Inicio ASP En cáncer de pulmón, el nihilismo no tiene lugar. Dr. Mariano...

En cáncer de pulmón, el nihilismo no tiene lugar. Dr. Mariano Provencio

..Dr. Mariano Provencio. Patrono de la Fundación ECO y jefe de Servicio del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda.
El cáncer de pulmón es la causa más importante de muerte por cáncer en países desarrollados. Duplica las causas de muerte por cáncer de mama y la tendencia es a continuar aumentando en los próximos años. Más aún entre mujeres por una incorporación mayor y más mantenida al hábito tabáquico, más dudoso el mérito entre nuestra población femenina que lidera este crecimiento entre los países occidentales.

El progreso para mejorar la supervivencia global de nuestros pacientes se puede dividir en varios ámbitos. Primero, de forma muy destacada, cabe reclamar estrategias de salud pública contra el consumo del tabaco. No hay neoplasia con una causa tan clara y directamente relacionada de tal nivel de “epidemia” y de evidencia. A principios de siglo XX, el cáncer de pulmón era anecdótico y su desarrollo ha ido paralelo al consumo de tabaco.

Se requiere una acción continuada con un aumento de coste del tabaco, información periódica y combatir asociaciones que relacionen el consumo de tabaco con el éxito, así como un enérgico apoyo a la deshabituación tabáquica que sería imprescindible si queremos parar la futura ola de muertes entre nuestra joven población actual. Este es el método más coste/efectivo que existe. No vamos a incidir en los precios de cajetillas y su comparación con Europa, tampoco el sostenido silencio político generalizado en este asunto.

El cáncer de pulmón es la causa más importante de muerte por cáncer en países desarrollados

Los tratamientos contra el cáncer de pulmón están logrando unas tasas de supervivencia nunca imaginadas. Seguiremos un orden desde tratamientos más precoces a más avanzados. En el ámbito de la terapia adyuvante, tras cirugía, se comienzan a ver cambios después de 20 años sin significativo avance. Sabemos que incluso en estadios operables, y teóricamente curados, tras la resección, van a recaer hasta un 40% de ellos. Así un tumor tan pequeño como una moneda de 1 euro, tendrá una mortalidad del 25%. Muy distante de los resultados tras cirugía en cáncer de mama con un tamaño semejante. Así se han presentado datos de inmunoterapia tras quimioterapia adyuvante, así como dar terapias dirigidas a pacientes operados tras cirugía que presentan mutaciones específicas, estamos a la espera de decisiones de autoridades sanitarias y regulatorias, pero algo se mueve en este ámbito para disminuir esa alta tasa de recaídas tras cirugía.

En estadios intermedios, el uso de quimioterapia asociado a inmunoterapia ha revolucionado el escenario en esta situación. La observación de remisiones patológicas completas es 10 veces superior a la quimioterapia sola. Ha sido un aspecto significativo y, probablemente, representa un cambio del paradigma en estos pacientes. Hay que decir que en gran parte es una estrategia proveniente de España. Fue en nuestro país de donde salió el primer ensayo independiente de la industria farmacéutica que exploró esta combinación (estudio NADIM). Aquí también cabría recordar que la investigación independiente sigue siendo una asignatura pendiente de nuestros sucesivos gobiernos. Ninguno ha apostado por ella. Ninguno. Quizá no creen en ella o no saben qué es. Este ejemplo quizá les sirva para entenderla. No perdemos la esperanza, pero lo ponen difícil.

Dependiendo de la situación podemos encontrar altos porcentajes de pacientes sin progresión incluso en respuesta completa, sin evidencia de enfermedad muchos años después. Actualmente, en el cáncer de pulmón el nihilismo no tiene lugar.

En los estadios intermedios no operables, el uso de inmunoterapia ha cambiado el estándar y ya tenemos resultados a 5 años con un 20% más de pacientes vivos y sin progresión de la enfermedad que el histórico.

En estadios avanzados, la situación es, aún, más ilusionante. Más de la mitad de los pacientes ya tienen dianas moleculares identificables y, gran parte de ellos, tienen fármacos dirigidos frente a diana. En aquellos que no tienen mutación identificable, la inmunoterapia se ha convertido en un nuevo pilar de tratamiento. Dependiendo de la situación podemos encontrar altos porcentajes de pacientes sin progresión incluso en respuesta completa, sin evidencia de enfermedad muchos años después. Actualmente, en el cáncer de pulmón el nihilismo no tiene lugar.

Enlaces de interés: