Inicio ASP Rodríguez de la Cuerda (AESEG): “El medicamento genérico se encuentra estancado en...

Rodríguez de la Cuerda (AESEG): “El medicamento genérico se encuentra estancado en nuestro país”

Compartir

..Juan Pablo Ramírez.
..Cristina Cebrián (fotografías y vídeo)
El director general de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG), Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, reivindica el papel del genérico.

Ya han solicitado una reunión con la ministra de Sanidad, ¿qué piensan trasladarle?
Teníamos una reunión prevista con la ministra Montón. Después del cambio que se ha producido en el Ministerio, le hemos trasladado a la ministra Carcedo nuestro deseo de tener una reunión con tres objetivos fundamentales: una revisión de como están los medicamentos genéricos en nuestro país, una serie de propuestas concretas y una revisión de nuestro sector industrial, comprometido con el Producto Interior Bruto.

Dentro de esas propuestas concretas, ¿se encuentra el real decreto de precios de referencia?
Es fundamental, porque ahora mismo, desde un punto de vista normativo, las opciones que nos dan para desarrollar nuestras propuestas es un real decreto de precios de referencia. Medidas concretas que llevaríamos a este real decreto serían la promoción y el desarrollo del medicamento genérico. Hay que tener en cuenta un aspecto importante. El medicamento genérico se encuentra estancado en nuestro país. Tenemos una participación en unidades del 40% frente a un 65% que hay en Europa y que nos pone en una situación de inferioridad. Por eso le trasladamos a la administración tanto central como autonómica la necesidad de impulsar medidas de promoción y el uso de medicamentos genérico. Creemos que es fundamental para el sistema, no solo como regulador del precio, como realizador y conseguidor de un ahorro de 1.000 millones de euros al año, sino que también ha mejorado y ha impulsado el acceso al medicamento por parte del paciente.

Con el precio de la simvastatina para un paciente hace 15 años, hoy podemos tratar 23. Eso es un logro gracias al concurso del medicamento genérico y que en estos 20 años, hayamos ahorrado 20.000 millones de euros es algo muy importante. Este ahorro, desde nuestro punto de vista, tendría que invertirse en medicamentos innovadores como pueden ser los de hepatitis C. Por eso creemos que es muy importante que haya una sensibilización por parte de la administración central y autonómica a que el medicamento genérico vuelva a impulsarse a través de normativas específicas porque hoy por hoy está parado. Les hemos demostrado los valores del genérico no sólo ahorro, sostenibilidad y acceso, sino también la importancia que tenemos como sector industrial. Es una industria que da empleo a 9.000 personas de forma directa y 23.000 de forma indirecta.

Está comprometido con la producción y la productividad. Un dato: de cada 10 genéricos que se consumen en este país, siete se fabrican en España. Estamos comprometidos con la inversión en innovación y desarrollo. Dedicamos el 7,5% de nuestra facturación a innovación. Y también exportaciones. Eso se llama PIB. Lo que se llama ahora marca España. Estos son los tres ejes que hemos trasladado a las administraciones para intentar volver a poner en el foco y en la agenda política al genérico. Eso sí, de forma complementaria a otros grupos de medicamentos como pueden ser innovadores, biológicos, biosimilares o incluso medicamentos huérfanos. Pensamos que hay terreno para todos y que podemos actuar de manera complementaria en beneficio del sistema sanitario y del paciente.

Le hemos demostrado a la Administraciónlos valores del genérico no sólo ahorro, sostenibilidad y acceso, sino también la importancia que tenemos como sector industrial

Comentaba el valor de la industria como agente en favor de la sostenibilidad del sistema, ¿hasta qué punto es un riesgo que las cifras estén estacadas?
Hay un factor muy importante. Este estancamiento lleva a una especie de desencanto o desincentivación del inversor de la industria farmacéutica en medicamentos genéricos. Dicho de otra forma. Nosotros, cuando un genérico salía al mercado, en un año teníamos una cifra de penetración del 70%. Eran cifras razonables porque si vendemos un gran número de unidades, podemos adquirir el compromiso de dar más bajos precios. Pero si esas unidades no vienen, cuando damos bajos precios estamos comprometiendo el umbral mínimo de rentabilidad, el retorno. Las normas han ido cambiando de tal forma, que por ejemplo, hace años cuando un genérico salía al mercado hasta que no pasaba un año no se formaba el conjunto de precios de referencia. Esa norma ha ido cambiando de tal manera que hoy en día en el momento que un genérico sale al mercado se forma conjunto y se obliga a la marca a ponerse al precio del genérico, con lo cual no nos da tiempo a coger cuota de penetración. El último dato que tenemos, cuando un genérico sale al mercado, de media solo coge un 10% o un 12% después de un año. Eso se traduce en estancamiento, que no hay incentivos, no hay el desarrollo de años anteriores y el inversor puede decidirse por otras áreas complementarias como el healthcare, el OTC, etc., y poner en riesgo el concurso de nuevos genéricos que han dado un resultado muy positivo para el Sistema Nacional de Salud en ahorro y acceso.

¿Cuál es la relación con el médico, que al fin y al cabo es el prescriptor? ¿Es consciente de que tienen la misma calidad, seguridad y eficacia?
Después de 20 años, el concepto de calidad, eficacia y seguridad de un genérico referente a su homólogo de marca está superado. Pero hay algo objetivo. El registro por parte de la AEMPS o de los organismos europeos avalan precisamente estos parámetros de calidad, eficacia y seguridad. Después de 20 años, ¿cuál es la percepción del genérico por parte de los distintos sectores? El médico tiene asumido que es un medicamento que tiene las mismas características que su homólogo de marca en términos generales. Por parte del farmacéutico, tenemos que decir que ha sido un socio natural. Ha hecho mucho en la labor de formación e información del genérico hacia el paciente. Por parte del ciudadano, tenemos unos estudios donde nos dicen que ocho de cada 10 pacientes confían plenamente en el genérico. Y por parte de las administraciones nos trasladan que quieren seguir contando a medio y largo plazo con el concurso del genérico por una razón muy sencilla. Si no hubiera genérico, ninguna marca bajaría el precio. Pero todo esto se traduce en buenas intenciones por parte de la administración, pero sin embargo, no vemos medidas concretas y creo que es el momento de aplicarlas de manera complementaria a otros medicamentos para asegurarse el concurso de una manera eficaz de nuestros medicamentos.


Este estancamiento lleva a una especie de desencanto o desincentivación del inversor de la industria farmacéutica en medicamentos genéricos

Han conseguido un ahorro medio anual de 1.000 millones de euros, ¿cómo crecería esta cifra con la aplicación de medidas concretas para la promoción del genérico?
Tenemos un objetivo, que es el que le hemos trasladado a las administraciones, de igualar al menos la cuota de penetración alcanzada en los países de nuestro entorno. Es decir, si estamos en un 40%, qué menos que llegar a un 60%. ¿En qué plazo? Vamos a darnos un plazo razonable de dos o tres años. Creo que con medidas decididas de desarrollo del genérico se podrían alcanzar estas cifras fácilmente. Y en segundo lugar, podríamos volver a incentivar e ilusionar a la industria del genérico para que siga invirtiendo en este sector tan importante, que creemos que no es de corto plazo. Hay que asegurarse el concurso de un medicamento como el genérico que te asegure políticas a medio y largo plazo, porque sabemos que siempre contaremos con un regulador del precio en el mercado. Si no hubiera genéricos, habría que inventarlos.

Conseguiríamos además un ahorro muy superior a esos 1.000 millones anuales.
Seguro que sí.

Acaban de poner en marcha en 2018 el código de buenas prácticas de AESEG, ¿cuál está siendo la respuesta de los profesionales y de las compañías?
Es verdad que siempre nos hemos dirigido y regulado por un código que es de amplio conocimiento y aceptación, que es la propia ley; es decir, entendemos que es el mejor código de conducta. No obstante, hemos hecho una transposición literal del código de conducta para el sector de los medicamentos genéricos, elaborado por Medicines for Europe, la patronal europea, que venimos aplicando ya en el último año. En este año que llevamos no ha habido mayores incidencias. En ese sentido el sector de los medicamentos genéricos ha estado muy atento al estricto cumplimiento de la legislación vigente en todas las materias.

Hemos hecho una transposición literal del código de conducta para el sector de los medicamentos genéricos, elaborado por Medicines for Europe, la patronal europea, que venimos aplicando ya en el último año

¿Están entendiendo la importancia de la transparencia en el sector?
Somos conscientes de que el sector farmacéutico, en general, realmente es importante que se dirija a través de unos códigos de comportamiento pero, en este sentido, tengo que decir que el sector de los medicamentos genéricos es quizás más industrial que marketiniano. Nuestro sector invierte fundamentalmente en sistemas productivos, industriales y dedicamos muy poco a procesos de marketing.

No tiene sentido, después de 10 años, hacer promoción de un producto que el médico y el farmacéutico conocen. Sin embargo, aportamos otro valor. Es verdad que la industria innovadora tiene que invertir mucho en marketing, porque tiene que dar a conocer un nuevo producto. Esas diferencias condicionan en gran medida el tipo de actividades que hacemos un sector y otro. Nosotros hacemos pocas actividades de promoción y hacemos las mayores inversiones en procesos industriales y también lógicamente en sistemas de formación e información para médicos y farmacéuticos.

Hace unos meses han constituido el Consejo Asesor de AESEG, ¿cuáles serán sus funciones?
Era un objetivo que teníamos y que hemos puesto en marcha con bastante satisfacción porque hemos sido capaces de reunir un grupo interdisciplinar en las distintas áreas de la salud que nos puedan servir de órgano consultivo. Les trasladaremos la situación de los medicamentos genéricos y recibiremos de ellos una serie de propuestas con la intención de que el genérico adquiera un mayor protagonismo. Es muy importante contar con la ayuda y la colaboración de sociedades científicas médicas y consejos de farmacéuticos, tenemos asociaciones de pacientes, la OCU, como representantes de los ciudadanos, expertos en farmacoeconomía y en aspectos legislativos, así como representantes de los diferentes partidos políticos, como el PSOE o el PP. Creemos que también de esta manera tan multidisciplinar podemos trasladar la realidad del sector y del genérico y tener como retorno propuestas o consideraciones a tener en cuenta para ser capaces de trasladarlas a las administraciones sanitarias.

Artículos relacionados

 

Compartir