Inicio ASP VI Convención Profesión Médica: Es necesaria una estrategia política global sobre Recursos...

VI Convención Profesión Médica: Es necesaria una estrategia política global sobre Recursos Humanos

Compartir

..Redacción.
Liderando la profesión, comprometidos con la sociedad y con los médicos, ha sido el lema elegido para la VI Convención de la Profesión Médica, celebrada en Madrid los días 16 y 17 de noviembre y organizada por la Organización Médica Colegial (OMC). Durante el acto de clausura se presentaron las principales conclusiones de las mesas de debate que generaron mayor interés y actualidad para la profesión médica, “espejo de una OMC fuerte y cohesionada y de un renovado compromiso de la corporación médica con la sociedad”, tal y como apuntan desde la OMC.

El médico ha de actuar como el mejor agente del paciente, pero debe hacerlo defendiendo el pensamiento científico crítico, y el interés general de la sociedad

La defensa de la universalidad de la asistencia sanitaria y del SNS, las adecuadas políticas de RRHH contra la precariedad, la problemática de las agresiones a sanitarios, las políticas de género y profesión médica, la formación médica continuada, la atención sanitaria pública y privada, la docencia e investigación, la deontología y ética médica, las pseudoterapias y el compromiso social y seguridad del paciente, constituyeron la columna vertebral de esta sexta edición de la Convención.

Relación médico-paciente, patrimonio de la humanidad
El carácter universal e inmanente de la milenaria relación médico-paciente se enfrenta hoy a varios desafíos que se deben convertir proactivamente en retos de trasformación, dentro de una agenda renovada de profesionalismo médico.

José Ramón Repullo, director técnico de la Fundación para la Formación de la OMC (FFOMC) y ponente de esta mesa, señaló que “debemos aprender a cohabitar con la incertidumbre que nos plantea cada enfermo. También debemos enfrentar las decisiones clínicas con una buena formación y una pasión insobornable”.

Los principios del profesionalismo deben guiar el ejercicio de la Medicina en cualquier ámbito, sea público o privado

El médico ha de actuar como el mejor agente del paciente, pero debe hacerlo defendiendo el pensamiento científico crítico, y el interés general de la sociedad, moderando el entusiasmo por innovaciones tecnológicas aún inmaduras y construyendo el capital de confianza en base al propio médico, a los equipos clínicos y los procesos asistenciales integrados en beneficio del paciente. Todos estos elementos constituyen en sí mismos valores profesionales, culturales e inmateriales. El liderazgo de la OMC en el reconocimiento de la relación médico-paciente como Patrimonio inmaterial de la Humanidad cobra plena vigencia en éste contexto.

Profesionalismo en el ejercicio de la Medicina Privada
En España el modelo sanitario privado se ha “socializado”, siendo su característica principal los grandes niveles de satisfacción del usuario, el bajo coste de las pólizas y la baja retribución de los profesionales. La tendencia es al colapso de este modelo de asistencia ya que no resulta atractivo para los profesionales jóvenes, dificultando el relevo generacional y dando lugar a problemas de accesibilidad y aumento de listas de espera.

Una de las conclusiones sobre la eutanasia fue la necesidad de una profunda reflexión y un debate interno en el seno de la Asamblea General

Los principios del profesionalismo deben guiar el ejercicio de la Medicina en cualquier ámbito, sea público o privado, existiendo dificultades similares para su implementación en ambos modelos. La responsabilidad social de los médicos exige competencia profesional, un valor que implica capacitación científico-técnica. Sin embargo, esto no es suficiente por sí solo en la medicina actual, ya que es necesaria una capacitación humana basada en los valores.

“La sanidad privada apuesta por impulsar el concepto humanístico de la medicina y trabaja de una forma decidida en lo que ha venido a llamarse medicina de las 5 P: predictiva, poblacional, personalizada, participativa y preventiva con el objetivo de mejorar los resultados de salud obtenidos y, por ende, conseguir una mayor fluidez y confianza entre el paciente y su entorno y el profesional sanitario”. Así lo manifestó el director general de IDIS, Manuel Vilches, durante su intervención en la sesión.

Los estudiantes deben tener una formación en las Facultades en consonancia con los requerimientos que se exigen en la futura práctica médica

Ley de eutanasia y suicidio asistido
La profesión médica está al servicio del ser humano y de la Sociedad. Respetar la vida humana, la dignidad de la persona y el cuidado de la salud del individuo y de la comunidad son los deberes primordiales del médico (art. 5 CDM). Durante esta mesa de debate quedó plasmada la trascendencia y complejidad de la eutanasia, que está en la agenda política. Una de las conclusiones que se sacaron sobre este asunto fue la necesidad de una profunda reflexión y un debate interno en el seno de la Asamblea General.

Es oportuno el contraste señalado por el CGCOM y la Comisión Central de Deontología entre la actualidad y prioridad que se otorga al debate de la eutanasia frente al olvido secular de la atención paliativa; y esta paradoja debe llevar a exigir una actuación vigorosa para que las Administraciones sanitarias activen recursos y organización en la mejora de la atención y trato al paciente terminal.

“Biografía Médica. Entrada y salida al servicio del paciente”
Otra de las sesiones de esta VI Convención Médica se centro en los estudiantes de Medicina seleccionados entre los de mayor talento y capacidad. Éstos deben tener una formación en las Facultades en consonancia con los requerimientos que se exigen en la futura práctica médica, como así asegura el examen MIR, referente de la formación médica en el entorno europeo.

Aunque no existe uniformidad de la formación médica en Europa se trabaja para consensuar estándares mínimos de conocimientos

La feminización de la profesión médica, la exigencia profesional y de desempeño, la conciliación laboral y familiar hacen precisos cambios estructurales y organizativos para dar respuesta en el contexto biográfico médico a situaciones claramente injustas y discriminatorias que han de ser abordadas con premura.

Formación del médico y acreditación en el marco europeo
Formación y acreditación son sinónimo de calidad y excelencia. Aunque no existe uniformidad de la formación médica en Europa se trabaja para consensuar estándares mínimos de conocimientos y capacidades que cualquier médico europeo debe poseer y los países de la unión europea han de reconocer otros títulos comunitarios por Directiva Europea 93/16/CE.

La acreditación EACCME de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) será en un futuro inmediato la moneda de cambio para la formación médica continuada en Europa. SEAFORMEC en virtud de un convenio firmado en 2014 y renovado en 2018 es la entidad encargada de la conversión de esos créditos UEMS en créditos del SNS. La FMC/DPC constituye una herramienta fundamental para el médico y un elemento primordial de garantía y seguridad en la atención a los pacientes, que ha de ser acreditado en el marco del ámbito profesional (Validación Periódica de la Colegiación-VPC).

Los contenidos de la política de RR.HH. en salud requieren una visión a medio y largo plazo, coherente y coordinada

Política de Recursos Humanos, asignatura pendiente
Los condicionantes para la disponibilidad de profesionales en los distintos ámbitos geográficos van más allá de las retribuciones, estabilidad y carga de trabajo, precisan de una clara estrategia política global en el conjunto del Estado. Los contenidos de la política de RR.HH. en salud requieren una visión a medio y largo plazo, coherente y coordinada, devolviendo a los profesionales el protagonismo necesario y contando con la participación de las organizaciones que representan a la profesión médica.

Género y profesión médica
Uno de los asuntos más destacados de esta cita médica fue el de las diferencias de género en la profesión médica. Romper la barrera de género beneficia a todos y actualmente la profesión médica, al igual que la sociedad, está preparada para ese cambio. Durante el debate se valoraron muy positivamente aquellas medidas que algunos colegios médicos han adoptado para la consecución de las políticas de género.

La OMC se ha pronunciado recientemente de forma unánime en dos documentos imprescindibles: Decálogo para la igualdad de mujeres y hombres en la profesión médica y la monografía Diagnóstico de género de la profesión médica.

El reto pasa por profesionalizar el entorno de la comunicación en los Colegios de Médicos con opinión e información autorizadas

Desafíos de la comunicación en los Colegios de Médicos
La comunicación forma parte esencial de la profesión médica, aporta valor y debería incorporarse como una competencia fundamental en la práctica médica. El reto pasa por adaptar la nueva realidad que conlleva la aparición del paciente experto.

Por ello, la comunicación desde los Colegios Médicos reafirma el compromiso de la profesión con la sociedad a la que presta sus servicios, incluyendo el avance de los conocimientos científico-técnicos y el desarrollo de nuevos derechos y responsabilidades de médicos y pacientes. El reto pasa también por utilizar correctamente las herramientas disponibles y profesionalizar el entorno de la comunicación en los Colegios de Médicos con opinión e información autorizadas para convertirse en una relación fructífera.

Noticias complementarias