Nuevos datos asocian benralizumab de AstraZeneca a una reducción en la tasa anual de exacerbaciones del asma grave eosinofílica

asma-grave

..Redacción.
Nuevos resultados del programa Xaloc respaldan la eficacia en vida real del uso de benralizumab (Fasenra) de AstraZeneca para el tratamiento de pacientes con asma grave eosinofílica, observándose reducciones en la tasa anualizada de exacerbaciones (AAER), mejoras en el control del asma y su capacidad para lograr una remisión clínica de la enfermedad.

Benralizumab mostró una reducción de la tasa anualizada de exacerbaciones del 84% en una población de pacientes con asma grave eosinofílica

Los datos del primer análisis integrado de varios países del programa Xaloc-1 indicaron que el tratamiento con benralizumab se asoció con una reducción de la tasa anualizada de exacerbaciones del 84% en la semana 48 en una población de pacientes con asma grave eosinofílica y más de 12 meses de tratamiento con el medicamento. Asimismo, se observó una reducción de la AAER del 79-91% en los subgrupos de pacientes, con independencia de la presencia o no de atopia, de rinosinusitis crónica con poliposis nasal comórbida (RSCcPN), del uso de corticosteroides orales (CSO) de mantenimiento, de los niveles de fracción exhalada de óxido nítrico (FeNO) y de los valores de corte de eosinófilos en sangre. El presente análisis incluyó a 797 pacientes con asma grave eosinofílica.

Por su parte, en un análisis interino del estudio prospectivo ImPROve Asthma, el tratamiento con este biológico se asoció con mejoras clínicamente significativas en los Patient Reported Outcomes en la cohorte total de asma grave eosinofílica y en los pacientes que tenían RSCcPN comórbida. Más de un tercio de los pacientes con asma grave eosinofílica observaron una remisión clínica a los 6 meses en condiciones de práctica clínica habitual. En los pacientes con asma grave eosinofílica y comorbilidad de RSCcPN la proporción aumentó, alcanzándose una remisión clínica en un 44%.

Los resultados han sido presentados en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias

La remisión clínica se evaluó siguiendo una propuesta de definición de una variable compuesta. Esta incluye la ausencia de exacerbaciones y de uso de CSO de mantenimiento, el control de los síntomas del asma y la no disminución del volumen espiratorio forzado en el primer segundo mayor o igual a 200 mL con respecto al valor basal. El análisis ImPROve incluyó a 205 pacientes con asma grave eosinofílica en Alemania.

A este respecto, el catedrático David Jackson, investigador principal del programa Xaloc-1, ha afirmado que «estos resultados obtenidos han mostrado que el tratamiento con el fármaco se asocia con reducciones significativas de las exacerbaciones en pacientes de todos los principales subgrupos con asma grave eosinofílica. En nuestro esfuerzo por mejorar los resultados de los pacientes, resulta fundamental ampliar nuestros conocimientos sobre la efectividad de los tratamientos».

Por su parte, Mene Pangalos, vicepresidente ejecutivo de I+D en la división BioPharmaceuticals de AstraZeneca, ha comentado que «los resultados observados son una muestra de la efectividad del biológico en vida real para reducir las exacerbaciones del asma y para lograr un impacto positivo en otras variables que son importantes para los pacientes con asma grave. Los resultados interinos del ImPROve son prometedores y se suman al conjunto de nuevos datos que apoyan el futuro concepto de remisión clínica como objetivo del tratamiento».

Más de un tercio de los pacientes con asma grave eosinofílica observaron una remisión clínica a los 6 meses en condiciones de práctica clínica habitual

Estos resultados han sido presentados en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias. Además, en el Congreso se presentó un póster con resultados del estudio ORBE II realizado en España. Los resultados se refieren a la reducción de exacerbaciones y de uso crónico de OCS en la población de pacientes con asma grave eosinofílica.

Así, las reacciones adversas notificadas con mayor frecuencia durante el tratamiento con este medicamento fueron el dolor de cabeza y la faringitis. Benralizumab es un medicamento aprobado actualmente como tratamiento de mantenimiento adicional para el asma grave eosinofílica en Estados Unidos, la UE, Japón y otros países. Además, está aprobado para su autoadministración en Estados Unidos, la UE y otros países.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en