Inicio ASP Vigilancia de la piel para prevenir el melanoma. Dr. Alfonso Berrocal

Vigilancia de la piel para prevenir el melanoma. Dr. Alfonso Berrocal

prevenir-melanoma

..Dr. Alfonso Berrocal. Miembro asociado de la Fundación ECO y jefe de Sección de Oncología del Hospital General de Valencia.
En poco más de una década el tratamiento del melanoma maligno ha mejorado de una forma muy significativa. La incorporación de las terapias dirigidas a la mutación de B-RAF y de la inmunoterapia, han modificado el pronostico de los enfermos metastáticos que ha pasad de unos pocos meses de supervivencia mediana a mas de un 50% de pacientes vivos a cinco años de seguimiento.

A pesar de ello, no podemos olvidar que aun hay un porcentaje significativo de pacientes en que estos tratamientos fallan y aunque la investigación en tratamientos de rescate es incesante, la mejor forma de abordar el problema es la prevención.

En el melanoma, como en otras enfermedades oncológicas, la curación esta relacionada con el estadio en el que se diagnostica la enfermedad. Por ello, es muy importante diagnosticar el melanoma en estadios precoces donde podemos obtener tasas de curación de la enfermedad superiores al 50%.

Para prevenir la enfermedad es importante que conozcamos cuales son los factores de riesgo del melanoma

Para realizar esta prevención es importante que conozcamos cuales son los factores de riesgo del melanoma y a la vez cuales son las señales de alarma que deben motivar la consulta con un especialista en dermatología para establecer el diagnóstico.

El principal factor de riesgo es la exposición a la luz solar, especialmente si esta se asocia a quemaduras y prolongada en el tiempo. Esta exposición a la luz solar puede ocurrir en diferentes ámbitos desde el laboral al lúdico deportivo y la protección se debe realizar en todos ellos.

Relacionado con lo anterior está el tipo de piel ya que hay pieles muy claras, que tienen mas riesgo que las pieles mas oscuras. Las personas con las pieles mas claras, que tienen además tendencia a quemarse con frecuencia, deben extremar los cuidados para minimizar su exposición al sol.

La incorporación de las terapias dirigidas a la mutación de B-RAF y de la inmunoterapia, han modificado el pronostico de los enfermos metastáticos

Dentro de las señales de alarma tenemos las características del lunar que nos deben alertar. Estas se resumen en una sencilla regla nemotécnica denominada ABCD. La A se refiere a asimetría, ya que las lesiones de melanoma, a diferencia de las benignas, tienden a no ser simétricas. La B se refiere a bordes que son irregulares o indentados, mientas que en las lesiones benignas son mas homogéneos. La C hace referencia al color, ya que las lesiones benignas suelen ser de un color homogéneo mientras que los melanomas muestran heterocronía, es decir alternan áreas con diferentes intensidades de color. Finalmente, la D hace referencia al diámetro que se ha establecido en seis o más milímetros para considerar a la lesión sospechosa.

Algunos autores añaden una quinta letra la E que se refiere a que la lesión evoluciona y cambia. En pacientes con infinidad de lunares se aplica otra regla que es la del “patito feo”. En este caso, lo que nos debe alertar es la presencia de un lunar que es diferente de todos los demás.

Para concienciar a la población de la importancia de el cuidado preventivo y facilitar esta información, nació en Bélgica en el año 1999 la campaña Euromelanoma. España participa de ella desde el año 2000 gracias a la AEDV con actividades tanto formativas como de diagnostico precoz.

Enlaces de interés