Inicio ASP Carlos Illana (GMV): “Radiance permite decidir la dosis terapéutica correcta y evitar...

Carlos Illana (GMV): “Radiance permite decidir la dosis terapéutica correcta y evitar incluso la muerte del paciente”

tecnología-radiance-Carlos-Illana

..Cristina Cebrián / Elena Santa María.
Los avances en la radioterapia intraoperatoria han permitido personalizar el tratamiento a cada paciente. Así, la tecnología radiance, de GMV, logra que el clínico establezca la dosis de radiación adecuada. Además, puede llegar a evitar la muerte del paciente si el tumor está cerca de la aorta. Carlos Illana, jefe de producto de GMV, comenta con iSanidad los aspectos más relevantes de esta tecnología. Así como la evolución que se espera de ella para los próximos años.

¿En qué consiste la tecnología radiance?
Es un desarrollo tecnológico, principalmente un software. Viene a traer la radioterapia intraoperatoria (RIO) de la misma manera que la tecnología que existe en radioterapia externa. La radioterapia es un elemento fundamental dentro del tratamiento del cáncer. Ha evolucionado muchísimo en los últimos 40 años, gracias a la tecnología. Especialmente a la computación y desarrollo de software.

Con la tecnología radiance se evita que la radiación afecte a órganos de riesgo y se maximiza el impacto sobre la zona a tratar

La tecnología radiance ayuda al clínico a tener una simulación del tratamiento de radioterapia. Algo que es fundamental dentro de cualquier tratamiento de radioterapia y muy especialmente de la RIO. Porque en esta se administran dosis muy elevadas de tratamiento y hay que controlar muy bien dónde se depositan. Así se evita que afecten a órganos de riesgo y se maximiza el impacto sobre la zona a tratar.

Carlos-Illana-radiance¿Cuál es su implantación actual tanto a nivel internacional como en España?
La tecnología radiance está instalada en bastantes lugares del mundo. Así como en centros de referencia a nivel mundial, como el Weill Cornell Medical College de Nueva York. En España tenemos instalaciones en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y en el Hospital Provincial de Castellón. También en el Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria y en el Hospital Central de Asturias.

¿De qué forma esta tecnología permite una planificación previa a las intervenciones?
Un elemento fundamental dentro de la radioterapia es el estudio dosimétrico. Esto es, calcular las dosis de radiación que se administran al paciente. Además, estas son trasparentes y no se ven. Lo que hacemos es simularlas para ver dónde se depositan. Por otro lado, la RIO es un tratamiento mixto entre cirugía y radioterapia. Radiance permite hacer esta simulación.

Los protocolos clínicos de RIO anteriores a radiance no hacían ningún tipo de personalización

Por un lado, decidir la aproximación quirúrgica y ver qué parte del tejido se va a resecar. Por otro lado, al oncólogo radioterápico le permite visualizar la administración de la dosis. Tanto sobre tejidos sanos que se quieren evitar como sobre el hecho tumoral.

Cogesa-Logo¿Cómo se personaliza el tratamiento del paciente?
Es un elemento muy importante porque no todas las personas tenemos la misma anatomía ni tenemos los mismos tumores. Entonces, los protocolos clínicos de RIO anteriores a radiance no hacían ningún tipo de personalización. Por ejemplo, en el tratamiento de metástasis vertebrales.

Radiance, permite hacer un cálculo dosimétrico exacto para cada paciente, con su tumor concreto. Así, permite simular perfectamente dónde está recibiendo la dosis y dónde se quiere evitar. En el caso de la metástasis cerebral, está la médula detrás de la vértebra y la aorta. Si la dosis, que es muy elevada, se va hacia la médula, puede provocar al paciente problemas serios de movilización. O si le das en la aorta directamente lo puedes matar. Este software permite decidir muy bien tanto la dosis terapéutica como su rango de alcance.

Es importante que el clínico practique con esta técnica antes de acercarse al paciente, para tener así mayor seguridad terapéutica

Carlos-IllanaEsta solución también aporta un componente formativo, ¿cuál es el motivo?
Es importante que el clínico practique con esta técnica antes de acercarse al paciente. De esta forma, se logra de antemano la simulación del tratamiento y prever la situación terapéutica para tomar decisiones. Es cierto que, en el momento de la cirugía, se pueden encontrar cosas que no se ven en la imagen previa y puede haber ciertos cambios. Pero ya se parte de una planificación previa, lo que permite tener mucha seguridad en el tratamiento.

¿Cuál será la evolución de esta terapia en los próximos años?
Creo que tiene una cabida fantástica dentro del rango terapéutico de los médicos. Ahora mismo se están desarrollando ensayos clínicos con muy buenas perspectivas. Por ejemplo, en el caso del glioblastoma, un tumor cerebral muy agresivo que puede duplicar su tamaño en 15 días. Aquí, al administrarse la RIO dentro de la cirugía, tiene la ventaja de que se evita ese crecimiento celular.

Este existe en el tratamiento convencional, ya que después de la cirugía hay que esperar un mes para empezar a administrar radioterapia. En el caso de radiance, tenemos una línea de desarrollo tecnológico bastante fuerte. Con diferentes tecnologías que estamos desarrollando y que permitan tratar de forma más segura a los pacientes.

Noticias complementarias