández García, responsable de desarrollo de negocio de eHealth Telefónica. Todos ellos han puesto sobre la mesa los avances científicos y tecnológicos que están ayudando a mejorar la vida de las personas con problemas cardiacos y sus familiares. Además, han destacado la importancia de promover la investigación de vanguardia y el intercambio de conocimiento.

Según el Dr. Raúl Abellacada día mueren 600 niños en el mundo por cardiopatías congénitas y 300.000 niños al año. Además, el 30% de los niños que nacen necesitan una cirugía en el primer mes de vida. Por ello, «La sociedad civil tiene que ser consciente de la importancia de la salud de un niño. Estamos ante una epidemia silente tiene que visibilizarse para aumentar la sensibilización», ha declarado el Dr. Abella.

Según el Dr. Raúl Abella, el 30% de los niños que nacen necesitan una cirugía en el primer mes de vida

Por su parte, el Dr. Pizarro ha querido mandar un mensaje de optimismo. En este sentido ha manifestado que «el avance en investigación cardiovascular está siendo inmenso. La tecnología nos está permitiendo detectar cosas que no se ven, pero están ahí. Por eso, es primordial seguir invirtiendo en ciencia y en promoción de la salud, y no centrarse únicamente en la enfermedad». Asimismo, el Dr. Pizarro ha añadido que «si no se invierte en ciencia ni en promoción de la salud, vamos a la ruina. Está demostrado que invertir en ambas es más que rentable».

En esta misma línea, Fernández García, ha manifestado que «si se aúna la tecnología con el conocimiento y experiencia de los profesionales médicos, la atención al paciente mejora de forma exponencial La tecnología aplicada a la salud salva vidas, reduce listas de espera e ingresos hospitalarios y permite comenzar los tratamientos desde el primer síntoma».

Fernández García: Si se aúna la tecnología con el conocimiento y experiencia de los profesionales, la atención al paciente mejora de forma exponencial»

Tecnología y emprendimiento al servicio de la salud
Una de las principales principales de la jornada han sido la necesidad de ayudar en la prevención de los infartos y otros problemas cardiacos. Aquí es donde la tecnología y la ciencia cobran una especial relevancia.Este es el caso de Idoven, una ‘startup’ española que ha rediseñado la forma de diagnosticar enfermedades cardiacas. A través de Inteligencia Artificial (IA) es capaz de prevenir en remoto hasta 84 patologías cardiacas monitorizando los latidos con un dispositivo no invasivo.

María de la Parte, ha señalado que «estamos aplicando algoritmos para detectar de forma temprana los problemas cardiacos. Esa tecnología, unida al conocimiento científico, es lo que aporta un sentido clínico y médico del proceso». Asimismo, ha  concluido que «cada latido es un mundo, y os animo a donarlos. El algoritmo que utilizamos permite analizar latidos, detectar patrones anómalos y diagnosticar patología».

Idoven es una ‘startup’ española que ha rediseñado la forma de diagnosticar enfermedades cardiacas

Otro de los ejemplos de aplicación de la tecnología en la salud es la unidad de eHealth de Telefónica, un servicio de atención sanitaria en remoto de pacientes crónicos, de forma complementaria o sustitutiva a la atención presencial, que facilita su control y seguimiento. El servicio está alojado en la nube y representa un modelo de atención extremo a extremo, asegurando un servicio completo.

Finalmente, la jornada ha contado con la participación de Iker Casillas quién ha intervenido virtualmente contando su experiencia personal con la patología. El deportista ha hecho hincapié en la importancia del cuidado del corazón. Así, ha puesto el foco en la prevención a través de controles cardiológicos periódicos y hábitos saludables como una buena alimentación o el ejercicio físico.

Noticias complementarias: