Inicio ASP La SEMG recomienda “estar alerta” ante la aparición de casos de dengue...

La SEMG recomienda “estar alerta” ante la aparición de casos de dengue en nuestro país

Compartir

..Cristina Cebrián.
El mosquito tigre sigue siendo protagonista de la actualidad sanitaria. La picadura de este insecto, cuyo nombre científico es Aedes aegypti y Aedes albopictus, es la que transmite el dengue. En España, está aumentando la presencia de este mosquito debido a unas condiciones de temperatura cuasi tropicales, humedales (arrozales) y lluvias. Ante este panorama, “conviene estar preparados y en alerta ante la aparición de casos autóctonos de dengue en nuestro país”, asegura el doctor Fernando María Navarro Pellicer, experto en Enfermedades Tropicales de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Lo importante es la eliminación de las larvas en las zonas donde se crían, como humedales y agua de macetas

Tras la confirmación de cinco casos de dengue en nuestro país, por el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, el experto de la SEMG considera que la lucha contra los vectores “debe ser más enérgica y sería conveniente la fumigación, eso sí, selectiva, de las zonas larvíferas”. Lo importante es la eliminación de las larvas en las zonas donde se crían: humedales, agua de macetas, pozas, vasijas para flores, aunque el agua sea limpia. Así mismo, también es importante la utilización de repelentes y mosquiteras, indicar el Dr. Navarro.

Además de las medidas de autoprotección y del entorno, debemos saber de la existencia de enfermedad, pensar en ella y llegar a un diagnóstico certero para no confundirla con otras viriasis como la gripe u otras enfermedades tropicales importadas”, añade el experto.

Dr. Navarro: “Debemos saber de la existencia de enfermedad, pensar en ella y llegar a un diagnóstico certero para no confundirla con otras viriasis”

Diagnóstico, fundamental
El diagnóstico clínico resulta básico y se debe saber si la persona ha viajado a zonas endémicas o zonas con otras enfermedades tropicales, como zonas de malaria, para descartarlas. El diagnóstico definitivo se produce en el laboratorio, con la búsqueda del antígeno viral o de anticuerpos, señala el representante de la SEMG, quien advierte que “para diagnosticar hay que buscar de forma selectiva la sintomatología”.

Aunque los síntomas del dengue pueden pasar desapercibidos, es importante atender a manifestaciones típicas de una infección vírica, como la fiebre de más de 38º C, dolor de cabeza y artralgias parecido a un síndrome gripal. El Dr. Navarro también informa de que pueden aparecer pequeñas erupciones e inflamación glandular. Generalmente, el proceso es benigno y circunscrito, pero en otras ocasiones afecta a las plaquetas y puede producir fenómenos hemorrágicos, es lo que se conoce como dengue hemorrágico, que es una forma grave de esta enfermedad, indica el doctor Navarro.

Aunque no tiene un tratamiento específico, sí que lo hay de la respuesta inmunológica y, por tanto, se puede controlar

Tratamiento del dengue
El tratamiento en las formas leves es sintomático y se deben emplear analgésicos. Sin embargo, las formas graves requieren vigilancia de constantes, analítica con recuento de hematíes y plaquetas, y los afectados deben ser tratados en el hospital. El Dr. Navarro aclara que las formas graves se deben a una segunda exposición al virus y esto da lugar una respuesta exagerada. Aunque no tiene un tratamiento específico, sí que lo hay de la respuesta inmunológica y, por tanto, se puede controlar. También se dispone de una vacuna de uso restringido para zonas donde la enfermedad es muy prevalente, concluye el experto.

Devastador en América Latina
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se infectan por dengue cerca de 390 millones de personas en el mundo. Además, unas 500.000 sufren la versión más grave, la hemorrágica, cuando apenas hace medio siglo solamente se registraban 15.000 casos en nueve países del sureste asiático. El dengue resulta devastador en regiones como América Latina y el sureste asiático. Según datos de la OMS, cerca del 40% de la población mundial está en riesgo de contraerlo, lo cual equivale a 3.900 millones de personas.

Noticias complementarias