Inicio ASP Jose Nart (SEPA): “En los centros de atención primaria el médico debe...

Jose Nart (SEPA): “En los centros de atención primaria el médico debe considerar al dentista como uno más”

la-periodontitis

..Fernando Ruiz.
Hoy en día no se puede concebir la periodoncia como una disciplina odontológica estanca e independiente. Quedó demostrado en el último congreso de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) celebrado en Valencia del 29 de mayo al 1 de junio. Tras el evento, el vicepresidente de SEPA, el Dr. Jose Nart, explicó a iSanidad la multidisciplinariedad de la periodoncia, en especial la relación existente de la periodontitis con diversas enfermedades.

¿Se puede considerar la periodoncia como una disciplina odontológica independiente?
En absoluto. Hoy en día existen enfermedades periodontales que tienen una afectación en todo el cuerpo como, por ejemplo, la periodontitis. La periodontitis severa o avanzada genera tal inflamación crónica que provoca una respuesta inflamatoria en el organismo.  En primer lugar, a nivel local, en la encía, destruyendo el colágeno de la misma. Esto provoca un infiltrado inflamatorio dentro de la encía que llega al torrente sanguíneo.

La periodontitis severa o avanzada genera tal inflamación crónica que provoca al cuerpo una respuesta inflamatoria en el organismo

De modo que se produce una cascada de mediadores de la inflamación en concentraciones muy elevadas. Esos mediadores están presentes en el torrente sanguíneo y repercuten con otras situaciones inflamatorias del cuerpo y, a veces, de manera bidireccional. De modo que, por ejemplo, un paciente con una periodontitis avanzada puede tener un peor control de la glicemia. Según los últimos estudios, los pacientes con una periodontitis avanzada tienen entre siete y nueve veces más riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio.

La periodontitis exacerba el riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio. ¿Influye también en otras enfermedades?
Sí, claro. Estos procesos inflamatorios exacerban y agudizan el resto de procesos inflamatorios del cuerpo. Por ejemplo, hay partos prematuros causados por esta liberación de inflamación ya que provoca un aumento de las contracciones de manera prematura. Además, los últimos estudios apuntan a una asociación entre cáncer y periodontitis severa. De hecho, la evidencia  afirma que uno de los factores de riesgo de los cánceres de pulmón y de colón es la periodontitis crónica generalizada y severa, que se relacionan con la alta carga inflamatoria.

La periodontitis severa es uno de los factores de riesgo de los cánceres de pulmón y colón

Aunque los mecanismos concretos y exactos están por determinar, actualmente lo asociamos a la alta cascada inflamatoria. Sí que es verdad que en las placas de ateroma del corazón se han encontrado bacterias como la porphyromona gingivalis, que es la causante principal de la periodontitis. Sin embargo, es otro de los tres mecanismos inflamatorios junto a la reactive protein, proteína de reacción de choque y directamente con bacterias, causando daño endotelial, con una mayor aposición de ateroma en el endotelio, en la parte interna de la vena. Por tanto, se produce más acúmulo de colesterol o ateroma y bloqueo con el daño capilar de las bacterias.

Los últimos estudios señalan una relación entre la periodontitis y el Alzheimer. ¿Qué relación tiene este proceso inflamatorio con el Alzheimer?
Los últimos estudios, realizados con ratas y publicados hace seis meses, señalan una asociación con esta enfermedad. El Alzheimer, como enfermedad neurodegenerativa, comparte durante la degeneración algunos mecanismos con la patogenia de la periodontitis, que también es degenerativa por inflamación. Se ha producido un hallazgo de porphyromona gingivalis en esas ratas que habían sido previamente inducidas con una neurodegeneración similar al Alzheimer.

Asimismo, hay dos o tres papers con los que hemos empezado a investigar, y tenemos ya estudios observacionales con la Fundación ACE. Además, tenemos estudios experimentales a realizar en pacientes con un Alzheimer incipiente para investigar si la progresión de la enfermedad se reduce. No obstante, en la última reunión de la Sociedad Europea de Alzheimer en Lisboa hubo una sesión plenaria entera de “Alzheimer disease – periodontal disease”

El Alzheimer como neurodegenerativo comparte  en la degeneración algunos de la patogenia de la periodontitis

¿Cómo afecta la periodontitis al control de la glicemia y, por tanto, a la diabetes?
Existe una asociación de que la diabetes, con una dieta rica en grasas, aumenta la inflamación de la encía. Actualmente, se sabe que la inflamación en general del cuerpo no es buena. Y la periodontitis causa inflamación y lo hace de forma continua 24 horas al día en una superficie de epitelio, que es 360 grados alrededor de 28 dientes.

Además, en la diabetes la cantidad de infiltración inflamatoria es potente, por lo que el diagnóstico y tratamiento de la misma no son complejos en la mayoría de los casos. Parando la periodontitis, baja la carga inflamatoria y mejora el nivel de la glicemia, a veces, hasta dos puntos.

¿Qué influencia tiene una buena higiene bucal con el tratamiento y diagnóstico de enfermedades?
Hoy en día las sociedades médicas científicas han descubierto que la boca hay que considerarla para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades. Por ello, trabajamos con multitud de sociedades, como la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Sociedad Española de Diabetes (SED).

Asimismo, y yéndonos a las prácticas médicas, existe evidencia científica de que en bocas contaminadas que son intubadas, se producen más casos de neumonía aspirativa. Sabemos que uno de los agentes patógenos pulmonares habita en la placa bacteriana oral. Por lo tanto, cuando se intuba la boca cargada de bacterias, con una mala higiene oral o con periodontitis, se desencadenan estas neumonías.

Se aumentan los casos de neumonía aspirativa en pacientes con una boca mal cuidada

Por lo que deberíamos implantar protocolos fáciles para pacientes que van a ser intubados de manera planificada. Estas personas deberían de pasar por una higienización previa de la placa oral antes de cualquier intubación. Claro está, que en aquellas personas que se les intuba a causa de un accidente no se puede prever esta situación. Pero sí en aquellos pacientes que tienen una intubación programa. Además, otros médicos, como los traumatólogos, también nos comentan que tienen un 12-18% de complicaciones post cirugías que nunca han podido explicar por qué. Y se han observado muchas partes del cuerpo pero nunca la boca.

También trabajamos con expertos o equipos que estudian la disfagia orofaríngea. Porque esa falta de control en la deglución y aspiraciones en pacientes ancianos y con dificultades para cuidarse provoca mucha morbilidad y mortalidad por neumonía.

Por todo ello, estamos en un momento en que hay que tener en cuenta la boca y considerar la periodontitis como una enfermedad sistémica. Esta afirmación va ganado peso en la evidencia científica y en los ratios de muchos de los estudios. Unos estudios con muestras grandes, con muchos factores de confusión y, por tanto, complejos en su organización. Parece que la evidencia va por ahí. Y lo decimos nosotros, los dentistas, ya que lo vemos clínicamente y lo sufrimos cada día. Asimismo, muchos otros expertos de otras disciplinas médicas lo aceptan. En definitiva, claramente hay que considerar este aspecto y hay que trabajar en la interdisciplinariedad.

La periodontitis hay que considerarla como una enfermedad sistémica

¿Qué vistas de futuro tiene esta multidisciplinariedad?
Yo creo que a nivel público, en los centros de atención primaria, el médico debería considerar al dentista como a uno más. En las consultas sobre azúcar o hipertensión, habría que derivar al paciente al odontólogo para que valore el estado de sus encías y, en general, su salud oral.

Además la clínica dental, por la que pasan muchísimos pacientes y a veces más que por los centros de atención primaria, debe servir como un lugar de diagnóstico precoz de hipertensión, de obesidad, de diabetes… Nosotros vemos inflamaciones características de la encía que sabemos corresponden a un paciente prediabético o diabético. También eritemas muy marcados no relacionados con la cantidad de bacterias que hay en la boca. Por ello, debemos ser un centro de atención precoz de la diabetes y, en general, compartir con la profesión médica el mensaje de una vida sana. De que una dieta grasa no es buena para el cuerpo, tampoco para la boca, y que los procesos inflamatorios no son buenos para nada.

Debemos poder ser un centro de atención precoz de la diabetes, y  compartir con la profesión médica el mensaje de una vida sana

En ese sentido debemos estar como uno más en la progresión médica. Así, trabajar más cerca del cardiólogo, endocrino, ginecólogo, neumólogo, médico de atención primaria, etc. Además, tenemos que aumentar la difusión en el conocimiento de estas nuevas evidencias que surgen. No puede ser que no haya ninguna formación para los médicos en salud oral, en periodontitis, en enfermedades de las encías, así como sobre enfermedades relacionadas con los implantes. Estos sufren procesos patogénicos muy similares a la periodontits, mucositis y perimplantitis.

Noticias complementarias