Inicio ASP Carmen Montón: hoja de ruta y algunas cuestiones sin responder

Carmen Montón: hoja de ruta y algunas cuestiones sin responder

Compartir

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad.

En poco más de 40 días desde su nombramiento la ministra de Sanidad, Carmen Montón, ha pasado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) y la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados. Se agradece la celeridad con que la nueva ministra ha acudido a ambas citas. Su experiencia como médico y como consejera de Sanidad han influido en la rapidez con la que se ha presentado ante las comunidades autónomas y ante los diputados.

El CISNS sirvió para sentar las bases de un nuevo real decreto que vuelva a reconocer la universalidad de la asistencia sanitaria. Es cierto que nunca se había dejado de atender a los extranjeros en situación irregular. Nuestros profesionales siempre lo han tenido muy claro, pero es positivo que los médicos y enfermeras que atiendan a estas personas lo hagan con seguridad jurídica. Nadie duda de que es mucho más rentable tratar a estas personas en términos económicos, sociales y de salud pública. Eso sí, el Ministerio debe dar respuesta a un problema evidente: el turismo sanitario.

Es positivo que los médicos y enfermeras que atiendan a extranjeros en situación irregular lo hagan con seguridad jurídica

Una vez que la cuestión de la universalidad se encuentra encauzada, la ministra acudió a la Comisión de Sanidad para desvelar el resto de su calendario para estos apenas dos años de legislatura. El registro de profesionales se aprobará en el primer trimestre de 2019. Es una necesidad antigua del sistema, especialmente en esta carrera de ofertas públicas de empleo (OPE) que han comenzado las comunidades autónomas tras el fin de la tasa de reposición. Mucho me temo que las OPE servirán para acabar con parte de la precariedad (no con toda), pero no para aliviar la presión asistencial. Es importante acabar con la temporabilidad pero me preocupa que se estén convocando plazas sin conocer las verdaderas necesidades de especialistas. Quiero creer que los servicios autonómicos de salud conocen la realidad y que no están actuando a ciegas por un simple impulso político. Así que si las regiones tienen claras las estructuras de sus plantillas no será difícil publicar este registro en 2019.

Montón marcó otros objetivos: la interoperabilidad de la receta electrónica y de la historia clínica digital en todo el país, el final del copago farmacéutico, la implantación de la medicina de precisión, la aplicación del coste valor en los informes de posicionamiento terapéutico, el final de la tramitación del real decreto de indicación enfermera… Son algunos de los anuncios que hizo la ministra. Si es capaz de dar respuesta a todas estas prioridades, podría decirse que su estancia en el Ministerio ha sido fructífera.

El registro de profesionales, la interoperabilidad de la receta electrónica y de la historia clínica digital en todo el país, el final del copago farmacéutico o la implantación de la medicina de precisión son algunas de las prioridades

Pero también durante su intervención la ministra dio la callada por respuesta a una serie de cuestiones importantes que convendría responder. El primero es la colaboración público-privada. Montón evitó la pregunta que le lanzó el portavoz de Sanidad de Ciudadanos, Francisco Igea, sobre el modelo Alzira. Si la lista de espera estaba por debajo de la media, si los resultados en salud eran positivos y el índice de satisfacción de los pacientes era de los más altos de la región. ¿Por qué no se renovó la concesión?

Tampoco dio una respuesta clara a los problemas de financiación sanitaria. Durante su etapa como consejera, Montón siempre se mostró muy crítica con la infrafinanciación de la sanidad valenciana. La respuesta tampoco fue del todo clara. Se recuperarán en los próximos Presupuestos Generales del Estado el fondo de cohesión y el fondo de garantía asistencial. Es importante, pero tengo dudas sobre los 100 millones de euros con los que el PSOE quieren dotar este fondo. Desde hace años, vengo oyendo esta cifra sin tener claro de dónde sale el cálculo. Empiezo a sospechar que el desplazamiento de pacientes y la financiación de nuestros centros, servicios y unidades de referencia tienen un coste mayor.

La actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, implantó las subastas en Andalucía cuando era consejera de Salud para ahorrar costes. La consecuencia ha sido el desabastecimiento de las farmacias

Mucho más preocupado me dejó la ausencia de respuesta sobre las subastas de medicamentos. No olvidemos que la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, implantó esta medida en Andalucía cuando era consejera de Salud para ahorrar costes. La consecuencia ha sido el desabastecimiento de las farmacias. Más allá de Andalucía, ninguna comunidad autónoma gobernada por el PSOE se ha atrevido a aplicar semejante medida a pesar de estar recogida en sus programas electorales. Demasiado silencios para una primera reunión. Esperemos que sea por una cuestión de prudencia.

Artículos relacionados: