Inicio ASP Dos estudios sugieren un mayor riesgo de cáncer infantil en niños concebidos...

Dos estudios sugieren un mayor riesgo de cáncer infantil en niños concebidos mediante reproducción asistida

Los autores reconocen limitaciones a sus estudios y resultados contradictorios con otros estudios similares

reproduccion-asistida-cancer-infantil

..Gema Maldonado.
¿Tienen mayor riesgo de cáncer infantil los niños que han sido concebidos mediante técnicas de reproducción asistida? ¿Tienen más riesgo los niños nacidos de la transferencia de embriones que habían estado congelados? Son preguntas a las que responden dos estudios llevados a cabo en Asia y Europa, respectivamente, cuyos resultados sugieren que existe una asociación entre la concepción mediante reproducción asistida y mayor riesgo de cáncer infantil. Cuando la trasferencia se realiza con embriones que han pasado por congelación y descongelación, el riesgo es mayor que cuando se trata de embriones sin congelar.

La conclusión puede resultar alarmante, pero los autores reconocen limitaciones a sus estudios y resultados contradictorios con otros estudios similares

Son resultados que pueden resultar alarmantes, teniendo en cuenta el creciente número de niños que nacen tras ser concebidos mediante reproducción asistida. Pero lo cierto, tal y como reconocen los autores de la investigación europea, es que los escasos estudios disponibles en la literatura científica hasta ahora ofrecen resultados contradictorios. Además, señalan limitaciones en sus investigaciones. La principal, el reducido número de casos de cáncer infantil que registraron.

La publicación de ambas investigaciones llevadas a cabo en dos continentes distintos ha coincido en el tiempo. El estudio realizado en Taiwán sobre 2,3 millones de niños se publicó el 31 de agosto en la revista JAMA Network, mientras que el estudio europeo, que analiza una cohorte de ocho millones de niños de los países nórdicos puede leerse en la revista Plos Medicine desde el pasado uno de septiembre.

Cuando la trasferencia se realiza con embriones congelados el riesgo es mayor que cuando se trata de embriones «frescos»

Los autores de una y otra investigación señalan que los niños nacidos a partir de técnicas de reproducción asistida pueden tener mayores riesgos de alteración epigenética y complicaciones perinatales, que pueden estar asociados con cánceres infantiles. En el caso de los niños nacidos de embriones congelados, el riesgo de macrosomía es mayor. Y este hecho también se ha asociado con riesgo de tumores más frecuentes en la infancia.

El estudio taiwanés quiso determinar si existía esa asociación entre distintas formas de concepción y cáncer infantil y si había una posible relación con el parto prematuro y el bajo peso al nacer. El estudio se basó en datos 2,3 millones de niños, y sus respectivos padres, en todo el país desde 2004 hasta 2017. Identificaron 1.880 niños con cáncer infantil en este tiempo y observaron que la incidencia de esta enfermedad por millón de habitantes y año fue de 203 casos entre los niños de reproducción asistida, frente a la de los niños de concepción espontánea pese a que los padres tenían un diagnóstico de infertilidad (137 casos de cáncer infantil por millón de habitantes) y frente a los niños de padres sin diagnóstico previo de infertilidad que no recurrieron a la reproducción asistida. En este grupo la tasa fue de 121 casos.

El estudio taiwanés sobre 2,3 millones de niños determina que el riesgo de cáncer infantil en niños de reproducción asistida es 1,58 veces mayor

Después de ajustar estas tasas, los autores determinan que el riesgo de tumores infantiles en el primer grupo es 1,58 veces mayor. También observaron que el mayor riesgo de cáncer en los niños concebidos con reproducción asistida se debió, principalmente, al mayor número de casos de dos cánceres en concreto: leucemia, tumor hepático y retinoblastoma. En el caso de estos dos últimos, su incidencia fue cuatro veces mayor en el grupo de reproducción asistida. Los autores señalan que el nacimiento prematuro y con bajo peso no está implicado en este riesgo mayor de tumores en la infancia.

Por su parte, el estudio europeo, además de ver si había diferencias en la incidencia de tumores infantiles entre niños de reproducción asistida y niños de concepción natural, también se centró en casos en niños de embriones congelados. Según señalan los autores, la cantidad de nacimientos de embriones congelados ya es mayor que aquellos fruto de la transferencia de embriones «frescos» en muchos países.

En el estudio europeo con ocho millones de niños la incidencia de cáncer infantil fue de 30 casos por 100.000 en niños de embriones congelados. Son casi 12 puntos más que en niños de embriones sin congelar

La investigación se basó en datos de Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia sobre una cohorte total de 7.944.248 niños. El 2% de ellos habían nacido mediante técnicas de reproducción asistida. El seguimiento de los niños de los cuatro países fue de entre 9,9 años y 12,5 años. Los resultados muestran una incidencia de cáncer antes de los 18 años de 19,3 casos por 100.000 habitantes y año para los niños nacidos de reproducción asistida. Entre los niños nacidos de concepción natural la tasa fue de 16,7. El riesgo en el primer grupo es 1,08 veces mayor.

En los niños procedentes de embriones congelados la tasa alcanzó los 30,1 casos por 100.000 habitantes frente a los 18,8 casos entre niños de embriones «frescos». Como en la investigación taiwanesa, los investigadores observaron mayor riesgo para ciertos tipos de tumores. Es el caso de la leucemia entre los nacimientos de embriones congelados y de los tumores epiteliales y el melanoma en el grupo de reproducción asistida, ya sea con embriones congelados o no.

Noticias complementarias