Sanidad lanza una alerta sanitaria nacional, tras confirmar siete casos de viruela del mono y 22 como sospechosos en Madrid

viruela-mono-niños

..Redacción.
La Comunidad de Madrid ha confirmado siete casos y otros 22 como sospechosos de infección por viruela del mono. El Ministerio de Sanidad lanzó una alerta sanitaria después de detectar ocho posibles primeros pacientes con este virus. Los casos están pendientes de confirmación mediante pruebas genéticas que se llevan a cabo en el Centro Nacional de Microbiología (CNM). Así, la alerta, lanzada el pasado martes, se produce después de que Reino Unido notificara la detección de siete casos en personas de viruela del mono.

«De acuerdo a los procedimientos del sistema de alerta precoz y respuesta rápida se ha abierto una alerta a nivel nacional. Se ha comunicado a la Ponencia de Alertas la situación y se ha avisado a los  actores clave para garantizar una respuesta rápida, oportuna y coordinada», han señalado desde el Ministerio de Sanidad.

Asimismo, Portugal confirmó el 17 de mayo tres casos de la enfermedad en Lisboa. Otros dos están pendientes de confirmación y, actualmente, se investigan como posibles 15 más. En general, la trasmisión de la viruela del mono es respiratoria. Sin embargo, según los datos aportados hasta la fecha, los casos detectados en la región madrileña apuntan a que el contagio se ha producido por contacto  con mucosas y fluidos durante las relaciones sexuales. Las personas del estudio evolucionan positivamente y se encuentran aisladas en sus domicilios, con seguimiento estrecho. Todos los casos confirmados han sido diagnosticados en hombre que mantiene relaciones homosexuales.

La tasa de letalidad del virus en los distintos brotes producidos hasta el momento se ha situado entre el 1 y 10% 

La Dirección General de Salud Pública está a la espera del resultado de las pruebas de laboratorio. Además, está valorando el papel de la vacuna de la viruela para el control de la transmisión, así como el uso de antivirales de ser necesarios. También está realizando la investigación epidemiológica a los afectados e identificando a los posibles contactos.

La viruela del mono es una enfermedad muy poco frecuente, que generalmente se presenta con fiebre, mialgias, adenopatías inguinales y erupción en manos y cara, similar a la varicela. Actualmente, no existe tratamiento ni vacunas para este virus. Según ha manifestado la OMS, la tasa de letalidad del virus en los distintos brotes producidos hasta el momento se ha situado, por lo general, entre el 1 y el 10%. Además, la mayoría de las defunciones se han producido en niños pequeños. En general los grupo de edad más jóvenes parecen ser más susceptibles a la viruela del mono.

El contagio del virus suele requerir un contacto estrecho, ya que se produce mayoritariamente al entrar en contacto con líquidos corporales de la persona portadora, aunque también es posible que ocurra a través de gotas de saliva. La incubación suele durar de 6 a 13 días. Además, la enfermedad remite en la mayoría de los casos tras dos o tres semanas de intensas molestias.

El sistema de alertas sanitario español ha hecho un llamamiento a las comunidades para que notifiquen de forma urgente a los pacientes con síntomas compatibles con el virus

El sistema de alertas sanitario español ha hecho un llamamiento a las comunidades para que notifiquen de forma urgente a los servicios de salud pública los pacientes con síntomas compatibles con la definición de caso compartida por las autoridades británicas a nivel internacional. Esta contempla como  caso en investigación «cualquier paciente con un exantema vesicular sin causa explicable en cualquier parte del cuerpo; que tenga fiebre superior a los 38,5 grados, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y en las articulaciones, e inflamación de los ganglios linfáticos; y que haya tenido contacto con un caso diagnosticado en los 21 días anteriores, sea un hombre que tenga relaciones con hombres o haya viajado a África occidental o central».

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha señalado que «no es probable que la viruela del mono vaya a generar una trasmisión importante, pero no se puede descartar». Por ello, ha destacado que hay que tener mucho cuidado y, en ese sentido, ha recalcado que están trabajando con todas las hipótesis posibles. Asimismo, Simón ha subrayado que, hasta ahora, no se han detectado casos confirmados en España, mientras que sí que se han identificado en Reino Unido y en Portugal.

Fernando Simón: «No es probable que la viruela del mono vaya a generar una trasmisión importante, pero no se puede descartar»

Al respecto, ha explicado que la viruela de los monos es una enfermedad que, hasta ahora, se circunscribía a África y era una patología parecida a la viruela humana, que se erradicó al final de los años 70, y que se transmitió de los monos a humanos y que, en general, entre los humanos, tenía muy poca transmisión, muy baja. De hecho, los brotes hasta hace pocos años «no tenían más de una segunda generación de transmisión, pero en los últimos sí que se han detectado de hasta de tercera y cuarta generación, que son brotes muy pequeños, autolimitados.

Viruela de los monos
La viruela de los monos es una enfermedad muy rara en Europa. Apareció por primera vez en los seres humanos en 1970 en la Republica Dominicana del Congo, en un niño de nueve años. Desde entonces, la mayoría de casos casos diagnosticados en el continente han sido en personas que habían viajado a zonas endémicas. El brote más importante conocido se produjo en 1996-1997 República Democrática del Congo. Y el más importante fuera de este país se dio en 2017 en Nigeria. Fuera de África, la primera vez que se documentaron casos fue en 2003 en los Estados Unidos, con más de 30 afectados y cuyo origen estaba en la importación de mascotas exóticas.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en