Inicio ASP Acuerdo PSOE-Podemos: la sanidad privada no es el problema del SNS

Acuerdo PSOE-Podemos: la sanidad privada no es el problema del SNS

sanidad-privada-SNS

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad.
La renuncia de Pablo Iglesias a ser vicepresidente del Gobierno ha reactivado unas negociaciones que parecían abocadas al fracaso. Esta semana España volverá a tener Gobierno. PSOE y Podemos dedicaron la jornada del domingo a configurar un programa de legislatura. El camino está ya hecho. Ambos partidos trabajarán sobre el pacto presupuestario que firmaron en octubre del año pasado. Aquellos presupuestos no salieron adelante y abocaron al país a unas nuevas elecciones. Hoy serán la base del nuevo Ejecutivo. Aquel acuerdo rechazado en el Parlamento dejó preocupada a la sanidad privada cuya visión del SNS está muy alejada de la que plasmaron socialistas y podemitas.

Es más que posible, por tanto, que en el documento de gobierno nos encontremos con un punto contra la privatización del sistema sanitario público. Hablar de privatización es erróneo, sino una falsedad. Por supuesto que se pueden buscar nuevas fórmulas de colaboración público-privada, pero atacar de esta manera a un sector que emplea a 265.000 personas, la mayoría de alta cualificación, y que supone casi un 4% del PIB es un riesgo innecesario para nuestra economía y nuestro sistema sanitario.

Aquel acuerdo rechazado en el Parlamento dejó preocupada a la sanidad privada cuya visión del SNS está muy alejada de la que plasmaron socialistas y podemitas

Carece de sentido, especialmente en el contexto actual. Por desgracia, más de 584.000 españoles se encuentran hoy en lista de espera quirúrgica. Probablemente sin la aportación de la sanidad privada la cifra sería aún más abultada. El impacto que tiene en la salud de las personas la demora es demasiado importante como para andar jugando con el debate de la privatización. Utilicemos todos los medios a nuestro alcance.

El sistema sanitario se enfrenta hoy a demasiados retos. Es difícil abordarlos con una lista de espera quirúrgica colapsada o con médicos que tienen que ver a más de 40 pacientes en una mañana. Los 11 millones de seguros privados suponen hoy un alivio para el sistema. Si eliminamos las mutualidades nuestro sistema sanitario entraría en una situación crítica. Pero es que además es competencia de las comunidades autónomas prestar la asistencia sanitaria y, por tanto, de establecer con la sanidad privada los acuerdos que consideren necesarios para sus ciudadanos. ¿O es que tienen el PSOE y Podemos intención de establecer políticas recentralizadoras en sanidad?

Enlaces de interés: