Inicio ASP Juro por mi fonendo o porque mi plaza no me la quite...

Juro por mi fonendo o porque mi plaza no me la quite nadie

Por mi fonendo

gerentes-y-médicos..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
Ha comenzado la XIII Legislatura y parece que con “cachondeo”. Cada diputado ha jurado su cargo utilizando la fórmula que ha querido. Unos han jurado, otros prometido por España, incluso por la República Catalana. Solo ha faltado escuchar que se jura por Snoopy o por mi fonendo (quizá alguno de ellos no sabe ni lo que es un fonendo) ¡Vaya legislatura nos espera!

Sin embargo, la asignación de plaza MIR ha sido un acto mucho más serio. Los nuevos médicos han elegido los destinos en los que terminarán de formarse, con cargo a los presupuestos del Estado, de los impuestos de todos. A los nuevos residentes hay que exigirles que aprovechen el tiempo. El propio Dr. Juan Antonio Vargas ha explicado lo que hace falta para triunfar: Actitud y compromiso; adaptación a los retos; pensamiento crítico… Además de orientación, buenas fuentes, trabajar y pedir ayuda.

A los diputados solo les ha faltado jurar por Snoopy o por mi fonendo

La seriedad del compromiso de los nuevos residentes parece mayor que la de los diputados. Han hecho una carrera de 6 años y un examen MIR complicadísimo, están sobradamente preparados. Por ellos pasará el futuro de un sistema sanitario que empieza a resquebrajarse.

¿Por qué los nuevos residentes no tienen que jurar su cargo? Seguramente porque tienen un compromiso para toda la vida y porque tienen unos tutores que les ayudaran a formarse. ¡Qué bueno sería que los nuevos diputados tuvieran unos tutores que les dijeran cuáles son sus responsabilidades!

La seriedad del proceso MIR contrasta con el “cachondeo” del Congreso

No hay parque mediático en el hospital ni en el centro de salud. Se trabaja con profesionalidad y los pacientes exigen resultados. No hay espacio para las tonterías, aunque quizá algún “gracioso” pida a los nuevos residentes que juren por mi fonendo o para las plazas obtenidas no se las quite nadie.

Enlaces de interés: