Inicio ASP Dr. González Armengol: “Se ha prevaricado contra la especialidad de urgencias en...

Dr. González Armengol: “Se ha prevaricado contra la especialidad de urgencias en este país y podemos demostrarlo”

especialidad-urgencias

..Juan Pablo Ramírez.
La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) celebró la semana pasada su congreso anual. El presidente y el vicepresidente de la sociedad, los doctores Juan González Armengol y Manuel José Vázquez, han reivindicado la especialidad. En esta entrevista, ambos insisten en que iniciarán los trámites para acudir a los tribunales. “Se ha prevaricado contra la especialidad de urgencias en este país y podemos demostrarlo”, advierten.

En la inauguración del congreso nacional, advertían de que estaban dispuestos a llegar a los tribunales para lograr la aprobación de los tribunales, ¿han perdido la confianza en el Ministerio de Sanidad?
Dr. J.G.A.: No exactamente. Nos ha enviado un mensaje la ex ministra Carmen Montón, que estaba invitada a la mesa de MUEjeres. Finalmente no ha podido venir pero nos ha enviado un vídeo en el que nos muestra su apoyo en la especialidad. No es que hayamos perdido la confianza. Es un problema de indignación porque quien tiene la potestad administrativa y la obligación de ejercerla no la ejerce con arreglo a la legislación vigente y a todo el entorno administrativo y jurídico que le obliga a regular algo que no está regulado. Coincide además que es la segunda prestación por importancia del sistema sanitario español. Eso es bastante lamentable.

Hay un consenso político absoluto alrededor de la especialidad de urgencias

El PSOE lideró, en la etapa de la actual ministra Carcedo como portavoz del Senado, una moción en apoyo de la especialidad que recibió el respaldo de todos los grupos y la abstención de Podemos. En el Congreso hizo una transaccional con el PP que fue quien presentó la moción. Estamos hablando de fechas recientes. Muchos consejeros de Sanidad como Francisco Bustos en Asturias, Jesús Sanz en Castilla-La Mancha, Carmen Montón en Valencia y Vergeles en Extremadura, entre otros, también lo han apoyado. Hay un consenso político absoluto alrededor de esta solicitud.

Además, estamos sometidos a la regulación europea. Hay una directiva de cualificaciones profesionales de 2005 que es clara. Ahora sale la resolución de la Organización Mundial de la Salud. No tienen excusa. No queremos depender de un coleguita porque eso se llama arbitrariedad, si no algo más grave. Esto no va de fe ni de confianza, sino de responsabilidad. Avisamos de que no vamos a esperar a que la especialidad caiga del cielo. El círculo está cerrado, no hay salida y es un derecho de la población. No lo digo yo, lo dice la OMS y estamos hablando de muertos y de secuelas graves.

Avisamos de que no vamos a esperar a que la especialidad caiga del cielo. Es un derecho de la población, lo dice la OMS

¿Qué medidas van a adoptar?
Dr. J.G.A.: Cada vez que nos llegue un caso que tiene que ver con déficit de formación de profesionales en un servicio de urgencias, hacemos responsable al Ministerio de Sanidad. Esta mañana la propia alcaldesa nos admitía que no entendían nada. Nos pondremos a disposición de la persona afectada para proteger a la población. Se nos juzga en los tribunales como si fuéramos especialistas. Y una cosa muchísimo más grave hay personas vinculadas a determinados a determinados grupos que están en contra de la especialidad que no tienen ningún pudor en atacar exigiendo esas competencias en los tribunales.

¿Cómo les afecta esta situación profesionalmente?
Dr. M.J.V.: Llevamos muchos años negociando y esperando el desarrollo de una especialidad reglada como existe en toda Europa. Queda España. Portugal, que ya está en trámites, y Chipre. Pensamos que la sociedad va a un servicio de urgencias cree que el que le atiende es un especialista de urgencias. Quizás debemos informar a la población de que no tenemos una formación reglada en España como en el resto de Europa. Deberíamos estar reacreditados todos según establece la normativa de 2016. La realidad es que yo que llevo 20 años trabajando en urgencias como muchos compañeros míos, me voy a otro país europeo no puedo trabajar porque no tengo la titulación.

Dr. J.G.A.: Y eso es ilegal. En Europa se decidió que varias directivas sectoriales se aglutinaran en una sola. Se buscaba unidad de formación en la profesiones sanitarias. Se consiguió un altísimo grado de consenso. La directiva se aprobó en 2005 y se actualizó en 2013. Incide el texto en aspectos fundamentales como la seguridad de los pacientes, la equidad, la movilidad profesional, la tarjeta y la recertificación. Partimos de la base de que no tenemos una certificación previa.

La voluntad del partido del Gobierno, que va a seguir gobernando, era totalmente contraria a la actual. Así lo ha manifestado en las propias federaciones.

Eso es antijurídico e ilegal. Creemos profundamente en la política pero se tiene que ejercer. Cuando se regula, estamos todos sometidos y obligados a cumplir. Esto es lo que no está cumpliendo el Ejecutivo. Y es que además la voluntad del partido del Gobierno, que va a seguir gobernando, era totalmente la contraria. Así lo ha manifestado en las propias federaciones. Y lo que no puede ser que porque venga una familia concreta, influida por determinadas personas, que tenga más fuerza que la propia democracia. Es una injusticia social. Está generando desigualdades hacia los profesionales y hacia los ciudadanos.

¿Cuándo dice familias concretas, a quién se refiere?
Dr. J.G.A.: Ahora se ha aprobado un plan de atención primaria. Nosotros no hemos intervenido. De hecho, es una réplica del Programa AP21. Se dejaron dos apartados muy importantes. Uno es de la accesibilidad de la población al primer nivel asistencial. Y otra es la atención continuada. No se ha hablado de urgencias y emergencias, con lo cual no tenían ninguna legitimidad.

Se escucha dentro del Ministerio a personas que no tienen ninguna legitimidad para opinar, ni para influir o decidir. Que se opine lo podemos entender pero que desde la administración se escuche a quien no tiene ninguna legitimidad es lamentable y muy preocupante. No vivimos en ninguna dictadura y esto es sectario. No voy a decir nombres, pero se ha prevaricado en este país y podemos demostrarlo. Esperemos que no vuelva a ocurrir. Hasta ahora hemos ido a la vía contenciosa, pero se ha prevaricado. Prevaricar significa que si perteneces a un órgano colegial y tienes intereses de parte en un tema y opinas y encima se hacen manifestaciones públicas se está prevaricando. Estamos sometidos a las leyes de la Administración que cada vez son más rigurosas. Que tengan cuidado porque ya no lo vamos a dejar pasar. Estamos hartos de sectarios y de políticos que escuchan a sectarios.

Que se opine lo podemos entender pero que desde la administración se escuche a quien no tiene ninguna legitimidad es lamentable y muy preocupante

¿Qué medidas van a adoptar?
Dr. J.G.A.: Hace ya más de dos meses, hicimos un comunicado en el que decíamos que abríamos el camino de las movilizaciones. A nosotros nos llega mucho feedback de nuestros asociados y tenemos una gran capacidad de movilización. Nos dicen que están hartos, lo mismo que estamos diciendo nosotros. No vamos a seguir esperando a un ministro al que le caigamos bien. La democracia no va de esto y nosotros adoptamos una decisión democrática.

Anunciamos entonces que seguiríamos el carril para conseguir lo que es legítimo porque es un derecho de la ciudadanía que favorece la justicia social. Si sigue esto así se nos va a ir de las manos y los servicios van a estallar. Ahora ocurre algo más grave. No tenemos gente porque se capan vocaciones para que no se dediquen a urgencias. Entiendo que se induzca la dedicación a especialidades que son la base de esta especialidad. El Dr. Vázquez hizo familia, yo interna… Se parte de especialidades previas. Pero ahora se están capando vocaciones de forma expresa.

No tenemos gente porque se capan vocaciones para que no se dediquen a urgencias

¿Qué plazos están manejando para acudir a los tribunales?
Dr. J.G.A.: Estamos esperando que se constituya un Gobierno y un Ministerio de Sanidad y volveremos a hablar con ellos. En la última reunión nos plantearon que estaban estudiando regular lo que ya estaba regulado y así se lo dijimos al secretario general. Ya está regulada la formación postgrado. Lo que falta por poner en marcha son los diplomas de acreditación avanzada. El Consejo Interterritorial nos dijo que urgencias no era un área de capacitación específica. Estaríamos hablando de una especialización de ocho años que vulnera legislación económica. Falta por regular superespecialistas como en otros países. Es lo que tiene que hacer el Ministerio.

Si el real decreto va en ese sentido nos parece que llegando tarde es necesaria, pero que, por favor, no insulte la inteligencia de todos nosotros que una especialidad generalista como urgencias es una superespecialidad. Eso es una tomadura de pelo, un insulto y un fraude de ley. Otro aspecto que tienen que regular es el real decreto de recertificación profesional porque lo dice la directiva. Nosotros estaremos obligados a recertificarnos pero necesitaremos una certificación previa. Tenemos hecho un programas de competencias y un programa de la especialidad a partir de Bolonia.

Nosotros estaremos obligados a recertificarnos pero necesitaremos una certificación previa

Si ahora se constituyera la Comisión Nacional de la Especialidad tendría el trabajo hecho. Lo único que tendría que hacer es un mapa de acreditación de unidades docentes. Pero incluso ahí los trabajos están avanzados. Incluso hemos elaborado un proyecto de real decreto que algunos nos agradecieron y otros nos echaron en cara. Lo tiene todos los consejeros. Lo único que nos falta poner es la partida presupuestaria de 800.000 euros que valdría la homologación de profesionales y los programas de formación de nuevos residentes. Estamos hablando de una cantidad ridícula porque aunque cueste eso de entrada, la realidad es que con las costas de los diplomas van a tener lo comido por lo servido. El coste es cero.

Dr. M.J.V.: Si no tengo ninguna titulación, no puedo reacreditarme. Somos fuera de la ley. No tengo una titulación para trabajar en un servicio de urgencias con las competencias que me exige el ciudadano. Tengo que tener esa titulación. Tanto el Ministerio como presidencia del Gobierno nos dieron las gracias. Pero insisto en que para opinar de fontanería no puedo ser cocinero. Respetamos la opinión de todos pero que se dediquen a lo suyo.

Si ahora se constituyera la Comisión Nacional de la Especialidad tendría el trabajo hecho

Hablaban de que se están capando vocaciones, ¿qué necesidad de especialistas de urgencias hay en la actualidad?
Dr. J.G.A.: No solamente reclamamos la especialidad. Los servicios de urgencias no están regulados. Hay un real decreto que regula la estructura de servicios y unidades de manera formal. El anexo que corresponde a los servicios de urgencias hospitalarios es el 68. ¿Qué ocurre si no está regulado? Se produce heterogeneidad. Esto provoca dispersión, variabilidad clínica, resultados distintos y en definitiva, malas praxis por una falta de regulación. La ley española es muy densa y garantista. La potestad de crear una especialidad corresponde al Gobierno y el Ministerio de Educación debería hablar más.

Otra cuestión es la elaboración de programa de especialidad, de potencial de acreditación de los servicios, tiempos de permanencia, número de profesionales por distintas secciones, registro de los programas de los códigos de activación… Hay patologías que son interdisciplinarias. A algunos les vendría bien viajar un poco más. España es un país con mucha dispersión geográfica. Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, Andalucía… El trabajo de los servicios de emergencias donde no hay especialistas es fundamental. Su labor en más de dos tercios de los hospitales públicos de este país, que son los hospitales comarcales es fundamental. Es la historia al revés. Todo lo que estamos diciendo ahora, lo tendría que haber dicho la Administración hace tiempo.

Dr. M.J. V.: Cuanto más nos desplazamos de las grandes capitales, más se puede comprender con facilidad la labor de ese profesional competente en patologías tiempo-dependientes. En hospitales comarcales, no podemos tener 20 especialidades, y funcionan gracias al servicio de urgencias. Si una persona sufre un infarto de miocardio, un ictus o un accidente de tráfico en plena Castilla y León, el profesional de la UVI móvil es un perfecto conocedor de la hora de oro en estas patologías. Se lo sabe de memoria.

Todas las especialidades que hay en España y que han nutrido urgencias, ninguna de ellas en su curriculum formativo llega a un 35%

El problema que condiciona la supervivencia es el aquí y ahora. No podemos jugar a la ruleta rusa. Estamos jugando con la morbimortalidad de nuestros pacientes si no tenemos profesionales competentes. Lo hemos mantenido gracias a la autoformación de la gente. Es una apuesta de futuro. Todas las especialidades que hay en España y que han nutrido urgencias, ninguna de ellas en su curriculum formativo llega a un 35% de lo que exige la formación europea de un médico de urgencias. Esto lo tenemos demostrado.

Dr. J.F.A.: Fue un anexo que enviamos cuando recurrimos el real decreto de troncalidad y luego se convirtió en un artículo. Tenemos un estudio comparativo de las competencias ligadas a las cinco especialidades posibles: anestesia, familia, medicina interna, medicina intensiva y urgencias. Lo tenemos demostrado. Si a alguien se le ocurre la superespecialización vía ACE, estamos hablando de un mínimo de tres años y las áreas de capacitación específica no debería constar lógicamente de uno o dos años. Estamos hablando entonces de una especialidad generalista. Podemos demostrar de forma científica que el coste de un área de capacitación es el triple que formar a una especialista vía especialidad primaria. Si vamos al juzgado, iremos con esa pericial y con gente muy competente que lo defenderá muy bien. La situación actual contraviene de la propia legislación económica de este país.

Pero nos gustaría no hablar de esto sino de las 200 actividades que se están haciendo en este congreso

Pero nos gustaría no hablar de esto sino de las 200 actividades que se están haciendo en este congreso. A pesar de eso, estamos en positivo y seguimos creciendo. Aportaría mucho más a la población. Está todo regulado, por favor, que lo hagan ya. Hemos hecho un planteamiento prosistema. Asumimos que la atención se da por la mañana, por la tarde, por la noche y los 120 festivos. Si encima se limita la cobertura horaria de la atención programada en el sector hospitalario y atención primaria, la población busca recursos. Nosotros no estamos alentando a que la población malutilice el sistema.

El estudio del Defensor del Pueblo habla de pacientes vulnerables y la necesidad de cobertura y de atención que tiene. Nosotros hacemos una propuesta prosistema para garantizar la equidad y la atención a las poblaciones más frágiles. Lo dice la OMS, disminuimos desigualdades sociales, contribuimos a la justicia social, a la equidad…

Dr.M.J.V.: El informe del Defensor del Pueblo se llama Derechos y garantías de los pacientes. En el punto 13 pide que se ponga en marcha un programa de especialización en medicina y enfermería de urgencias. La OMS posteriormente lo ratifica. Pero es que vamos más allá. Nos acusan de ‘titulitis’. En estos momentos los profesionales en los servicios de urgencias y emergencias tienen títulos para llenar una pared. No estamos pensando en eso, sino en cómo queremos que sean los servicios de urgencias y emergencias dentro de 20 años. Queremos que estén atendidos por profesionales competentes perfectamente formados por una formación reglada y estructurada y que sean una garantía de equidad, calidad y asistencia en los pacientes.

Dr. J.G.A.: Estamos dispuestos a sentarnos a hablar de sitios de difícil cobertura. Es una pieza del sistema importante.

Noticias complementarias: