Inicio ASP ¿Una reacción al final de la legislatura?

¿Una reacción al final de la legislatura?

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad.
Ha podido pasar desapercibida estos días con la celebración del Día Internacional de la Mujer, pero la manifestación de los médicos el pasado jueves nos ha servido para recordar temas también importantes. Un nuevo modelo de financiación, el fin de la precariedad, el déficit de profesionales, la recuperación de las retribuciones perdidas durante la crisis, un plan para la atención primaria, un convenio para la sanidad privada, el incremento de las plazas de formación especializada son algunos de los problemas que aquejan hoy a nuestro Sistema Nacional de Salud.

Existe un debate desde hace unos años sobre la conveniencia de un sistema de financiación finalista para sanidad. Los economistas de la salud no la recomiendan pero es lógico que los profesionales de la medicina desconfían en un contexto en el que se han recrudecido los recortes y se han disparado los casos de corrupción. Es lógico pensar que los fondos no llegan pero también es cierto que las Comunidades Autónomas destinan un 40% de media a las políticas sanitarias. Es necesario destinar partidas a otras áreas como servicios sociales, educación, seguridad… Posiblemente determinadas administraciones necesitan adelgazar y eliminar plazas de supuestos funcionarios colocados a dedo por el gobierno de turno pero quizás el problema es que ese dinero no se está utilizando bien.

Es lógico pensar que los fondos no llegan pero también es cierto que las Comunidades Autónomas destinan un 40% de media a las políticas sanitarias

El resto de propuestas admite escasas dudas. Una de ellas está precisamente relacionada con una gestión más eficaz, la reforma de la atención primaria. Los sistemas que pivotan sobre el primer nivel asistencial han demostrado mayor eficiencia. Precisamente la ministra ha puesto en marcha una ronda de contactos con el fin de reformular el modelo. Se le acaba el tiempo. La disolución de las Cortes tras el rechazo a los Presupuestos Generales del Estado ha situado el límite en el próximo 28 de abril cuando se celebrarán las próximas elecciones generales. Sí en este periodo la ministra consigue un suficiente consenso de los profesionales, de los pacientes, de las Comunidades Autónomas y de los partidos políticos supondría más que un éxito. La tarea parece terriblemente complicada en un momento en que se nos vienen encima dos campañas electorales, una detrás de otra.

Es cierto que el Gobierno ha tenido poco tiempo para trazar un plan consistente. Y esta falta de tiempo se agrava precisamente por la ausencia de una hoja de ruta que permita avanzar a nuestro sistema sanitario a través de los años independientemente del partido político que esté al frente del Ejecutivo. En este contexto al Ministerio no le queda más remedio que improvisar, como ocurrió el pasado jueves cuando la ministra Carcedo llamó a una reunión al Foro de la Profesión Médica que se encontraba concentrado a las puertas del Ministerio. Resulta extraño que no se hubiera convocado dicho encuentro antes. Sería conveniente que en la próxima legislatura las reuniones con los profesionales y los planes de reforma no tengan que al último minuto.

Foto: OMC

Enlaces de interés