Inicio ASP La sostenibilidad de los sistemas de salud, en peligro por la cronicidad

La sostenibilidad de los sistemas de salud, en peligro por la cronicidad

..Cristina Cebrián.
Cada año que comienza es una nueva excusa para pedir más salud. Y parece que funciona, ya que para el año 2040 España será el país del mundo con mayor esperanza de vida. Al menos, así se asegura en un estudio de la Universidad de Washington y del Institute for Health Metrics and Evaluation de Seattle (EE.UU), publicado el pasado mes de octubre. Hoy en día los españoles viven una media de 82,9 años y según este estudio, la esperanza de vida en nuestro país podría subir hasta los 87,4 años de edad. Esto supone un gran reto para los sistemas sanitarios ya que se deberán reforzar todos los recursos para atender a la población envejecida.

Carlos Rus (ASPE): “Debemos tener en cuenta que el 80% del gasto de las personas está por encima de los 65 años”

Aunque España se consolida como uno de los países referentes en materia de tratamientos e intervenciones de alta complejidad médica, aún hay que trabajar para que el sistema sea más sostenible. Para Carlos Rus, secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada en España (ASPE), “estamos en una situación en la que la sostenibilidad de los sistemas de salud está en peligro” y esto se debe principalmente a dos factores. Por un lado, explica Rus, “está el hecho de que cada vez la esperanza de vida es mayor y tenemos un mayor número de pacientes crónicos” y, por otro lado, “debemos tener en cuenta que el 80% del gasto de las personas está por encima de los 65 años”. Esta sostenibilidad hará que sea imprescindible establecer una colaboración entre el sector público y privado de la sanidad, “fundamentalmente porque somos flexibles y más eficaces económicamente”, comenta Carlos Rus.

Innovación tecnológica
Uno de los objetivos principales del sector privado de la sanidad es poner todos sus recursos a disposición del Sistema Nacional de Salud (SNS). En España, “el 57% de los hospitales son privados, contamos con el 33% de las camas y más de 11.000 entidades de salud sin internamiento”, explica Cristina Contel, presidenta de ASPE.

Cristina Contel (ASPE): “El 57% de los hospitales son privados, contamos con el 33% de las camas y más de 11.000 entidades de salud sin internamiento”

Por otro lado, la innovación tecnológica también juega un papel clave en la sostenibilidad del sistema y el 33% de la actividad asistencial se realiza gracias a la tecnología. Se trata de “unos datos objetivos que de alguna manera constatan que todos esos recursos, entre los que se incluyen los profesionales con alrededor de 262.000 y los recursos materiales y de equipamiento tecnológico, son un sumatorio que se pone a disposición de la sanidad española”, destaca Contel.

Carlos Rus añade que la sanidad privada “ha sido siempre la punta de lanza en la implantación de nuevas tecnologías en España, como ocurrió con el establecimiento del robot Da Vinci y, más recientemente, con la terapia protónica”.

Una de las principales líneas de colaboración entre la sanidad pública y la sanidad privada es la reducción de las listas de espera

El paciente y las listas de espera en la sanidad privada
Una de las principales líneas de colaboración entre la sanidad pública y la sanidad privada es la reducción de las listas de espera, algo que para el secretario general de ASPE “es algo en lo que todavía se podría hacer mucho más”.

Cristina Contel coincide con Carlos Rus pero advierte de que debemos ser “prudentes a la hora de adoptar posicionamientos populistas o de ideologías políticas”. Ésta es precisamente una de las señas de identidad de ASPE y es que “siempre decimos que tenemos que despolitizar la sanidad, porque si hay más agentes que contribuyen de alguna manera a asumir esa actividad, obviamente esas listas de espera van a ser mucho más ágiles y mucho más operativas. Este es realmente un indicador más de sostenibilidad”, comenta la presidenta de ASPE.

Todo ello sin olvidar que, en definitiva, el paciente es el principal beneficiario de esa sostenibilidad del sistema que hace que aumente la calidad y la esperanza de vida. “Yo creo que el ciudadano de a pie lo que quiere es recibir una atención lo más inmediata y ágil posible, con una calidad asistencial y una seguridad correctas para que se le aplique el tratamiento más adecuado”, concluye Cristina Contel.

Noticias complementarias