Inicio ASP El Hospital Ramón y Cajal recibe el máximo reconocimiento en enfermedad inflamatoria...

El Hospital Ramón y Cajal recibe el máximo reconocimiento en enfermedad inflamatoria intestinal

Hospital-Ramón-y-Cajal

..Redacción.
La Unidad para el Cuidado Integral de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid ha recibido la Certificación con Excelencia como Unidad de Atención Integral a pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Esta acreditación le sitúa como centro de referencia y reconoce la calidad asistencial e investigadora desarrollada por la Unidad.

Este reconocimiento surge del Programa de Certificación de las Unidades de Atención Integral a pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal, auditada por Bureau Veritas y desarrollado e impulsado por el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) con el apoyo de la biofarmacéutica AbbVie. Este programa está considerado el mayor reconocimiento para estas unidades a su labor en la atención de la EII en España.

Para obtener el reconocimiento, ha sido necesario superar una auditoría externa e independiente realizada por Bureau Veritas. Esta entidad ha evaluado los 53 indicadores establecidos por GETECCU y que contempla todos los aspectos; entre ellos, enfermería, cirugía, protocolos de asistencia, investigación, producción científica o formación.

Esta acreditación sitúa al Hospital Ramón y Cajal como centro de referencia en enfermedad inflamatoria intestinal

La Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Hospital Universitario Ramón y Cajal lleva en funcionamiento desde el año 1994. Su objetivo es mejorar la calidad de vida de los pacientes. “Nuestra unidad atiende a más de 1.500 pacientes al año con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa”, explica el Dr. Antonio López San Román, médico adjunto del Servicio de Gastroenterología y Hepatología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Las claves tanto para mejorar el pronóstico de la EII como para controlar sus síntomas son el diagnóstico precoz, el abordaje multidisciplinar y el tratamiento personalizado de cada uno de los pacientes, así como su monitorización. “Cada vez que el médico decide probar un tratamiento nuevo, debe emprender junto con el paciente un camino en el que buscar la eficacia y evitar los efectos adversos, y esto solamente es posible mediante la monitorización continua”, señala el Dr. López San Román. “Cada paciente y cada situación exige una vigilancia diferente. Por eso es importante huir de afirmaciones globales y comprender que individualizar el tratamiento es también individualizar los objetivos”, añade.

La Certificación de las Unidades de Atención Integral a pacientes con EII reconoce la labor desarrollada por los profesionales del Hospital Ramón y Cajal, favoreciendo la continuidad de una asistencia de calidad y la apuesta por la investigación e innovación en el área. De hecho, tal y como afirma el Dr. López San Román, “hemos tenido ocasiones especiales en las que hemos llevado a cabo algunos abordajes terapéuticos menos habituales a los que estamos acostumbrados, como el autotrasplante de precursores de médula ósea”.

Dr. López San Román: “Cada paciente y cada situación exige una vigilancia diferente”

Investigación e innovación
Una de las piezas clave en esta unidad es la apuesta por la investigación. “Desde la Unidad de EII del Hospital Ramón y Cajal participamos de forma activa en la producción científica”, asegura el Dr. Antonio López San Román. También destaca el facultativo la presencia del centro “en las sociedades médicas nacionales e internacionales dedicadas a la EIl”.

Por otro lado, los médicos manejan cada vez mejor los tratamientos con fármacos biológicos anti-TNF. “Para nosotros representan un nuevo enfoque en el tratamiento de las personas con Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Además, estamos asistiendo a la llegada de los nuevos biológicos, con promesas de avances significativos en el alivio de los síntomas de nuestros pacientes. Y no solo eso, sino también vamos a ver el aterrizaje de las que llamamos pequeñas moléculas, que nos anuncian aspectos tan importantes como la vuelta a la vía oral de administración de los medicamentos y la probable ausencia de los problemas asociados a la inmunogenicidad de los biológicos, como la pérdida de respuesta”, sentencia el Dr. López San Román.

Noticias complementarias: