Inicio ASP Luis de Palacio (FEFE): La falta de acceso puede convertirse en un...

Luis de Palacio (FEFE): La falta de acceso puede convertirse en un problema de salud pública

falta-de-acceso

..Elena Santa María.
..Cristina Cebrián. (fotografía y vídeo)

La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles se ha mostrado en contra de la implantación de una subasta de medicamentos. Su presidente, Luis de Palacio, ha advertido en una entrevista para iSanidad, del impacto perjudicial que ha tenido en Andalucía. Así como de las consecuencias que podría tener para el actual modelo de farmacia.

Tenemos la experiencia de las subastas de medicamentos en Andalucía. ¿Qué impacto pueden tener a nivel nacional?
A nivel nacional puede tener un impacto perjudicial para el acceso al medicamento en general. Lo hemos visto en Andalucía, y el entorno y la circunstancia no solo sigue igual sino que ha ido a peor.

Cuando nombraron a María Jesús Montero ministra de Hacienda, ¿temían que esto ya pudiera pasar?
Teníamos una ligera sospecha de que pudiera pasar. Esperamos que como las subastas se usaron a nivel de confrontación ideológica, en la medida en que se ganasen las elecciones unos u otros, se bajase el nivel de confrontación y no fuera necesario ejecutar esas banderas. En el resto de territorios que tiene gobiernos del mismo color no lo han visto necesario o incluso han visto las partes malas de ejecutar subastas.

Luis-de-PalacioEn el resto de territorios que tiene gobiernos del mismo color no lo han visto necesario o incluso han visto las partes malas de ejecutar subastas

¿Qué consecuencias puede tener esto para el modelo de farmacia?
Para el modelo de farmacia es perjudicial porque están intentando intervenir aún más nuestra actividad. En la parte en la que nosotros tenemos tratos con proveedores. Y además en un mecanismo que tiende a reducir el número de proveedores entre los adjudicatarios y los no adjudicatarios de una subasta. Al final esos que no ganan subasta suelen salir de los mercados o desinvertir. Por tanto, te quedas sin esas alternativas.

¿En cuanto a los pacientes?
En cuanto a los pacientes más de lo mismo. Los pacientes que sean atendidos bajo modelos de subasta dependerán de que esa subasta esté bien abastecida. Y por lo tanto, todos van a tener la misma medicación de los mismos laboratorios adjudicatarios. O subastas que están mal abastecidas, que dan más de un 40% de desabastecimiento. Con lo que he dicho de la disminución de las herramientas que tenemos para sustituir o variar, podemos tener un problema de acceso al medicamento. Nuestro entorno ahora es malo. Un entorno de desabastecimientos globalizados donde incide el precio. Y estas son medidas que también inciden en el precio, en el negocio de los fabricantes y el nuestro. E inciden a la baja. Así que no nos gusta, evidentemente.

Los pacientes que sean atendidos bajo modelos de subasta dependerán de que esa subasta esté bien abastecida

Esta forma de acceso, ¿se podría traducir en un problema de adherencia o de falta de cumplimiento terapéutico?
En cuanto que falta el acceso, lo que tienes es un problema de adherencia, de cumplimiento y de salud pública. Si te faltan los medicamentos, como las lipasas pancreáticas, que han estado muy en falta, creas un problema de salud pública. Dentro de las propuestas de los partidos que han ganado elecciones estaba el tema de revisar los copagos porque suponía una limitación al acceso. Es verdad que puede llegar a suceder en determinados casos. Si el copago era grave, más grave es la falta de acceso por desabastecimiento, que esa ya le afecta a todo el mundo.

Luis-de-PalacioLa preocupación del gobierno cuando toma este tipo de medidas es la sostenibilidad del sistema sanitario. ¿Qué aporta la oficina de farmacia para el mantenimiento del sistema?
La oficina de farmacia aporta una cosa que se reconoce de boquilla pero no en la realidad. Y es que cohesiona mucho la sociedad independientemente del medio rural o urbano. Somos el lugar sanitario más capilar que hay en España. Cohesionamos, somos los responsables de que los medicamentos estén al alcance de los pacientes al mismo precio y coste independientemente de su lugar. Además, peculiarmente somos los únicos que realizamos turnos de guardias obligatorias al servicio de la población. Y ni siquiera se nos remunera, históricamente. Seguimos pensando que no se nos ha reconocido.

Noticias complementarias: