Inicio ASP La inflamación podría ser la causa del desarrollo de una enfermedad hepática...

La inflamación podría ser la causa del desarrollo de una enfermedad hepática en pacientes con IMID

desarrollo-enfermedad-hepática

..Redacción.
Los pacientes con enfermedades inflamatorias inmunomediadas (IMID) tienen el doble de probabilidad de padecer enfermedad hepática, según han demostrado varios estudios. Por este motivo, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha puesto en marcha una investigación para estudiar la relación entre estos dos tipos de enfermedades. Las IMID afectan a 2,5 millones de personas en España. Y a pesar de que existe una asociación con la obesidad y la diabetes, conocidos factores de riesgo de las enfermedades hepáticas, se ha visto que la prevalencia aumentada es independiente a estos factores. Por ello se estudian otros factores como la inflamación como posible causa del desarrollo de una enfermedad hepática.

Los pacientes con enfermedades inflamatorias inmunomediadas (IMID) tienen el doble de probabilidad de padecer enfermedad hepática

Esta afectación hepática se puede dar a distintos niveles. La más común es la esteatosis (hígado graso). Un segundo nivel es la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA). Su diagnóstico requiere la coordinación entre diferentes especialidades. “Signos como la diabetes, malos hábitos alimenticios, o pruebas analíticas que revelen una alteración, son fundamentales para poder derivar al especialista. Actualmente, somos capaces de diagnosticar a los pacientes en riesgo de padecer una enfermedad avanzada secundaria a EHNA con una ecografía y un Fibroscán, aunque en muchos casos sigue siendo precisa una biopsia confirmatoria”, comenta la Dra. María Teresa Arias Loste, especialista en aparato digestivo y miembro de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD).

Los factores que predisponen a padecer EHNA son los hábitos de vida inadecuados como el sedentarismo, el abandono en nuestro medio de la dieta “mediterránea” o el consumo de productos ultra procesados, entre otros. Por ello, la recomendación es siempre el fomento de hábitos de vida saludables, como seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico, dado que no existen pautas de tratamiento farmacológico específico para estos pacientes.

Los factores que predisponen a padecer EHNA son los hábitos de vida inadecuados

En pacientes con hígado graso sin inflamación el objetivo que se suele recomendar es la reducción de peso en un 5% del peso corporal total y en el caso de los pacientes que además presenten inflamación (EHNA), la recomendación es una bajada de un 10% del peso”, apunta la Dra. Arias Loste.

Por último, uno de cada cinco pacientes con esteatohepatitis no alcohólica presenta una cirrosis secundaria a EHNA. Esta afectación está caracterizada por la presencia de fibrosis. Lo que supone a su vez un riesgo incrementado de padecer cáncer hepático.

Noticias complementarias: