Inicio ASP Los profesionales de residencias utilizan la resiliencia para superar el burnout

Los profesionales de residencias utilizan la resiliencia para superar el burnout

burnout-profesionales

..Victoria Guillén.
En el ámbito de la geriatría y las residencias, el riesgo de padecer burnout entre los profesionales y trabajadores es elevado, ya que están en continuo contacto con enfermedades de alta complejidad como la demencia, alzhéimer o párkinson. Esta situación se ha visto agudizada a raíz de la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19. Más del 40% de los profesionales sanitarios se encuentran quemados, según recientes estudios. Estos informes apuntan que padecer este síndrome influye negativamente en la atención sanitaria que reciben los pacientes. Asimismo, provoca que se pierda una de las principales cualidades de la atención sanitaria: la empatía.

Más del 40% de los profesionales sanitarios padecen el síndrome de burnout

En este contexto, Amavir ha reanudado la celebración de sus jornadas dirigidas a profesionales de servicios sociales, bajo el lema «Claves para seguir adelante, con ilusión, energía y confianza». Una iniciativa llevada a cabo por la compañía para atender las necesidades de formación y gestión del ámbito laboral de este colectivo y otros profesionales de este campo. En esta edición, el Dr. Mario Alonso Puig, fellow en cirugía por Harvard University Medical School, y Carlos Hernández Fernández, doctor en Ciencias Sociales, han abordado las principales claves para afrontar el trabajo en el ámbito de los servicios sociales después de los momentos vividos a consecuencia de la pandemia.

Según Carlos Hernández Fernández es fundamental que los trabajadores de servicios sociales recuperen la ilusión, ya que estos profesionales son los principales agentes de cambio. «Se ha estado expuesto a altos niveles de ansiedad y estrés continuado, incertidumbre, miedo y angustia psicológica, afectando de manera significativa a la salud mental de muchos trabajadores», ha indicado Hernández Fernández.

Por ello, el experto ha manifestado que «aunque han sido dos años duros, las heridas provocadas por la pandemia hablan de la capacidad de aprendizaje, conocimiento, superación y resistencia de cada persona. Por ello, no debemos taparlas sino embellecerlas». Ante un entorno frágil, ansioso, no lineal e incomprensible, Hernández Fernández ha explicado cómo recuperar y trasmitir la ilusión desde el trabajo social. «Debemos ser capaces de adaptarnos a los cambios porque si seguimos viviendo como hace 10 años nos va a costar mucho adaptarnos a los nuevos tiempos», ha indicado.

Según Hernández Fernández, «las heridas hablan de la capacidad de aprendizaje, conocimiento, superación y resistencia de cada persona»

En este sentido, ha subrayado el papel de la resiliencia con el objetivo de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas, además de ser capaces de afrontar crisis o situaciones traumáticas para salir fortalecidos de ellas. Según el experto, existen seis factores característicos de las personas resilientes. En primer lugar, Fernández Hernández ha destacado el realismo positivo u optimismo inteligente. En segundo lugar, la autoestima. Sobre este aspecto ha señalado que el profesional debe cuidarse a sí mismo para poder cuidar a los demás. El tercer punto hace referencia a la autodeterminación que permite «pensar menos y actuar con objetivos a corto plazo», ha indicado. La flexibilidad es la cuarta característica y ayuda a admitir cambios y a aceptar que todo es posible. En quinto lugar, recomienda cultivar las redes personales y sociales. Por último, gestión emocional y sentido del humor. «No se puede hablar de emociones buenas o malas porque todas tienen su finalidad, pero tenemos que aprender a canalizarlas. Porque está en nuestras manos la capacidad de reilusionarnos», ha concluido.

Noticias complementarias