Inicio ASP Demuestran por primera vez que la inmunoterapia mejora la supervivencia global en...

Demuestran por primera vez que la inmunoterapia mejora la supervivencia global en cáncer de mama triple negativo

El estudio Keynote-355 revela que la adición de pembrolizumab a la quimioterapia mejora un 27% la supervivencia global de estas pacientes

Inmunoterapia-cáncer-de-mama

..Redacción.
La combinación de la inmunoterapia pembrolizumab con quimioterapia de primera línea mejora un 27% la supervivencia global (SG) de las pacientes con cáncer de mama triple negativo avanzado con expresión de PD-L1. Así lo indican los resultados del estudio internacional Keynote-355, liderado por investigadores del International Breast Cancer Center (IBCC) y publicados en la revista The New England Journal of Medicine (NEJM).

Este es el avance terapéutico más importante de los últimos diez años en cáncer de mama triple negativo avanzado dentro del campo de la inmunoterapia. Además, esta inmunoterapia se posiciona como nuevo tratamiento estándar en esta población de pacientes.

Hasta ahora no habíamos logrado mejorar la SG en cáncer de mama triple negativo avanzado con un tratamiento basado en inmunoterapia. Lo sabíamos de otras patologías como melanoma y cáncer de pulmón, pero nunca lo habíamos podido demostrar en este subtipo de cáncer de mama”, destaca el Dr. Javier Cortés, primer autor del trabajo y director del IBCC.

Dr. Javier Cortés: “Este es uno de los subtipos en el que los oncólogos estamos más interesados en encontrar nuevas terapias que mejoren la supervivencia”

Hoy en día, este tipo de cáncer de mama es el que tiene peor pronóstico, por lo que “se trata de una noticia muy relevante”, asegura el especialista. Asimismo, explica que este es uno de los subtipos en el que “los oncólogos estamos más interesados en encontrar nuevas terapias que mejoren la supervivencia y la calidad de vida de nuestras pacientes”.

Aumento de siete meses de la supervivencia global
Los dos objetivos primarios del ensayo Keynote fueron la supervivencia libre de progresión (SLP) y la SG en pacientes con diferente expresión de PD-L1 y en la población por intención de tratar. Uno de los resultados destacados se refiere al aumento de la SG.

En concreto, el estudio demostró tras 44,1 meses de seguimiento que añadir pembrolizumab al tratamiento de quimioterapia aumenta de manera estadísticamente significativa en casi siete meses la SG en pacientes con cáncer de mama triple negativo avanzado con expresión de PDL1. Además, la mediana de SG de las pacientes que recibieron quimioterapia y pembrolizumab fue de 23 meses y de 16,1 meses en el grupo que recibió quimioterapia más un placebo.

El estudio demostró que añadir pembrolizumab al tratamiento de quimioterapia aumenta de manera significativa en casi siete meses la supervivencia global

“Este fármaco ha mostrado un beneficio en los tumores que tienen el biomarcador PD-L1. Y esta es una buena noticia, porque podemos saber qué pacientes van a beneficiarse de esta inmunoterapia, antes de administrarla. Aproximadamente el 40% de las pacientes con cáncer de mama triple negativo tienen niveles altos de este biomarcador”, explica el Dr. Cortés. Otro aspecto positivo que destaca el investigador sobre esta inmunoterapia es que no empeora la calidad de vida de las pacientes. Sin embargo, añade que “no podemos estar contentos del todo. Podemos esbozar una leve sonrisa para, después, seguir investigando para mejorar la calidad de vida y la supervivencia de estas pacientes”.

¿Hacia una nueva definición del cáncer de mama triple negativo?
A pesar de que el cáncer de mama triple negativo avanzado es una enfermedad incurable pembrolizumab ofrece “una eficaz alternativa terapéutica para estas pacientes”, afirma el Dr. José Manuel Pérez García, coautor del estudio y director adjunto del IBCC.

Los resultados obtenidos con esta inmunoterapia abren la puerta a una nueva percepción de este tipo de cáncer de mama

Además, gracias a los resultados obtenidos con pembrolizumab en el subgrupo de pacientes que sobreexpresan PD-L1, se abre la puerta a una nueva percepción de este tipo de cáncer de mama por parte de los oncólogos y de la comunidad científica. Tanto es así que, en el futuro, podría plantearse un cambio de definición de este subtipo tumoral, hasta ahora llamado exclusivamente triple negativo.

Según el oncólogo, “este subtipo tumoral también puede expresar otros receptores, como Trop-2 o el receptor de andrógeno; o puede ser HER2 mutado, o incluso tener baja expresión de HER2 y ser sensible a terapias antiHER2 que nunca se habían utilizado en este subtipo tumoral”.

Ahora se sabe que el cáncer de mama triple negativo es una enfermedad muy heterogénea y existen otros muchos marcadores para subclasificar este subtipo tumoral. “Con el tiempo cambiaremos la definición del cáncer de mama triple negativo y le llamaremos cáncer de mama PD-L1 positivo sin expresión de estrógenos, por ejemplo”, concluye el Dr. Cortés.

Noticias complementarias