La SEFH apuesta por determinar factores genéticos en pacientes con cáncer de mama

La farmacia hospitalaria ha impulsado un estudio multicéntrico que incluye a pacientes con cáncer de mama triple negativo de más de 20 hospitales

cáncer- mama-metastásico-Electra- Elevate

Redacción
La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) apuesta por determinar factores genéticos en pacientes con cáncer de mama que estén en tratamiento con sacituzumab govitecan para limitar los efectos adversos de este, asentando las bases para un posible ajuste de dosis que mejore la efectividad de este fármaco.

La SEFH se sitúa como referente en la determinación de mutaciones germinales con la puesta en marcha del estudio multicéntrico observacional Seguridad del tratamiento del cáncer de mama triple negativo y genotipado del gen UGT1A1, iniciado en junio de 2023 y que prevé finalizar con la incorporación de 250 pacientes. En los resultados preliminares se confirma la hipótesis de que estas pacientes portadoras de una mutación en el gen UGT1A1 tienen mayor grado de intoxicación respecto al de las pacientes no mutadas cuando son tratadas con el sacituzumab gobivecan.

La SEFH se sitúa como referente en la determinación de mutaciones germinales  promoviendo el estudio multicéntrico observacional Seguridad del tratamiento del cáncer de mama triple negativo y genotipado del gen UGT1A1

Se trata de un estudio independiente, que tiene como objetivo desarrollar una metodología para genotipar de las pacientes y de esta forma poder predecir, y paliar en parte, la toxicidad de uno de los tratamientos de este tipo de cáncer de mama.

Fernando Gutiérrez, director de Investigación Aplicada de la SEFH y coordinador del estudio, ha afirmado que “con este estudio, entre otros aspectos, pretendemos poner de manifiesto la importancia de conocer este tipo de mutaciones que afectan a la farmacología de los tratamientos y que hasta ahora han sido olvidadas, en muchas ocasiones, en la individualización de los mismos”.

La investigación demuestra cómo la presencia de ciertas mutaciones en el gen UGT1A1, que afectan aproximadamente al 10% de las pacientes, predisponen a una toxicidad importante del fármaco. Una vez detectado se aconseja la disminución de la dosis y un estrecho seguimiento para maximizar los beneficios del tratamiento.

Metodología para la identificación de mutaciones

Entre el 10% y el 15% de la población mundial tienen esta alteración germinal del gen UGT1A1. Se ha desarrollado una metodología muy eficiente a partir de una muestra con una gota de sangre a la que se realiza una PCR para analizar las mutaciones del paciente, que desde la coordinación del estudio y desde la SEFH, se ha ofertado a todos aquellos centros que aún no dispongan de una metodología para la identificación de estas mutaciones.

Desde el grupo de estudio destacan que, “si bien es cierto que el sacituzumab gobivecan es un fármaco que ha demostrado aumentar la supervivencia de estas pacientes, ésta no se logra de una forma inocua sino, como sucede con la mayoría de los fármacos antineoplásicos, conlleva una toxicidad inherente. Futuros análisis estudiarán cómo la determinación de estas mutaciones, y el posible ajuste de las dosis del fármaco en función de ellas, permitirán mejoras en la calidad de vida y supervivencia de las pacientes y un incremento de la eficiencia al sistema derivados de la toxicidad del fármaco”.

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en