Crecen en un 5% las agresiones a sanitarios hasta superar las 13.000

Según los últimos datos del ministerio de Sanidad relativos a 2022, esta cifra supone 20,05 notificaciones por cada mil profesionales del SNS

sufrimiento-moral

Redacción
El ministerio de Sanidad ha informado este martes de que en 2022 se notificaron un total de 13.210 agresiones en el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS). Supone una media de 20,05 notificaciones de agresiones por cada 1.000 profesionales. Respecto al año 2021, resulta en un incremento de 5 puntos más.

Si bien la Policía Nacional adelantó a finales de febrero sus datos relativos a agresiones a sanitarios, Sanidad continúa la recopilación y consolidación de estos. Así, según se ha compartido durante la jornada ‘La prevención de agresiones a los profesionales sanitarios’, el dato parcial de 2023 (con información recabada de diez comunidades autónomas) es de 9.398 agresiones.

El secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla, ha inaugurado dicha jornada, que se celebra en la sede del Ministerio, y ha recalcado que estas agresiones continúan siendo una realidad y un problema de gran relevancia que no solo afecta a la integridad física y bienestar de las personas que desempeñan su actividad profesional en el sector sanitario, sino también provoca una disminución de la calidad y la cohesión del sistema sanitario en España.

Según el Informe de agresiones a profesionales del SNS de 2022, elaborado por el Ministerio de Sanidad, muchas de estas agresiones siguen sin ser comunicadas y denunciadas. Por tanto, detalla Sanidad en una nota de prensa, los datos que se muestran en estos informes solo muestran una parte de la realidad.

El dato parcial de 2023, con información recabada de diez comunidades autónomas, es de 9.398 agresiones

En línea con el documento, el perfil del profesional agredido corresponde mayoritariamente a mujeres, predominando las notificaciones entre los 35 y los 55 años, principalmente del personal facultativo y de enfermería. Este sanitario sufre dichas agresiones principalmente en consulta (34%), seguido de los puntos de admisión e información y, de cerca, por los de hospitalización. Llama la atención que la tasa de notificaciones de agresiones en atención primaria casi cuadruplique a la que se da en atención hospitalaria.

La mayoría de las notificaciones son por insultos y amenazas. En 2022 se notifica una agresión física por cada 5,6 agresiones no físicas. Es un dato muy parecido al de 2021. La causa alegada más frecuente de agresión está relacionada con la atención percibida por el usuario, seguido de las relacionadas con las demandas del usuario.

Respecto al perfil de la persona agresora, no varía con respecto a los años previos. El principal agresor es un usuario/paciente, disminuyendo levemente respecto del año anterior hasta el 71%, mientras que el perfil familiar/acompañante aumenta a un 29%. En las notificaciones que han registrado la variable sexo del agresor se observa que en un 58% de las veces son hombres y el 20% de estas notificaciones corresponden al perfil de reincidentes.

En 2022 se notifica una agresión física por cada 5,6 agresiones no físicas. Es un dato muy parecido al de 2021

Por lo tanto, desde Sanidad se recuerda que esta es una problemática que requiere de un abordaje integral que involucre a todo el personal que desarrolla su actividad profesional en el SNS, las administraciones públicas y la sociedad, así como de un respaldo jurídico sólido y eficaz.

Dicha jornada, con motivo del Día europeo contra las agresiones a profesionales sanitarios, ha sido organizada por Sanidad junto al grupo de trabajo de estudio y análisis de las agresiones a los profesionales del Sistema Nacional de Salud (SNS), perteneciente a la Comisión de Recursos Humanos.

Medidas frente a las agresiones a sanitarios

Informes como el presentado este martes son posibles por la creación en 2017 de un grupo de trabajo que elaborara las bases de un sistema de información de agresiones a los profesionales del SNS. En mayo de 2018 se constituyó el grupo de trabajo para el análisis y estudio de las agresiones a los profesionales del SNS.

En ese mismo año, el Ministerio del Interior elaboró la Instrucción 3/2017 sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud, en la que se establece el protocolo de actuación común de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para la lucha contra las agresiones en este sector, conocer las situaciones en las que se pueden producir agresiones y establecer acciones para su prevención, así como la creación de la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario.

La ejecución de la Instrucción se lleva a cabo por los interlocutores nacionales (Policía Nacional y Guardia Civil) a través de una red de interlocutores provinciales y autonómicos creada entre ambos cuerpos. Esta red ha realizado numerosas actividades formativas para la prevención y autoprotección ante las agresiones a los profesionales en el ámbito sanitario.

Asimismo, cabe destacar que en 2020 el Ministerio del Interior puso en marcha una nueva funcionalidad en la App Alertcops orientada a la protección específica de los miembros del colectivo sanitario. Para poder acceder a la aplicación es preciso estar registrado previamente en el Registro Estatal de Profesionales Sanitarios (REPS).

En 2020 el Ministerio del Interior puso en marcha una nueva funcionalidad en la App Alertcops orientada a la protección específica de los miembros del colectivo sanitario

A nivel nacional, el pleno del Senado aprobó en 2012 una moción por la que encomendaba al Gobierno a establecer los mecanismos de información que reforzasen la figura del profesional sanitario como autoridad en su trabajo y la necesidad de que los servicios de salud de todas las comunidades autónomas contasen con una serie de medidas preventivas y disuasorias frente a las agresiones en el ámbito sanitario.

Entre las medidas adoptadas en el ámbito estatal, se encuentra la Ley Orgánica 1/2015, que llevó a cabo una reforma del Código Penal, donde se amplían los funcionarios protegidos como autoridad pública a los sanitarios y docentes alegando que “son actos de atentado los cometidos contra funcionarios públicos docentes o sanitarios que se hallen en el ejercicio de las funciones propias de su cargo o con ocasión de ellas”.

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en