Inicio ASP Seis sociedades científicas muestran su oposición a la especialidad de urgencias

Seis sociedades científicas muestran su oposición a la especialidad de urgencias

Compartir

..Redacción.
Después de que la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados votara a favor la semana pasada de la creación de la especialidad de urgencias y emergencias, seis sociedades científicas han elaborado un comunicado conjunto en el que expresan su oposición a esta medida. Se trata de las tres sociedades de atención primaria (SEMERGEN, SEMG y semFYC), la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Las seis sociedades han decidido ejercer presión ahora que la pelota se encuentra en el tejado de La Moncloa. La proposición no de ley (PNL) aprobada en la Comisión de Sanidad no es vinculante y es el Gobierno el que debe decidir sobre la creación de la especialidad. Durante su etapa como consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, la actual ministra de Sanidad, Carmen Montón, expresó su apoyo a esta iniciativa.

Estas sociedades han alegado que el principal desafío hoy de los sistemas sanitarios es la atención a los pacientes crónicos complejos. “Consideramos que establecer un sistema asistencial más fragmentado con la creación de nuevas especialidades va contra la construcción de un sistema centrado en las necesidades del paciente, orientado a dar a cada uno de ellos la atención personalizada, integradora y en longitudinalidad que este pudiera precisar“, expresan en el comunicado.

“Consideramos que establecer un sistema asistencial más fragmentado con la creación de nuevas especialidades va contra la construcción de un sistema centrado en las necesidades del paciente”, alegan las sociedades

Las sociedades insisten en la calidad de los servicios de urgencias actual. “No es cierto que existan deficiencias en la calidad de la atención prestada en los servicios de urgencias y que la falta de una especialidad de Urgencias comprometa dicha asistencia“, argumentan. En el comunicado insisten en que esta atención generalmente es prestada por “médicos especialistas vía MIR, mayoritariamente de Medicina Familiar y Comunitaria y Medicina Interna pero también de Cuidados Intensivos y de otras especialidades que tienen una amplia formación para atender cualquier patología urgente“.

Tampoco consideran la sociedades científicas suficiente razón el hecho de que los servicios de urgencias estén en su mayoría soportados por médicos residentes, “sino que es una situación común en cualquier servicio hospitalario. Este hecho en sí mismo no debe considerarse negativo, siempre que el trabajo del médico residente esté debidamente supervisado“. No obstante, admiten que los recortes presupuestarios están poniendo en peligro esta supervisión.

Este grupo considera que no existe una falta “de reconocimiento legal de los profesionales que trabajan en urgencias” y expresa sus dudas de que el reconocimiento de la especialidad resuelva “los problemas actuales de los servicios de urgencias que son de índole organizativa y no competencial“.

Los firmantes del comunicado subrayan que la patología urgente es “competencia de todas las especialidades tanto médicas como quirúrgicas, y por tanto no se puede renunciar a ella“. Ante esta situación consideran más razonable la creación de un área de capacitación específica.

Artículos relacionados: