Inicio ASP El ISCIII prueba en minipulmones humanos análogos de la vitamina D frente...

El ISCIII prueba en minipulmones humanos análogos de la vitamina D frente a enfermedades como la fibrosis

organoides-minipulmones-analogos-vitamina-d-fibrosis
Dos de los modelos de minipulmones generados por el equipo de Zambrano. Foto: ISCIII

..Redacción.
Han generado pequeños pulmones humanos en el laboratorio a partir de células troncales pluripotenciales embrionarias y, sobre estos organoides, han ensayado varios análogos de la vitamina D para eliminar el daño genómico que se produce en el desarrollo de enfermedades, como las relacionadas con la fibrosis. Sus resultados muestran el potencial del estos análogos de la vitamina D para eliminar el daño genómico que producen determinadas patologías y se han publicado en revista científica International Journal of Molecular Sciences.

Han ensayado con análogos de vitamina D en organoides de pulmón generados en el laboratorio para el eliminar el daño genómico de la fibrosis

Los investigadores de todo el proyecto son miembros del Laboratorio de Biotecnología de Células Troncales y Organoides del Instituto de Salud Carlos III. El científico Alberto Zambrano ha liderado el estudio, con la autoría de Irene Chamorro-Herrero, estudiante de máster. Ahora el equipo está evaluando las posibilidades de estos resultados en el manejo de la fibrosis pulmonar idiopática.

Los organoides sobre los que han ensayado «emulan bastante fielmente al órgano original y sirven, entre otras cosas, para modelizar cualquier enfermedad respiratoria humana, buscar dianas con interés terapéutico, ensayar la acción de diversos compuestos y avanzar en estudios de medicina regenerativa», explica Zambrano.

Han confirmado que los análogos de la vitamina D evita el daño genómico en forma de roturas de doble cadena en el DNA

El trabajo confirma que los análogos de la vitamina D en estos organoides evita el daño genómico en forma de roturas de doble cadena en el DNA. Este daño está relacionado con el inicio de la fibrosis y otras enfermedades. «Se trata de un trabajo experimental que puede tener una gran aplicabilidad clínica«, afirma Zambrano, con «los minipulmones humanos más avanzados que existen actualmente y que desarrollamos en el laboratorio de forma bastante reproducible».

Alberto Zambrano, investigador principal, e Irene Chamorro-Herrero, estudiante de máster en el laboratorio del ISCIII.​

El investigador señala que hay muchos compuestos de la gran familia de antifibróticos que se están ensayando actualmente en el tratamiento de lesiones fibróticas. Lesiones que también están apareciendo en pacientes de Covid-19, que recuerdan a las que aparecen en la fibrosis pulmonar idiopática.

Alberto Zambrano: «Se trata de un trabajo experimental que puede tener una gran aplicabilidad clínica»

El artículo ahora publicado es la continuación de otro anterior del mismo grupo, aparecido en la revista Molecular Medicine. En el primero mostraron el daño genómico y la senescencia celular que puede producir la suplementación excesiva de vitamina D. Para ello utilizaron modelos de ratón con fibrosis pulmonar inducida.

La función de la vitamina D suele asociarse a la regulación del metabolismo mineral y del sistema inmunitario. Pero esta vitamina es más que una hormona; puede regular multitud de procesos biológicos como el ciclo celular, el proceso de curación de heridas y la fibrosis.

Zambrano sobre este tipo de estudios: «Ponen de manifiesto la importancia de la investigación básica y su posible impacto en la clínica a medio y largo plazo»

Así, la falta de vitamina D se relaciona con algunas enfermedades. Suplementar su ingesta puede paliar esta deficiencia asociada a muchas enfermedades crónicas, raras e infecciosas. El problema de una suplementación no controlada y excesiva es la aparición de problemas como la hipercalcemia y la hipercalciuria. Por este motivo, se han desarrollado numerosos análogos de la vitamina D hipocalcémicos que mantienen sus beneficios evitando estos riesgos.

Zambrano concluye que este tipo de trabajos, donde se emplean animales de experimentación u organoides desarrollados a partir de células troncales, «ponen de manifiesto la importancia de la investigación básica y su posible impacto en la clínica a medio y largo plazo, razón por la que el ISCIII apuesta por estas líneas de investigación».

Noticias complementarias