Inicio Actualidad La Justicia reconoce el derecho de una MIR a cobrar las guardias...

La Justicia reconoce el derecho de una MIR a cobrar las guardias que no pudo hacer por su embarazo

guardias-mir-embarazo

..Redacción.
El Juzgado de lo Social número dos de Toledo ha reconocido el derecho de una médica en su periodo de formación MIR a cobrar las guardias que no pudo hacer durante el periodo de adaptación de su puesto de trabajo en la segunda mitad de su embarazo y obliga al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) al pago de una indemnización de casi 15.000 euros por daños materiales y morales.

El Juzgado de lo Social dictamina que el Sescam debe indemnizar con casi 15.000 euros a la MIR que no pudo hacer guardias por su embarazo 

La sentencia, contra la que cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, concluye que el Sescam vulneró el derecho de igualdad y no discriminación de la médica, residente de tercer año en la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria en el Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, cuando ocurrieron los hechos, en otoño de 2020.

La doctora solía realizar cinco guardias al mes, tres de ellas en días laborables y dos en fin de semana. Debido a su embarazo, el Servicio de Riesgos Laborales le recomendó en un informe, a comienzos de septiembre de 2020, que no realizara guardias a partir de la semana 24 de embarazo, que se cumplían el nueve de noviembre, y que evitara el contacto con casos sospechosos o confirmados de Covid-19. A comienzos de octubre le adaptaron su puesto de trabajo hasta el 20 de febrero, cuando comenzó su baja por maternidad.

La sentencia, contra la que cabe recurso, concluye que el Sescam vulneró el derecho de igualdad y no discriminación de la doctora

Algo más de un mes después de empezar a trabajar en su puesto adaptado, la MIR reclamó el cobro de las guardias que su nuevo puesto le impedía hacer. Hasta febrero no recibió una respuesta. El director gerente de Atención Primaria del Área de Salud de Toledo le denegaba el pago de las guardias. Tres meses después, de nuevo el gerente desestimó el recurso de reposición que interpuso la doctora, que vió como la vía administrativa se agotaba y recurrio a una demanda judicial.

Ahora, la jueza María del Carmen Pozuelo Sánchez declara «la nulidad» de la resolución de la Gerencia de Atención Primaria, de la desestimación del recurso posterior y de la bajada en las retribuciones que recibió la MIR durante los meses que tuvo el puesto adaptado.

La sentencia señala el «efecto pernicioso directo» que sufrió la MIR en los últimos meses de su embarazo por «la falta de una parte de su salario»

La sentencia señala el «efecto pernicioso directo» que sufrió la MIR en los últimos meses de su embarazo por «la falta de una parte de su salario». Por eso, determina una indemnización por daños materiales de 7.504 euros. Es el promedio de la cantidad que mensualmente cobraba por las cinco guardias que hacía antes de que le adaptaran su puesto. A esta cantidad se suman otros 6.251 euros que el Sescam debe pagar a la médica en concepto de daños morales.

Noticias complementarias: